Publicidad
Publicidad

El oro está en su peor caída desde 1996

El metal ha bajado más de 40% desde sus máximos de 2011 y ronda de nuevo los 1,000 dólares; las causas son el dólar fuerte, la influencia de China y menores temores inflacionarios.
La economía de China se ha desacelerado en nueve de los últimos 10 trimestres ante la debilidad de la demanda externa. (Foto: Getty Images)
banco central china

Adiós a las predicciones de que el oro subiría a 2,000 dólares la onza.

El metal amarillo está en una depresión profunda. Ha bajado más de 40% desde su máximo de 2011 y ha colapsado de vuelta a los 1,000 dólares.

La caída empeora cada vez más. Su precio ha bajado durante 10 días consecutivos. Esa es la racha perdedora más larga para el metal desde septiembre de 1996.

Para poner esto en perspectiva, en 1996, los precios del petróleo se cotizaban a solo 19 dólares por barril, el novato de los Yankees Derek Jeter estaba a punto de conseguir su primer título de la Serie Mundial y los fanáticos del rap estaban de luto por la muerte de Tupac Shakur.

Publicidad

¿Por qué el oro está siendo aplastado? Todo se reduce a tres factores clave: la fortaleza del dólar estadounidense, a que China ha desacelerado sus compras de oro y la actual poca preocupación por la inflación.

1. Dólar fuerte: Un dólar fuerte perjudica a los  productos que se valoran en dólares ya que los hace más caros para los compradores extranjeros. Es un doble negativo para el oro porque se supone que el metal precioso es una cobertura contra la inflación y la devaluación de la moneda.

“El oro ha recibido un golpe en la barbilla por la fortaleza del dólar. En la última semana más o menos, fue casi como una tormenta perfecta”, dijo Bob Alderman, director de gestión de patrimonio en Gold Bullion International, un proveedor de metales preciosos.

El dólar perdió terreno contra la mayoría de las monedas el jueves, dando al oro un corto respiro. Los precios del oro avanzaron 0.2% a 1,093 dólares la onza. Pero en los próximos meses, se espera que el dólar siga subiendo.

Publicidad

2. China, Irán y Grecia: El oro se desplomó hasta en 40 dólares la onza en cuestión de minutos después de que el banco central de China dio una rara actualización sobre la cantidad de oro que tiene en reservas.

Las cifras mostraron que el mayor productor de oro del mundo ha estado acumulando reservas de oro a un ritmo más lento del que se pensaba, lo cual asustó a los inversores de oro.

El oro también se ha visto afectado por las menores tensiones en Europa y Medio Oriente. El emblemático  acuerdo nuclear de Irán con Occidente ha disminuido algunos temores sobre un conflicto en esa región volátil. Esos temores habían permitido que el oro, y más aún el petróleo, se cotizaran con una prima.

Del mismo modo, Grecia consiguió un acuerdo de último minuto con sus acreedores, el cual permitió al país devastado por la crisis permanecer en el euro. Los inversores ya no están especulando acerca de una salida de Grecia o las implicaciones a largo plazo para la unión monetaria.

Publicidad

“El nuevo plan de rescate suavizó el temor al contagio. Eso no fue algo bueno para el oro”, dijo el Alderman.

3. ¿Cuál inflación? Las preocupaciones por la inflación también se han mantenido atenuadas. Cuando el oro superó los 1,900 dólares en septiembre de 2011, algunos inversores compraron oro porque temían la impresión de que la impresión de dinero por parte de la Reserva Federal podría causar una inflación galopante.

Pero la inflación sigue sin alcanzar los objetivos de la Fed a  pesar de las tasas de interés extremadamente bajas y los años de compras masivas de bonos.

“Durante los últimos 5,000 años el oro ha sido un depósito de valor que estará allí durante un tiempo cuando hay inflación. No hay inflación ahora”, dijo George Gero, vicepresidente de futuros mundiales de RBC Capital Markets.

Publicidad

De hecho, el reciente colapso en el complejo de materias primas está reduciendo las expectativas de inflación y la inflación misma. Todo, desde el café, el azúcar, hasta los frijoles y el crudo están cayendo.

Los metales industriales como el cobre y el aluminio han renovado su caída en los últimos días a medida que el crecimiento económico global suave afecta la demanda y el exceso de oferta se profundiza. Todo eso está creando un ambiente antiinflacionario que succiona el aire del mercado del oro.

¿Podría el oro caer a menos de 1,000 dólares? La gran pregunta es qué va a pasar cuando la Reserva Federal finalmente comience a subir las tasas de interés , como señaló que hará más adelante este año. Un alza en las tasas solo fortalecerá al dólar, poniendo más presión sobre el oro.

Esa es una razón importante por la que el jefe de materias primas de Goldman Sachs, Jeffrey Currie, advirtió esta semana que el oro podría caer por debajo de los 1,000 dólares la onza por primera vez desde 2009.

Publicidad

Otros creen que el oro se va a recuperar. Gero dijo que debería tener al menos un rebote de corto plazo la próxima semana. Alderman piensa que podría soportar un dólar más fuerte, como ha hecho durante periodos en el pasado.

“Creemos firmemente que con el tiempo habrá una reversión. El oro sigue siendo el máximo depósito de valor durante los peores tiempos y un gran diversificador en los tiempos mejores”, dijo Alderman.

 

 

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad