Publicidad
Publicidad

En las apuestas, Donald Trump pierde la presidencia de EU

El magnate tiene menos probabilidades que Jeb Bush para ser el nuevo residente de la Casa Blanca; Hillary Clinton es quien lleva la delantera para sustituir a Barack Obama.
Donald Trump apenas durmió tras del debate, siguió despotricando contra la conductora Megyn Kelly. (Foto: Reuters )
donald trump 13 de agosto

No apuestes a que Donald Trump se convertirá en el presidente número 45 de Estados Unidos. Ese es el mensaje de los jugadores que hacen sus apuestas sobre la carrera de 2016 por la Casa Blanca.

Trump está derrotando a sus rivales con cifras de dos dígitos en las encuestas nacionales, pero los apostadores permanecen escépticos acerca de que la delantera del multimillonario durará hasta la convención republicana en Cleveland.

De hecho, Jeb Bush es el favorito con más probabilidades de ganar la nominación del partido republicano, según el sitio web de juegos de azar irlandés Paddy Power. (Los casinos de Las Vegas tienen prohibido ofrecer apuestas en Estados Unidos sobre las elecciones políticas).

El exgobernador de Florida tiene probabilidades de 13 a 8 de ser el abanderado republicano. Eso es significativamente mejor que Trump, quien tiene probabilidades de 7 a 2. Eso significa que una apuesta de 100 dólares pagaría 163 dólares si Bush gana, y 350 dólares si gana Trump.

Publicidad

Es posible que te preguntes: ¿qué sabe ese montón de corredores de apuestas acerca de la convención en Iowa? Tal vez no mucho.

Pero al igual que en las apuestas deportivas, las probabilidades reflejan las apuestas realizadas por jugadores reales. Eso sugiere que la gente está poniendo en riesgo su dinero para apostar por alguien que ellos creen que va a ganar la nominación.

Los encuestadores y los corredores de apuestas difieren

Es un fuerte contraste con las encuestas, que muestran al magnate de bienes raíces con una gran ventaja. La última encuesta de CNN publicada el jueves muestra a Trump con un 32% de apoyo a la nominación republicana, por delante de Ben Carson, su rival más cercano, en 13 puntos porcentuales. Ningún otro candidato —ni siquiera Bush— registra un apoyo de dos dígitos.

Publicidad

Greg Valliere, estratega político de Potomac Research Group, cree que las probabilidades de las apuestas reflejan la sensación de que la dura personalidad de Trump eventualmente alejará a los votantes.

“En algún momento tendremos enormes partes de la clase dirigente republicana concluyendo que será un desastre en una elección general”, dijo Valliere.

La exsecretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton es la favorita para ganar la Casa Blanca, con probabilidades de 11 a 10, según Paddy Power. Jeb Bush le sigue con probabilidades de 4 a 1, seguido de Trump con probabilidades de 13 a 2.

Otros sitios de juego también reflejan el escepticismo hacia Trump.

Publicidad

Bush es visto como uno de los favoritos en Betfair, un sitio británico, seguido por Marco Rubio y Trump.

Los jugadores cotizan la volatilidad de Trump

El mercado interactivo Pivit da a Trump un 20% de posibilidades de ganar la carrera presidencial del Partido Republicano. Pivit, que alimenta el mercado de predicción de CNNPolitics, combina opinión pública, noticias y datos para producir probabilidades en vivo sobre los resultados de eventos.

Las posibilidades de ganar de Trump han subido drásticamente desde principios de julio , pero solo son ligeramente mejores que las de Bush de 17%.

Publicidad

John McNamara, director de liquidez de Pivit, dijo que las probabilidades de victoria de Trump son mucho menores de lo que cabría esperar considerando su ventaja en las encuestas.

“Donald Trump es nuevo y es volátil. Habla sin pensar. Tienes que considerar eso en el precio”, dijo McNamara.

Se refirió a los recientes comentarios negativos de Trump a la revista Rolling Stone sobre la apariencia física de la candidata republicana Carly Fiorina.

“Eso mataría a la mayoría de los candidatos”, dijo McNamara.

Publicidad

Sin embargo, Trump podría demostrar su error a los apostadores; al igual que cuando desafió a la clase dirigente de Washington que pensó que ya habría sido eliminado para este momento.

“Me he equivocado al igual que la mayoría de los demás presuntos expertos de D.C.”, dijo Valiere. “Pensé que Trump se desvanecería en agosto; y aquí estamos en septiembre”.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad