Publicidad
Publicidad

Gobierno se apretará (aún) más el cinturón por petroprecios

Los recortes al gasto son la mejor opción para las finanzas públicas del país este año, dice BofAML; la reforma fiscal le ha permitido al fisco sobrellevar la caída en los ingresos petroleros.
Videgaray entregó este viernes el Paquete Económico al Congreso. (Foto: Cuartoscuro)
videgaray

Los precios de la mezcla mexicana de petróleo se han desplomado 151% en los últimos 14 meses y con su última cotización, 40.37 dólares por barril (dpb,) generará un choque permanente en las finanzas públicas del país, que tendrá que enfrentarse con mayores recortes, más impuestos o deuda en el segundo semestre del año, advirtieron expertos.

“(Se) requiere de un ajuste estructural de las finanzas públicas. Por ajuste estructural, nos referimos a una reducción permanente del gasto o bien impuestos más altos, o una combinación de los dos”, dijo en un reporte el economista en jefe para Bank of America Merril Lynch México, Carlos Capistrán.

El panorama energético luce sombrío por las menores expectativas de una recuperación de la demanda del combustible y un exceso de oferta generada por la revolución energética de Estados Unidos, sumado al regreso al mercado de Irán (con unos 500,000 barriles de petróleo al día).

Luis Videgaray, secretario de Hacienda, ya ha anunciado recortes al gasto por 124,300 millones de pesos (mdp) para este 2015 y otro por 135,000 mdp para 2016, año en el que se plantea contar con un Presupuesto base cero.

Publicidad

La situación puede complicarse más, pues a pesar de que los ingresos petroleros han bajado en el total de los ingresos tributarios, si el precio de la mezcla mexicana continúa a la baja, el Gobierno de Enrique Peña Nieto tendrá que ajustarse más el cinturón.

“La mezcla puede bajar inclusive hasta los 32 dpb y si se contrasta con los 55 dólares fijados en los Precriterios de Política Económica para 2016 sí afectaría a las finanzas públicas. Se ha reducido la dependencia a los ingresos petroleros pero aún es importante y menores ingresos implican más deuda o más recortes (al gasto)”, comentó la directora de análisis económico de Banco Base, Gabriela Siller.

Por el momento la reforma fiscal le ha permitido al fisco sobrellevar la caída. Los ingresos petroleros cayeron 38.3% anual en el primer semestre del año, mientras que los no petroleros subieron 23.4%. Es decir, los ingresos petroleros representaron 18.6% del total de las entradas del Gobierno, frente al 31% que representaron en el mismo lapso de 2014 , según cifras de Hacienda.

“Es un choque permanente para las finanzas públicas y lo que lo ha provocado es el tema de Irán y la desaceleración de la economía de China y van a mantener los precios bajos, no creo que aumenten los próximos tres o cuatro años”, dijo el economista en jefe de Barclays México, Marco Oviedo, quien estimó que los precios se estabilicen entre los 40 y 45 dpb en el corto plazo.

Publicidad

Para el experto los ajustes al gasto son la opción más sensata, ya que parece difícil que el Gobierno suba impuestos luego de la importante carga que generó con la reforma hacendaria, mientras que un aumento en la deuda ya no es recomendable.

"El PIB de  México enfrentará vientos en contra durante los siguientes trimestres dado que en el plano doméstico el Gobierno está por empezar una importante consolidación fiscal que podría reducir el gasto público en 9% interanual en términos reales en el segundo semestre de 2015, y en más de 2% del PIB para finales de 2016", dice Capistrán.

Por su parte, Siller espera que los ajustes al gasto público lleven a la economía a crecer tan solo 1.8% este año y 2.5% para 2016, siempre y cuando los precios del crudo se estabilicen el próximo años al rededor de los 40 dbp.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad