Publicidad
Publicidad

EU e Israel: los países desarrollados más desiguales

El 10% de los estadounidenses más ricos ganan 16 veces el ingreso del 10% más pobre, según la OCDE; la desigualdad en Israel obedece, en parte, al bajo gasto en programas sociales
El sector más empobrecido del país siguió registrando una contracción de sus ingresos. (Foto: Getty Images)
pobreza

Estados Unidos e Israel tienen la peor desigualdad en el mundo desarrollado, de acuerdo con un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El organismo entidad encontró que la brecha entre ricos y pobres se encuentra en niveles récord en la mayoría de sus 34 países miembros. Pero Estados Unidos e Israel se destacaron del resto.

En Estados Unidos, el 10% más rico de la población gana 16.5 veces el ingreso del 10% más pobre.  En Israel, el 10% más rico gana 15 veces el ingreso de los más pobres. Eso se compara con la tasa promedio de 9.6 veces en toda la OCDE.

La brecha de ingresos ha ido creciendo de forma constante en las últimas décadas. En la década de 1980, los ricos ganaban cerca de 7 veces más que los pobres.

El informe también revela que la desigualdad de la riqueza es aún más extrema que la desigualdad de ingresos.

Publicidad

Los datos de 2012 muestran que entre los 18 países miembros, el 10% superior de los hogares controlaban la mitad de toda la riqueza, mientras que el 40% poseía sólo el 3%.

Considerando el 5% superior, Estados Unidos tiene la brecha de riqueza más amplia. Estos hogares poseen casi 91 veces la riqueza del promedio.

Tanto Estados Unidos como Israel han registrado un crecimiento más veloz de la desigualdad en parte debido al relativamente bajo gasto en programas sociales y beneficios, dijo Mark Pearson, el autor del informe de 330 páginas. Otros países, como Francia, redistribuyen mejor la riqueza mediante impuestos y beneficios, dijo.

Otro factor que contribuye a la desigualdad en Estados Unidos es una gran brecha de habilidades en la fuerza laboral. Eso significa que la gente altamente calificada puede obtener salarios significativamente mayores que los de los trabajadores poco calificados.

Publicidad

Por ejemplo, los médicos asentados en Estados Unidos pueden ganar mucho más dinero de lo que ganarían en Reino Unido y Alemania. Y los trabajadores menos calificados en Estados Unidos tienden a tener ingresos más bajos que lo que tendrían en otros países, dijo Pearson.

Israel también tiene problemas para alentar a las mujeres a incorporarse al mercado laboral, lo cual puede impedir que las familias pobres salgan adelante, dijo Pearson.

“Hay un camino (largo) que recorrer en Israel para elevar las tasas de empleo femenino”, dijo, y señaló que los factores religiosos y culturales han mantenido a muchas mujeres en el hogar.

El informe muestra que tener una fuerte participación femenina en la fuerza laboral, y diferencias salariales menores entre los géneros puede ayudar a hacer que un país sea más igualitario.

Publicidad

“Más mujeres en el trabajo realmente parecen tener un efecto sobre la desigualdad. Eso reduce la desigualdad”, dijo Pearson.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad