Un aeropuerto en Santa Lucía es inviable, dice organización especializada

Habría una interferencia en el flujo de aviones que haría las operaciones inseguras y restaría capacidad, afirma directivo de Mitre, organización dedicada a la asesoría de aviación.
NAIM  Andrés Manuel López Obrador ha propuesto mover el NAICM a Santa Lucía.  (Foto: Notimex)
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La propuesta de construir un aeropuerto en la base militar de Santa Lucía, Estado de México, es inviable aeronáuticamente debido a una interferencia en el flujo de aviones que haría las operaciones inseguras e incluso restaría capacidad, afirmó este miércoles el director internacional de Mitre, Bernardo Lisker, de acuerdo con un cable de Notimex.

Las aproximaciones en la terminal actual se concentran en San Mateo, las cuales se cruzarían a una distancia menor a 1,000 pies con las de la base militar, sostuvo el directivo de organización estadounidense sin fines de lucro dedicada a la asesoría de aviación, defensa y seguridad nacional, entre otros temas.

Esta interferencia va contra las reglas, por lo que los controladores tendrían que ampliar la distancia entre una aeronave y otra para evitar un incidente, por lo que la capacidad de operación se mantendría igual o menor a la del aeropuerto actual, expuso durante la puesta en servicio del Simulador de Control de Radar en el Seneam, un órgano desconcentrado dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, ha criticado la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Leer también: Obrador modera su postura frente al nuevo aeropuerto, según uno de sus asesores

Que se respeten los contratos, pide la IP

Este miércoles, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, llamó al candidato a privilegiar el diálogo y respetar los contratos y proyectos en la construcción del NAICM.

El líder empresarial expuso que el tema del nuevo aeropuerto se tiene que discutir, para establecer si técnicamente puede o no ser mejorable, porque una obra de tal envergadura no puede detenerse, declaró en entrevista luego de una reunión con el presidente de la Mesa Directiva del Senado, Ernesto Cordero Arroyo.

“Suspender los contratos no sería una medida adecuada, que le dé prestigio al Estado mexicano; queremos discutirlo a profundidad, técnicamente, pero no desde el punto de vista del Estado de derecho, porque eso está claro, los contratos se deben honrar", apuntó.

"Tanto el aeropuerto como la reforma energética, la educativa que tienen beneficios importantes y además retos que hay que afrontar, como la posibilidad de recibir inversión por 200,000 millones de dólares que se puede multiplicar a través de pequeñas y medianas empresas", aseveró.

Ventajas

De acuerdo con la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), cancelar la construcción del nuevo aeropuerto generaría importantes pérdidas económicas, habría una destrucción de empleos y duplicaría los costos de operación y, por tanto, elevaría los precios para los pasajeros.

“El proyecto sería un hito del futuro de la aviación en México, porque va a generar más de un millón de empleos, tanto en la obra, como en la operación de las líneas aéreas, que sería adicional al millón que se tiene en la actualidad”, destacó el presidente de la Canaero, Sergio Allard Barroso al participar en la mesa redonda “Ventajas, función y operatividad del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México”, según un reporte de Notimex.

Agregó que la propuesta del candidato de Morena de tener dos aeropuertos, el actual y otro en la Base Militar de Santa Lucía, tendría complicaciones en el espacio aéreo, tanto en aproximaciones y despegues, como en movilidad entre ambas terminales.

Asimismo, subrayó que habría "una pérdida de conectividad y, sobre todo, duplicaría los costos y los precios, porque las aerolíneas tendrían que hacer dos flotas, separar la optimización de itinerarios, de tripulaciones, dobles costos de mantenimiento y eso elevaría de sobremanera el precio de las tarifas a los usuarios”.

Costo-beneficio

López Obrador, quien el año pasado aseguraba que, de ganar la elección presidencial, cancelaría la obra, en los últimos meses ha mostrado una postura más suave.

De acuerdo con Abel Hibert, consejero económico de López Obrador, el líder de izquierda evaluará los costos de mover el proyecto para tratar de buscar la mejor solución en la relación costo-beneficio.

Ver: Así luce desde un dron el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

Información publicada en Reforma este miércoles, apunta que la posible cancelación del NAICM implicaría un castigo a México de parte de los mercados financieros, pues un total de 750 inversionistas nacionales y extranjeros adquirieron bonos por 6,000 millones de dólares, emitidos entre 2016 y 2017 por el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), con la promesa de que se realizaría el proyecto, teniendo como garantía la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA).

Según Reforma, si la obra no se realiza, los ingresos por la TUA del actual aeropuerto internacional y del nuevo quedarán lejos de cumplirse, y este recurso tendrá que pagarse aunque el proyecto sea cancelado, situación que encendería focos rojos dentro de la comunidad empresarial, de acuerdo con Eduardo Arcos, analista asociado para las Americas de Control Risks.

La SCT argumenta que la cancelación del NAICM tendría efectos catastróficos para el crédito y la confianza en México, pues destaca que en el financiamiento del proyecto participan 321 empresas, 6,000 millones de dólares en bonos verdes y 1,500 millones de dólares en Fibra E.

Sugerimos: Peña Nieto supervisa los avances del Nuevo Aeropuerto de la CDMX

Para Federico Patiño Márquez, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, la obra se construye en Texcoco "por razones de potencial crecimiento, seguridad aérea y factibilidad operativa", según una colaboración para el diario El Economista publicada en noviembre pasado.

Dijo que además se trata de una obra de “desarrollo regional de alto impacto llamado a transformar para bien y para siempre la zona oriente del Valle de México”.

Las voces en contra de que sea Texcoco el lugar del NAICM, entre ellos el otrora titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Luis Luege Tamargo, apuntan al impacto ambiental.

Luege se pronunció por promover y defender el plan de rescata del Lago de Texcoco, así como buscar opciones viables para la nueva terminal aérea, entre ellas una posible ampliación del Aeropuerto Internacional de Toluca o construir uno en Tizayuca, Hidalgo.

“Los dos proyectos son viables como lo demuestran los estudios de la propia SCT en distintos momentos”, dijo a Expansión en 2014.

Agregó entonces que la nueva terminal aérea en la zona federal de Texcoco es “incompatible con la vocación ecológica, de regulación hidráulica y de captación del agua del vaso del Lago de Texcoco”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Otra de las voces en contra es Fernando Córdova Tapia, miembro del Grupo de Análisis de Manifestaciones de Impacto Ambiental de la Unión de científicos Comprometidos con la Sociedad.

“La intención de construir un aeropuerto sobre el Lago de Texcoco es una de las peores ideas que se han tenido en esta cuenca, por más proyectos de compensación que se hagan. Estamos perdiendo la última oportunidad de que esta ciudad tuviera agua en el futuro mediante los proyectos de recuperar el lago”, declaró al medio Sin Embargo en noviembre pasado.

Ahora ve
Estas son las razones de Estados Unidos para buscar a Rafael Caro Quintero
Te Recomendamos
×