Publicidad
Publicidad

Brasil confía en que mantendrá su calificación

La agencia calificadora S&P colocó la nota de Brasil en perspectiva negativa; el Gobierno confió en que sus iniciativas aumentarán la productividad e impulsarán la economía.
La deuda de la primera economía de América Latina podría caer a la categoría especulativa en el mediano plazo. (Foto: Reuters)
dilma rousseff petrobras

El Gobierno de Brasil confía que la agencia Standard and Poor’s (S&P) no rebajará la nota de su deuda al grado especulativo, luego de que redujera este martes la perspectiva de su evolución a largo plazo a "negativa".

"El esfuerzo fiscal es esencial para equilibrar la economía brasileña (...) y junto con iniciativas microeconómicas, aumentar la productividad del país creando condiciones para retomar el crecimiento", indicó el ministerio de Hacienda en un comunicado.

El anuncio de S&P significa que la deuda de la primera economía de América Latina podría caer a la categoría "especulativa" en el mediano plazo si su nota finalmente es rebajada del actual “BBB-“, último grado de inversión.

Publicidad

El Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff lucha para terminar de pasar por el Congreso  un fuerte reajuste para ordenar las cuentas públicas que incluye el recorte de miles de millones de dólares en el presupuesto y medidas para reducir gastos en pensiones.

La semana pasada, el gobierno redujo además su meta de ahorro fiscal para este año a 0.15% del PIB desde un anterior 1.1%, una medida que fue mal vista por los mercados que la interpretan como una señal de que el deterioro de la economía brasileña es más profundo de lo que se estimaba.

" El retorno a una trayectoria de crecimiento más sólida" podría "tomar más tiempo de lo previsto", dijo S&P, destacando que las medidas de austeridad aprobadas recientemente fueron "un giro político importante durante el segundo mandato" de Rousseff.

Publicidad

El ministro de Planificación, Nelson Barbosa, confía no obstante en que la calificadora va a "mantener la evaluación de riesgo de Brasil en una situación favorable" con las medidas que se están tomando, según un comunicado de su despacho.

Brasil recorre su quinto año de crecimiento económico magro o nulo y el gobierno espera una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) de 1,49%, según una cifra revisada la semana pasada.

Un gigante escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras  con ramificaciones políticas sacude al sistema institucional brasileño y ha minado la popularidad de Rousseff, desplomada en 7.7%.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad