Publicidad
Publicidad

Los días en que China tenía una moneda devaluada terminaron

El FMI destacó la apreciación del yuan, por lo que estima una flotación libre en tres años; el también llamado renminbi se ha apreciado un 0.5% frente al dólar estadounidense en el último año.
El agresivo estímulo de la Fed dirigió flujos de dinero barato hacia los emergentes en busca de una mayor rentabilidad. (Foto: Getty Images)
YUAN

Por años China ha sido criticada por impedir que su moneda se fortaleciera demasiado frente al dólar. Pero esos días acaso han terminado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha declarado que el yuan "ya no está devaluado."

"La apreciación en el último año ha llevado el tipo de cambio a un nivel en el que ya no está devaluado", según un comunicado del FMI.

El yuan chino, también llamado renminbi, se ha apreciado un 0.5% frente al dólar estadounidense en el último año.

La declaración del FMI marca un cambio significativo, y se produce en un momento en que las autoridades de Beijing siguen promoviendo el yuan como moneda de reserva mundial para los bancos centrales ; una alternativa al dólar.

Publicidad

China ha mantenido históricamente un estricto control sobre su moneda, y en el transcurso del tiempo esos tipos de cambio favorables han ayudado a impulsar las exportaciones y la manufactura. Sin embargo, el país continúa atrayendo la ira del Gobierno de Estados Unidos por mantener su divisa artificialmente baja.

El gigante asiático sigue fijando su tipo de cambio diario, lo que permite que el yuan fluctúe en un rango fijo. Pero Beijing ha comenzado a aflojar su control; el año pasado, el banco central duplicó ese rango u horquilla de cotización permitido para el yuan.

Aún así, el FMI instó a China, "a alcanzar un efectivo tipo de cambio flotante dentro de dos o tres años... [y] una mayor flexibilidad, con una intervención limitada para evitar condiciones desordenadas de mercado o excesiva volatilidad", según el comunicado.

En general, el FMI es bastante optimista de que China se está moviendo en la dirección correcta, a pesar de que prevé un menor crecimiento económico de 6.8% este año,  una tasa por debajo de la propia meta del Gobierno de 7%.

Publicidad

Una desaceleración gradual en el ritmo de crecimiento es “consecuencia de que la economía dejó atrás el patrón de crecimiento insostenible de la última década", dijo la entidad.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad