Publicidad
Publicidad

El 'efecto Trump' aumenta el riesgo de una crisis económica en México

El país enfrenta no solo las amenazas del republicano, sino finanzas públicas comprometidas y desequilibrios externos que lo hacen más vulnerable.
Un riesgo
Un riesgo Algunas promesas del presidente electo son dañinas para la economía mexicana (Foto: Isaac Esquivel)

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, aumenta los riesgos a la baja para la economía mexicana, en medio de desequilibrios fiscales que están en la mira de agencias calificadoras para recortar la calificación crediticia de México.

Pero ¿México se encuentra al borde de una nueva crisis económica, una constante que millones de mexicanos han enfrentado en el pasado? Aunque aún falta por conocer las propuestas concretas de Trump, los economistas anticipan en el corto plazo un panorama complicado para la economía local generado por la incertidumbre.

Te puede interesar: Dinero más caro y menor crecimiento en México por Trump

Trump promete revisar o en un extremo, retirar a Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), algo que tendría repercusiones importantes para México, que envía el 83% de sus exportaciones al vecino del norte.

nullVarios economistas han recortado sus expectativas de crecimiento para México en 2017, ya que el país no solo enfrenta el efecto Trump sino que, como hace 22 años, encara un ritmo creciente de endeudamiento, desequilibrios externos y la amenaza de una aceleración en la inflación, así como tasas de interés restrictivas.

“México ya tiene sus propios problemas internos que han restringido el crecimiento, creó sus propias debilidades. Ahora enfrenta una situación externa desfavorable con vulnerabilidad interna”, dijo en entrevista el director de Moody’s Analytics para América Latina, Alfredo Coutiño

Publicidad

Si Trump implementa medidas como aranceles a las exportaciones mexicanas o un impuesto a las remesas le costará por lo menos 0.5% a la economía, anticipa Coutiño, con lo que estima un rango de crecimiento de 1 a 1.8% para 2017 desde un previo de 2 a 2.3%

Te recomendamos: Con Trump las remesas de los mexicanos están riesgo

Desde 2009 con la crisis que se generó en Estados Unidos a septiembre de 2016, la deuda total de México se incrementó en 13.9 puntos porcentuales a 48% del Producto Interno Bruto (PIB).

Este crecimiento llevó a Moody’s y Fitch a reducir la perspectiva crediticia y a poner en revisión la calificación, que de ser recortada , implicará mayores costos de financiamiento para México.

A la par, el peso ha perdido 27.3% desde el cierre de 2014 sin embargo, el déficit en cuenta corriente (que mide la operación de México con el resto del mundo) es de 2.98% en el primer semestre del año, un máximo desde 1998, lo que indica que la caída en el tipo de cambio no ha funcionado para absorber los choques externos.

El economista Jonathan Heath no descarta que en la primera mitad de 2017 la economía mexicana enfrente una recesión, como consecuencia de la incertidumbre que ha generado el presidente electo.

Publicidad

“El motor de crecimiento han sido las exportaciones no petroleras y ahora les vamos a quitar fuerza cuando no tenemos otro motor. La economía interna no tiene para funcionar por sí misma”, dijo Heath en una conferencia organizada por la American Chamber México.

Por su parte, CI Banco recortó su crecimiento de 2017 para la economía a 1.8%, pero advierte que una postura agresiva de Trump le costará más a la economía.

“México debe recuperar la disciplina fiscal y monetaria para que pueda generar una salud y largo plazo. Altas reservas internacionales y una línea de crédito flexible dan cierta confianza pero no resuelven las debilidades estructurales de la economía”, comentó Coutiño.

null

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad