Publicidad
Publicidad

Prepárate para el peor año en Wall Street desde 2008

El S&P terminaría 2015 con una baja anual de 2%, su peor desempeño desde la crisis financiera; los mercados han sufrido por la turbulencia en China y la falta de un ajuste de tasas de la Fed.
El Nasdaq bajó 3.04% en la Bolsa de Nueva York. (Foto: Reuters)
wall street 28 de septiembre

Este año se perfila como el año más despreciable para las acciones estadounidenses desde la implosión de Lehman Brothers.

El mercado alcista en Wall Street se ha topado con un muro de noticias alarmantes:  la turbulencia en China, la confusa política de la Reserva Federal, una caída en los precios del petróleo y una desaceleración en el crecimiento de las ganancias.

Esas ondas de choque han eliminado 6% del valor del S&P 500 en lo que va de este año.

Publicidad

Esta es la buena noticia: los profesionales de la inversión sondeados por CNNMoney creen que una racha alcista de Santa Claus a finales del año elevará las acciones desde el piso, y evitará que un mercado bajista se materialice. En promedio, los encuestados estiman que el S&P 500 terminará el 2015 con un alza de 3% respecto al cierre del viernes.

La mala noticia es que aun así el mercado terminará el año 2% por debajo de donde lo comenzó. Eso convertirá al 2015 en el peor año para el S&P 500 desde 2008, cuando se desplomó 38% en medio de la crisis financiera.

“En este momento, tenemos mucho pesimismo dirigiendo los precios. Este será un año poco estimulante para las acciones estadounidenses”, dijo Russ Koesterich, director global de estrategia de inversión de BlackRock.

Publicidad

Los grandes bancos se vuelven más bajistas

Los estrategas de mercado de los grandes bancos de Wall Street (que no formaron parte de la encuesta de CNNMoney), son un poco más optimistas.

Deutsche Bank, por ejemplo, sigue pronosticando que el S&P 500 reventará y tendrá un rally de 8% en la víspera de Año Nuevo.

Publicidad

Pero estos grandes bancos han estado oscureciendo sus objetivos de fin de año también. La semana pasada, Goldman Sachs redujo su objetivo para el S&P 500 a 2000 puntos desde 2100 puntos, debido a las previsiones de crecimiento más lento en Estados Unidos y China, y la perspectiva negativa para el petróleo.

China es la mayor preocupación

China fue la preocupación número 1 entre los estrategas encuestados por CNNMoney.  El temor sigue siendo que los problemas de China arrastren al resto del mundo hacia una grave desaceleración o incluso a una recesión.

Publicidad

Ya hay signos de debilidad en Estados Unidos. El país solamente agregó 142,000 empleos en septiembre, y el número de empleos creados en los dos meses anteriores fue ajustado a la baja.

Apenas el mes pasado, por lo menos una gran empresa estadounidense —Caterpillar— citó la desaceleración mundial al anunciar que recortará 10,000 empleos en los próximos años.

La débil actividad mundial y el fuerte dólar estadounidense provocaron que el crecimiento del sector manufacturero se hundiera a su ritmo más débil en dos años durante septiembre.

Publicidad

Lento crecimiento de las ganancias

Nada de eso es bueno para las ganancias corporativas, que son lo que impulsa los precios de las acciones.

David Lafferty, director de estrategia de mercado de Natixis Global Asset Management, cree que un modesto crecimiento de las ganancias y márgenes de beneficio en récords máximos mantendrán contenidas a las acciones.

Publicidad

“No vemos ninguna baja importante en las acciones, pero solo vemos una modesta alza también”, dijo Lafferty.

¿Las acciones siguen siendo demasiado caras?

Varios estrategas de mercado también están preocupados por las valoraciones. Pocos creen que las acciones luzcan tan caras como en las burbujas del mercado, pero también es difícil argumentar que son baratas.

Publicidad

“Las valoraciones siguen bajo presión; incluso a los precios actuales”, dijo Peter Kenny, un estratega de mercado independiente y fundador de Kenny's Comentary.

Los temores sobre las altas valuaciones provocaron que las acciones de biotecnología cayeran en los últimos meses. Las que habían sido las consentidas del mercado de valores cayeron en un mercado bajista la semana pasada, en medio de temores de que la presión política mantenga a raya los precios de los medicamentos.

Al mismo tiempo, los inversionistas siguen lidiando con una imagen turbia de la Fed acerca de la programación de las tasas de interés más altas. Wall Street reaccionó negativamente a la decisión de la Fed de retrasar un alza de tasas en septiembre, y el desagradable reporte laboral de esta semana parece haber reducido las probabilidades de un movimiento a finales de este año.

Publicidad

Apuesta en consumidores e innovación

Nada de esto significa que no puedan encontrarse gangas en el mercado de valores. Varios profesionales del mercado siguen siendo alcistas acerca de las acciones de consumo discrecional, como parte de una apuesta a que el petróleo barato tendrá un impacto neto positivo sobre los estadounidenses.

Las acciones tecnológicas también siguen siendo de las favoritas. No es de extrañar que el Nasdaq —el hogar de estrellas de la tecnología como Apple, Google y Facebook— haya caído solo 1% este año.

Publicidad

“Somos muy alcistas acerca del sector tecnológico. Ofrece sólidas ganancias y crecimiento de ingresos. Además, las valoraciones son relativamente razonables”, dijo Kristina Hooper, estratega de inversión de Allianz Global Investors.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad