Publicidad
Publicidad

Incertidumbre amenaza con retrasar alza en tasa de la Fed

El Banco Central estadounidense podría posponer el ajuste para después de septiembre; las preocupaciones por la economía china y el desplome bursátil global generan incertidumbre.
La Reserva Federal, dirigida por Janet Yellen, podría impulsar el ahorro de los estadounidenses si deja de ser paciente.  (Foto: Reuters )
Janet Yellen

La Reserva Federal de Estados Unidos está atrapada entre la espada y la pared.

Un alza de las tasas de interés en septiembre por parte de la Fed parecía casi seguro hasta hace un par de semanas. Estaba programada para ser la primera alza en casi una década y una buena señal de cuánto se ha recuperado la economía estadounidense desde la recesión.

Pero el desplome de los mercados bursátiles mundiales,  provocado por la desaceleración económica de China, está planteando dudas acerca de un alza de tasas en septiembre.

“Esto reduce drásticamente la probabilidad de que la Fed suba las tasas en septiembre. Eso significa que la Fed está atrapada por toda esta confusión”, dijo Ed Yardeni, jefe de estrategia de inversiones de Yardeni Research.

Publicidad

La Fed ha estado diciendo desde hace meses que una alza de tasas muy probablemente sucedería este año. Así que, si descarta la medida, algunos expertos dicen que el Banco Central enfrentará un problema de credibilidad.

Sin embargo, otros argumentan que hay mayores riesgos si la Fed se apresura y aumenta las tasas en septiembre que si espera hasta diciembre.

“Yo esperaría: los riesgos de (elevar las tasas) demasiado pronto superan a los riesgos de (elevar las tasas) demasiado tarde”, comentó David Wessel, director del Hutchins Center on Fiscal and Monetary Policy de la Brookings Institution.

Wall Street ciertamente cree que la Fed va a esperar. La probabilidad de un alza de tasas en septiembre se ha reducido a la mitad en menos de tres semanas. El 6 de agosto, los inversores creían que había una posibilidad del 51% de un aumento. El lunes se había reducido a 24%, de acuerdo con CME Group Fedwatch, que hace un seguimiento de los futuros.

Publicidad

Los economistas de Barclays fueron aun más lejos el lunes, al predecir que la Fed retrasará un alza de las tasas hasta marzo.

Pero el lunes, el presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart, reafirmó su postura de que una alza de tasas sucederá este año.

“Espero que la normalización de la política —es decir, las tasas de interés— comience en algún momento de este año”, dijo Lockhart en un discurso en Berkeley, California. Él no aclaró el momento de la medida, pero en una entrevista con el Wall Street Journal a principios de agosto, Lockhart indicó que quería subir las tasas en septiembre, salvo que se produjera algún gran declive en la economía estadounidense.

Estos son algunos eventos que hay que observar atentamente en las próximas semanas:

Publicidad

1. Una continua ola de ventas en los mercados de valores mundiales: las acciones en todo el mundo han sido maltratadas en las últimas semanas. Muchas, incluyendo algunas de Estados Unidos y Reino Unido, están en territorio de corrección.

2. Reunión anual de la Fed: Todos los ojos están puestos en Jackson Hole, Wyoming, donde las autoridades de la Fed realizarán su reunión anual de jueves a sábado. Stanley Fischer, vicepresidente de la Fed, hablará en un panel de discusión. Fischer ha favorecido la idea de aumentar las tasas en septiembre. Debido a su alto rango, si el economista señala que la Fed debe esperar, parecerá muy poco probable un aumento en septiembre.

“Sus comentarios serán más reveladores”, dice Sharon Stark, estratega de mercado de D.A. Davidson. Dice que un alza de tasas septiembre ya está “fuera de las opciones”.

Estos son  es el argumento por el que la Fed aún podría realizar la medida en septiembre

Publicidad

1. La economía Estados Unidos se está desempeñando bien. Tendremos otro vistazo del crecimiento económico de Estados Unidos entre abril y junio este jueves, y casi todos los economistas creen que la cifra de crecimiento será revisada al alza. Las ventas de viviendas nuevas y de ventas minoristas también estaban repuntando. Septiembre todavía es posible, dice Paul Ashworth, economista de Capital Economics.

2. El mercado laboral sigue siendo fuerte. La economía estadounidense ha añadido 200,000 puestos de trabajo —el punto de referencia de una alza saludable— en cinco de siete meses de este año. La tasa de desempleo está en su nivel más bajo (5.3%) desde abril de 2008.

3. Luego está el problema de credibilidad. La presidenta de la Fed, Janet Yellen, ha dicho que un alza de tasas probablemente se producirá este año, pero no ha aclarado exactamente cuándo. Los inversores tomarán cualquier signo de palabrería de la Fed como una falta de certeza.

Este son los argumentos para retrasar un alza de las tasas

Publicidad

1. Los inversores están muy preocupados de que la desaceleración económica de China sea peor que lo que las cifras oficiales sugieren. Pero nadie sabe cuán mala es y qué efecto tendrá en la economía global.

2. Si los miembros del comité de la Fed deciden elevar las tasas en septiembre, se arriesgan a parecer que están ciegos ante la ola de ventas en los mercados financieros globales, dice Stark.

3. La Fed tiene dos objetivos: un buen mercado laboral y una inflación estable. El mercado laboral es bueno, pero la inflación es plana y está bastante lejos de la meta de la Fed de 2%.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad