Publicidad
Publicidad

Nuevas cadenas de TV en México, ¿y los televidentes qué?

Primero necesitarán acceso a la televisión digital y después podrían tener mejores contenidos; analistas prevén una mayor oferta de productores independientes e internacionales.
De los 31 millones de hogares en México, 15.3 millones (49.2%) depende de la televisión abierta análoga. (Foto: Getty Images)
television

La entrada de Grupo Radio Centro (dueño de estaciones de radio Alfa, Universal y La Z), y a Cadena Tres (propietario del canal 28 y medios como el periódico Excélsior y Excélsior TV) para ofrecer servicio de TV abierta significaría una mayor competencia para Televisa y TV Azteca. 

Actualmente, la televisora de San Ángel aglutina 56% de las concesiones de televisión abierta y el 68% de la inversión publicitaria de los anunciantes, mientras que la empresa del Ajusco tiene 39% de las concesiones y 31% de los ingresos por publicidad. El resto está en manos de cadenas más pequeñas, de acuerdo con datos de Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

¿ Pero qué significa la entrada de estas nuevas dos cadenas para el consumidor ? ¿Qué pasa si el televidente no tiene una televisión digital? ¿Habrá mayor oferta de contenidos? Los especialistas responden.

Publicidad

¿Quiénes podrán recibir la señal?

Las señales de Cadena Tres y Grupo Radio Centro serán digitales, por lo que los televisores analógicos no podrán captar ni reproducir directamente las señales de la nueva televisión digital terrestre (TDT) .

A partir del 1 de enero de 2016, para poder recibir la señal de televisión abierta, los usuarios deberán contar con un televisor digital o un decodificador de señal. De los 31 millones de hogares en México, 15.3 millones (49.2%) dependen de la televisión abierta análoga, de acuerdo con datos oficiales y del Latin American Multichannel Advertising Council (LAMAC).

Publicidad

Para apoyar a familias de pocos recursos, desde 2013, el Gobierno federal ha comenzado con la migración hacia el nuevo estándar con la entrega de antenas y decodificadores, pero en 2014 se definió que sólo se entregarían televisores.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) tiene previsto entregar 13.8 millones de televisores digitales en todo el país. Los beneficiarios han recibido desde 2014 un equipo de 22 pulgadas. Eso significa que casi 2 millones de hogares tendrán que migrar en solitario a esta tecnología.

¿Cuánto cuesta migrar?

Publicidad

Datos de la SCT, con base en un análisis elaborado por Profeco, indican que el costo promedio de un televisor de 22 pulgadas era de 3,741 pesos en 2013 o de 6,000 pesos para el de 32 pulgadas. El decodificador más económico rondaba los 600 pesos y la antena más barata otros 200 pesos.

¿Habrá más contenidos?

Publicidad

El tránsito a la TDT permitirá recibir señales de televisión con mayor calidad de imagen y sonido, así como transmitir varios programas de televisión simultáneamente en el mismo canal (lo que se conoce como multiprogramación), ampliando las posibilidades de acceso a contenido para los televidentes.

“Eso significa que habrá canal 3.1, 3.2, 3.3 o 3.4”, ejemplificó Jorge Fernando Negrete, director de Mediatelecom Policy & Law.

Las empresas no están obligadas a usar el espectro disponible para poner más contenidos, incluso podrían replicar el contenido del canal principal en sus canales. Sin embargo, se prevé que sí usen ese espectro, que lo renten a productores independientes o para ofrecer contenidos de productoras internacionales.

Publicidad

"No usarlas representaría capacidad instalada ociosa, mientras aprovecharlas podría generarles ingresos por anunciantes", dijo Ramiro Tovar, especialista en competencia del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

¿Habrá contenidos de mayor calidad?

Tener un mayor número de contenidos, no necesariamente significa mayor calidad, aclaró Fernando Negrete, de Mediatelecom.

Publicidad

Se contempla que las empresas comiencen sus transmisiones a finales de 2015 o principios de 2016 con contenidos comprados a productores internacionales, mientras desarrollan contenido propio, explicó Ernesto Piedras, director general de la consultora The CIU.

“Para ganar mercado, las nuevas empresas tendrán que tener una oferta diferente a la de Televisa y TV Azteca. No digo que tengan que ser contenidos culturales, pero sí diferentes como series o contenido de la BBC. Al inicio de transmisiones lo más viable sería comprar contenido de productores internacionales como series, mientras ellos comienzan con producciones propias”.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad