Publicidad
Publicidad

Algunas petroleras de EU, en riesgo de desaparecer

Los precios bajos del petróleo ocasionarán el cierre de firmas nacidas en el auge de esquisto; una ola masiva de quiebras es lo que se necesita para controlar el exceso de oferta, dicen expertos.
La correlación de datos y los patrones mostrados parecen indicar que el sistema sí causa movimientos sísmicos.  (Foto: Getty Images)
fracking

El auge de la energía estadounidense alimentó el nacimiento de cientos de nuevas compañías petroleras. Ahora, algunas de ellas posiblemente tengan que morir.

El gran problema que enfrenta la industria del petróleo es que los precios son muy bajos porque el mundo tiene demasiado petróleo . A pesar de que el petróleo se ubica debajo de los 50 dólares por barril, los productores de petróleo de esquisto estadounidenses siguen bombeando a un ritmo feroz. Al mismo tiempo, la  OPEP se niega a reducir la producción.

Sin embargo, algunas empresas no están ganando lo suficiente para continuar. Alguien tiene que ceder, y en este momento ese alguien no parece ser la OPEP.

“La única manera de poner bajo control un exceso de oferta de crudo de esta magnitud es una ola masiva de quiebras entre los productores independientes de petróleo crudo”, dijo Walter Zimmerman, jefe de análisis técnico de United-ICAP.

Publicidad

Zimmerman no es ajeno a los estallidos de burbujas de materias primas. Ha sido testigo de tres ciclos de auge y caída distintos, y sabe que terminan en lágrimas para las empresas financieramente más débiles.

“Es la supervivencia del más apto”, dijo Fadel Gheit, un analista que cubre las grandes empresas energéticas en Oppenheimer & Co. “Muchas empresas más pequeñas y de alta deuda serán adquiridas debido a que no pueden sobrevivir a los bajos precios del petróleo durante un periodo prolongado. Creo que la próximos seis meses podrían ser difíciles”.

Entonces, ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

Cuando los precios del petróleo estaban por las nubes —80 dólares o más— durante gran parte de la última década, los inversionistas vertieron mucho dinero en nuevas tecnologías destinadas a extraer más petróleo de la tierra. El auge de la energía de esquisto estadounidense provino del fracking horizontal; la capacidad de perforar hasta una milla horizontalmente debajo de la tierra.

Publicidad

“Todo el mundo vio signos de dólar”, dijo Zimmerman.

La producción estadounidense de crudo casi se ha duplicado desde 2008 , pasando de 5 millones de barriles por día en 2008 hasta 9.5 millones en mayo, según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos.

Pero ahora el mundo tiene demasiado petróleo. Los precios se derrumbaron desde los 100 dólares por barril en junio pasado para rondar un precio tan bajo como 43.46 dólares en marzo. Muchos pensaron que la producción estadounidense caería por un precipicio ahora que los precios eran baratos, pero ha sido notablemente resistente.

Ola de liquidaciones o quiebras

Publicidad

Hay empresas que pueden seguir bombeando petróleo gracias a nuevas eficiencias y reducciones de costos que hacen rentable la extracción de petróleo, incluso a precios bajos.

Sin embargo, otras empresas están altamente apalancadas. Tienen que seguir bombeando petróleo solo para tener suficiente para sus pagos de deuda. Ellos no pueden darse el lujo de parar.

El problema es que eventualmente los bancos pueden retirarles las líneas de crédito con las que sobreviven. Normalmente, estos préstamos están garantizados con coberturas contra el precio de la caída del crudo. Muchas de estas coberturas han vencido o están a punto de hacerlo. Cubrir a los precios actuales podría bloquear una pérdida, algo que los bancos no aceptarían de todos modos.

Zimmerman dijo que el escenario podría dar lugar a una ola de liquidaciones de compañías petroleras en dificultades a manos de rivales más grandes con bolsillos mucho más profundos. Otras empresas asediadas podrían declararse en quiebra, dejando a los bancos como propietarios de los pozos. Esos activos rápidamente serían vendidos a las grandes empresas de energía.

Publicidad

Atracón de compras

En cualquier caso, aquellos financieramente fuertes serán los ganadores de la agitación.

Aunque la consolidación en la zona petrolera podría ponerse fea, puede acabar equilibrando al mercado petrolero. Eso es porque las compañías petroleras más grandes pueden permitirse comprar pozos y reducir la perforación o incluso limitarla. No tienen que preocuparse por pagar préstamos.

“Estoy instando a los productores estadounidenses de crudo a que hagan una lista de compra de los activos que quisieran comprar por centavos por cada dólar”, dijo Zimmerman.

Publicidad

 

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad