Publicidad
Publicidad

Eurozona ya es víctima de la desaceleración de China

El BCE bajó el pronóstico de crecimiento económico para el bloque por la baja demanda de ese país; dijo que podría prolongar su programa de estímulo masivo y aumentar las compras de activos.
El objetivo del Gobierno es mantener un crecimiento anual cercano al 7.5% (Foto: Getty Images)
chinaeco

La desaceleración de la economía de China ya hace mella en la recuperación de Europa  y podría obligar a los Bancos Centrales de la región a bombear aun más dinero al sistema.

El Banco Central Europeo (BCE) recortó el jueves su pronóstico de crecimiento del PIB de la zona euro para este año y el próximo, apuntando directamente a la caída en la demanda de China y de otras economías emergentes.

También redujo sus proyecciones de inflación, diciendo que los precios al consumidor en los 19 países de la zona euro podrían aumentar solo 0.1% este año. La deflación incluso podría volver brevemente, dijo el presidente del BCE, Mario Draghi, debido a la caída del precio del petróleo.

“Podríamos ver números negativos en la inflación en los próximos meses”, dijo Draghi a los periodistas.

Publicidad

Después de recortar las tasas de interés al mínimo posible, Draghi lanzó un programa de estímulo masivo a principios de este año, cuyo objetivo era disparar el crecimiento y la inflación.

El BCE ha estado comprando 60,000 millones de euros (67,000 millones de dólares) en bonos del Gobierno y otros activos desde marzo —prácticamente imprimiendo dinero— y esas compras deberían durar al menos un año más.

Dejó claro que el Banco podría aumentar el tamaño de sus compras, y prolongar el programa si es necesario.

Algo clave para esa decisión será averiguar lo que está sucediendo en China , donde una burbuja bursátil estalló en junio.

Publicidad

Las últimas previsiones del BCE fueron finalizadas el 12 de agosto, casi dos semanas antes de que las acciones chinas cayeran de nuevo, lo cual causó conmoción en los mercados globales.

Draghi dijo que esperaba más información por parte de los funcionarios chinos en una reunión del grupo G20 de las economías líderes que se realizará en Turquía esta semana.

“Estamos observando un debilitamiento de las perspectivas de la economía china”, dijo. “Para saber cuáles son los orígenes de este cambio, y especialmente para saber si este es solo el comienzo de una producción permanente más baja a largo plazo, o de un fenómeno transitorio; sobre eso esperamos saber más... en el G20”.

Pero solamente el indicio de una política monetaria aun más flexible a futuro fue suficiente para provocar una baja del euro de alrededor de 1% frente al dólar; un movimiento que será bien recibido por los exportadores europeos. Los mercados accionarios celebraron el mensaje de que el BCE estaba listo para hacer algo más: los principales índices de Alemania y Francia cerraron con un alza de más de 2%.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad