Publicidad
Publicidad

Grecia dice que quiere pagar, pero necesita ayuda urgente

Autoridades de Atenas urgen un acuerdo con la eurozona ante la falta de liquidez; Grecia debe pagar cuatro préstamos por un total de 1,600 millones de euros al FMI.
Atenas tiene el dinero para pagar los salarios mensuales y las pensiones esta semana. (Foto: Reuters )
grecia europa

Grecia tiene la intención de cumplir con sus obligaciones de deuda, pero necesita urgentemente de ayuda para poder hacerlo, dijo este lunes este Gobierno, después de que varios funcionarios insistieron en que Atenas no tiene dinero para cumplir con un pago que vence la próxima semana.

Sin acceso a los mercados de bonos y con el dinero del rescate financiero bloqueado, Grecia se está quedando sin efectivo para cumplir con sus compromisos.

El país debe pagar cuatro préstamos por un total de 1,600 millones de euros al Fondo Monetario Internacional el próximo mes, comenzando con 300 millones de euros el 5 de junio que es visto como el próximo punto crucial para las arcas del Gobierno.

Atenas tiene el dinero para pagar los salarios mensuales y las pensiones esta semana, dijo el portavoz Gabriel Sakellaridis. Pero fue menos directo cuando se le preguntó sobre el pago del 5 de junio, reiterando que la posición oficial del Gobierno es que tiene la responsabilidad de pagar todas sus obligaciones.

Publicidad

"Basándonos en los problemas de liquidez que tenemos, existe la necesidad imperiosa de que nosotros y la zona euro alcancemos un acuerdo tan pronto como sea posible", dijo en rueda de prensa.

"Hasta el punto en que podamos cumplir nuestras obligaciones de pago, cumpliremos nuestras obligaciones de pago. Es la responsabilidad del Gobierno estar en posición de atender todas esas obligaciones", afirmó.

El funcionario también expresó optimismo de que se alcanzaría un acuerdo para liberar fondos del rescate a inicios de junio, pero reconoció que aún se tenían que alcanzar pactos con la UE y el FMI respecto a la subida del IVA, las reformas de las pensiones y del mercado laboral, además del objetivo de un menor superávit primario.

Publicidad

La visión del funcionario del FMI

El economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, dijo en una entrevista publicada el lunes por el diario financiero francés Les Echos que las propuestas presupuestarias de Grecia son insuficientes para generar un superávit este año.

Grecia debía tener un superávit presupuestario del 3% en 2015, pero eso parece poco realista ahora, dijo Blanchard.

Publicidad

Reducir el objetivo de superávit llevaría a nuevas necesidades financieras, para las que Atenas volvería a necesitar la ayuda europea. Eso podría funcionar sólo si, a cambio, Grecia presenta un programa coherente, dijo.

"Considerando que las más recientes estimaciones mencionan un sustancial déficit de presupuesto, necesitamos medidas creíbles para transformar esto en un superávit y mantener este superávit en el futuro", dijo Blanchard al diario durante una reunión de miembros de bancos centrales en Sintra, Portugal.

"Lo que es obvio es que el sistema de pensiones griego suele ser demasiado generoso y que aún hay demasiados empleados públicos", agregó.

No aceptar recortes sobre los salarios y las pensiones ha sido una de las denominadas "líneas rojas" del Gobierno en más de cuatro meses de negociaciones desde que asumió el poder en enero.

Publicidad

Un creciente número de altos funcionarios del Gobierno, con el ministro del Interior entre ellos, han dicho abiertamente que Atenas no tiene los medios para pagarle al FMI y que priorizaría cumplir con los empleados públicos y pensionados.

"No tenemos el dinero. No pagaremos. Así de simple", aseguró el lunes el viceministro de Relaciones Exteriores Nikos Chountis, quien ocupa la cartera de asuntos europeos, a la televisión griega.

Funcionarios griegos han amenazado con frecuencia sobre una moratoria en las últimas semanas, argumentando que el país no tiene efectivo, lo que sus pares de la zona euro han descartado como una táctica dentro de las negociaciones para aumentar la presión sobre los acreedores para desembolsar dinero.

Sakellaridis también expresó optimismo de que se alcanzaría un acuerdo a inicios de junio pero reconoció que aún se tenían que alcanzar pactos con la UE y el FMI respecto a la subida del IVA, las reformas de las pensiones y del mercado laboral, además del objetivo de un menor superávit primario.

Publicidad

No aceptar recortes sobre los salarios y las pensiones ha sido una de las denominadas "líneas rojas" del Gobierno en más de cuatro meses de negociaciones desde que asumió el poder en enero. 

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad