Publicidad
Publicidad

Dolarizar la economía, ¿la salvación de Venezuela?

Matar al bolívar para adoptar al dólar como divisa oficial podría ser la salvación de Venezuela para acabar con la hiperinflación.

La moneda de Venezuela, el bolívar, perdió casi todo su valor el año pasado cuando el país cayó en una espiral de crisis económica.

Una solución que está ganando popularidad es deshacerse del bolívar y reemplazarlo por el dólar estadounidense.

La idea se llama dolarización. Ecuador, El Salvador y algunas pequeñas naciones insulares lo han hecho. Ahora podría llegar a Venezuela, considerada la peor economía del mundo que no está sumida en un conflicto armado.

Venezuela celebrará elecciones presidenciales esta primavera, y Henri Falcon es visto como el principal candidato opositor al actual mandatario, Nicolás Maduro. Francisco Rodríguez, un ex economista de Wall Street que asesora a Falcon, dice que cambiaría a la nación al dólar para remediar su mayor problema, la creciente inflación.

Publicidad

Los precios están subiendo mucho más rápido que los salarios. Los venezolanos pasan hambre y los hospitales están mal equipados debido a la escasez generalizada de medicamentos y alimentos. El venezolano promedio que vive en la pobreza perdió 11.3 kilogramos el año pasado, según un estudio publicado recientemente.

Es probable que ese problema empeore: el Fondo Monetario Internacional estima que los precios aumentarán 13,000% este año.

Lee: La reinvención de América Latina

Algunos expertos dicen que Venezuela debe moverse hacia el dólar antes de que pueda resolver todos sus otros problemas, que incluyen el crimen rampante y un éxodo masivo de sus ciudadanos.

Publicidad

“No hay forma de que puedan tener algo bajo control en Venezuela a menos que dolaricen”, dice Steven Hanke, profesor de la Universidad Johns Hopkins, que asesoró a los gobiernos de Ecuador y Montenegro cuando abandonaron sus monedas por el dólar. “El bolívar ya está acabado”.

Así es como funcionaría. El gobierno establecería un tipo de cambio temporal para que sus ciudadanos canjeen bolívares por dólares.

Venezuela tendría que aceptar obtener su efectivo impreso solo de la Reserva Federal de Estados Unidos. Los gobiernos pierden el derecho a imprimir su propio dinero cuando se convierten al dólar.

Venezuela no podría tampoco ordenar a la Fed que imprima cantidades interminables de efectivo. Al asumir el dólar —cuya tasa de cambio es controlada por los mercados extranjeros— los líderes tendrían que comprometerse efectivamente a reducir los gastos.

Publicidad

nullPara pagar los envíos en efectivo de la Reserva Federal, Venezuela aún tendría que ganar dinero con sus exportaciones, como el petróleo, y recaudar impuestos. Los expertos dicen que la transición sería más fácil para Venezuela que para otras naciones porque su única fuente de ingresos significativos es el petróleo, que se compra y se vende solo en dólares.

Si se mantiene en el poder, es poco probable que Maduro cambie el bolívar por el dólar. Su gobierno gasta a voluntad y ataca el capitalismo estadounidense.

En cuanto a Falcon, el principal oponente de Maduro, su equipo dice que los venezolanos podrán intercambiar 68 bolívares por un dólar. Algunos economistas dicen que pronto pondrá un número exacto sobre cuál sería la tasa de cambio.

El tipo de cambio no oficial actual que millones de venezolanos usan todos los días es de aproximadamente 216,000 bolívares por un dólar.

Publicidad

Algunos economistas dicen que los países pierden demasiado control sobre su propia moneda cuando adoptan el dólar. Otra opción sería que un nuevo gobierno introduzca una moneda completamente nueva junto con un plan para frenar el gasto federal.

“La dolarización es una solución, pero no es la solución óptima”, dice Jean Paul Leidenz, economista senior de Ecoanalitica, un grupo de investigación con sede en Venezuela. “Es una medida extrema”.

Aunque es poco probable que dolarice, Maduro no se opone completamente a una nueva moneda en principio. Su gobierno creó recientemente la primera criptomoneda soberana del mundo, el petro. Todavía no está claro qué tan exitoso fue el petro en las subastas privadas.

Lee: Cajas con alimentos, estrategia de Maduro para ganar

Publicidad

El derroche de gasto del régimen de Maduro —en subsidios, vivienda gratis, aumentos salariales y mucho más— ha dañado gravemente la economía, dice Raúl Gallegos, un consultor asentado en Bogotá de la firma asesora global Control Risks.

“La dolarización es esencialmente cuando te cortas el brazo izquierdo para evitar que la gangrena te mate”, dice.

Un cambio hacia el dólar es probable solo si Falcon derrota a Maduro en mayo, y eso es incierto. Algunos partidos de la oposición han boicoteado las elecciones, alegando que Maduro las manipulará. Maduro también ha prohibido que algunos de sus principales oponentes se postulen para el cargo.

La administración de Trump, junto con muchos otros gobiernos, califica a Maduro como un dictador. En julio pasado, el partido de Maduro reemplazó a la legislatura respaldada por la oposición con una legislatura completamente nueva llena de sus partidarios.

Publicidad

En ese contexto, los expertos externos cuestionan si esta elección será justa.

Rodríguez, el principal asesor económico de Falcon, no respondió a una solicitud de comentarios. Un presentador de televisión venezolano y seguidor de Maduro le preguntó recientemente si la adopción del dólar sacrificaría la soberanía de Venezuela.

“No se puede hablar de soberanía cuando se tiene una economía destruida”, dijo Rodríguez.

Recomendamos: ¿Es cierto que Maduro apoya a 'ya sabes quién'?

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad