Publicidad
Publicidad

Fed termina préstamos de emergencia a grandes bancos

El Banco Central eliminará su línea de préstamo para instituciones ‘demasiado grandes para quebrar’; bajo la norma, los bancos en quiebra ya no recibirán fondos de emergencia en ninguna circunstancia.
La Reserva Federal no subirá la tasa de los fondos federales antes de 2016, dicen analistas de Goldman Sachs. (Foto: Archivo)
fed (Foto: Archivo)

La Reserva Federal cortará su línea de rescate para los grandes bancos en problemas financieros.

La Fed adoptó oficialmente una nueva regla que limita su capacidad para prestar dinero de emergencia a los bancos.

En teoría, la nueva regla debe anular la noción de que los bancos de Wall Street son “demasiado grandes para quebrar”. Traducción: que el gobierno tenga que salvarlos durante una crisis.

Publicidad

Las nuevas restricciones de la Fed provienen de la  Ley Dodd-Frank de 2010, que conjuntó una ola de reformas después de la crisis financiera.

Bajo la nueva norma, los bancos que caen en bancarrota —o parecen estar cayendo en bancarrota— ya no pueden recibir fondos de emergencia de la Fed bajo ninguna circunstancia.

Si la regla hubiera estado en vigor durante la crisis financiera, se habría evitado que la Reserva Federal prestara al gigante de los seguros AIG y a Bear Stearns, señala la presidenta de la Fed, Janet Yellen.

Publicidad

Políticos como la senadora Elizabeth Warren han presionado a la Fed para finalizar tales préstamos de emergencia a los bancos en quiebra.

Ella no cree que la nueva regla de la Fed llegue lo suficientemente lejos.

“Todavía hay lagunas que la Fed podría aprovechar para proporcionar otro rescate por debajo del agua a instituciones financieras gigantescas”, dijo Warren, una demócrata, a CNNMoney.

Publicidad

A primera vista, la nueva regla suena como un cambio dictado por el sentido común. Si un banco va a la quiebra, los contribuyentes estadounidenses no deberían rescatarlo.

Sin embargo, es importante señalar que la nueva norma permite a la Fed juzgar bajo sus propias medidas si una firma califica para la ayuda de emergencia.

La idea es que la Fed todavía puede prestar a los bancos en momentos de emergencia, pero el banco debería ser capaz de devolver el dinero. Sin embargo, la verdadera salud de un banco en crisis puede ser muy difícil de evaluar.

Publicidad

“Es muy difícil juzgar en tiempo real si una empresa es insolvente o simplemente tiene problemas de liquidez, debido a que se hace imposible valuar los activos”, dice Paul Ashworth, economista en jefe de Estados Unidos para Capital Economics, una firma de investigación.

Es por eso que Warren quiere directrices más claras.

"Depende de Congreso cerrar esos vacíos legales y asegurarse de que los préstamos de emergencia de la Fed se limiten a proteger la economía y no a salvar a algunos cuantos bancos favorecidos”, dice Warren.

Publicidad

La regla es la última de una serie de reformas que la Fed ha impuesto sobre los bancos más grandes, en un esfuerzo por evitar la próxima crisis.

La Fed realiza “pruebas de estrés” sobre los bancos para ver cómo se desempeñan en un escenario de crisis financiera simulado. También obliga a los bancos a aumentar la cantidad de dinero que mantienen en reserva para capear la próxima tormenta.

La nueva norma puede ser vista como una señal de advertencia de la Fed hacia los grandes bancos: no esperen otro rescate la próxima vez. Yellen hace hincapié en que sus préstamos de emergencia a los bancos son una opción de último recurso.

Publicidad

Yellen dijo que la Fed “durante mucho tiempo ha tenido” esta autoridad de préstamo, pero solamente ha sido utilizada “con moderación”, y en las “crisis financieras graves”.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad