Publicidad
Publicidad

El crecimiento económico de Estados Unidos se enfría en el primer trimestre

El Producto Interno Bruto se modera a una tasa de 2.3% anualizada, desde el 2.9% registrado en el trimestre previo, según el dato preliminar del Departamento de Comercio.
estados unidos pib
PIB El ritmo del crecimiento económico de EU es sólido, pero aún menor al 4% prometido por Trump durante su campaña presidencial. (Foto: iStock by Getty Images/kieferpix)

El crecimiento económico de Estados Unidos se desaceleró a comienzos de 2018 debido a que el gasto familiar se estancó a pesar de los recientes recortes de impuestos.

La economía de Estados Unidos creció a una tasa del 2.3% anualizada en el primer trimestre, según el informe preliminar del Departamento de Comercio de este viernes.

Eso es más lento que el ritmo de 2.9% en el cuarto trimestre de 2017. Los economistas encuestados por FactSet esperaban una tasa de crecimiento del 2%.

El ritmo de crecimiento es sólido, aunque menor que el 4% prometido por el presidente Donald Trump durante su campaña presidencial.

Publicidad

"El informe fue bueno pero no excelente", dijo Gus Faucher, economista jefe de PNC.

El gasto silenciado de los hogares fue el catalizador del descenso.

El gasto del consumidor, que representa más de dos tercios de la economía, se redujo a una tasa del 1.1% en el último trimestre, su nivel más bajo en casi cinco años.

Lee: La confianza en Wall Street cae a mínimos de 30 años

Publicidad

El trimestre pasado, el gasto creció a un ritmo robusto de 4%. Economistas creen que saltó hacia fines del año pasado en previsión de recortes tributarios y que las áreas dañadas por los huracanes del país gastaron más para reemplazar automóviles y camiones.

El Congreso aprobó un recorte impositivo de 1.5 trillones a fines de 2017. Los economistas dicen que el gasto en consumo lento demuestra que aún no están sintiendo los beneficios de la legislación en sus billeteras.

"El informe fue una pequeña decepción ya que los recortes de impuestos deberían haber proporcionado un impulso inmediato", dijo Paul Ashworth, economista jefe de Capital Economics en un informe de investigación.

Pero los economistas atribuyeron la caída del gasto a los efectos estacionales y un retroceso después de la fuerte temporada de compras navideñas. Los meses de invierno han sido históricamente el trimestre más débil del año.

Publicidad

La Reserva Federal de San Francisco incluso publicó un informe de 2015 sobre el "rompecabezas del débil crecimiento del PIB en el primer trimestre" que sugirió que la lentitud de los datos para comenzar el año era más un problema estadístico que una señal de una economía en apuros.

Los economistas creen que la combinación de recortes tributarios y un mercado laboral ajustado, que alienta a los empleadores a otorgar salarios y beneficios más favorables para atraer y retener a los trabajadores, debería impulsar el gasto en los próximos meses.

"Hubo que esperar un poco de desaceleración", dijo Faucher. "Creo que los fundamentos para el crecimiento del gasto del consumidor en el resto de 2018 son muy buenos. Tenemos un buen crecimiento del empleo y el crecimiento de los salarios se está acelerando, además los recortes tributarios están impulsando los cheques de pago".

Brian Coulton, economista jefe de Fitch Ratings, estuvo de acuerdo: "dado que es probable que el crecimiento del consumo se recupere y el estímulo fiscal esté a punto de comenzar, probablemente haya más riesgos alcistas que a la baja", dijo.

Publicidad

Los débiles gastos de los hogares compensan la fuerte inversión empresarial y el crecimiento de las exportaciones estadounidenses.

A pesar del crecimiento más lento, la economía de los Estados Unidos se mantiene en buena forma. El desempleo está en el 4.1%, el más bajo en 18 años. Está cerca de lo que los economistas consideran el pleno empleo. La confianza empresarial y del consumidor sigue siendo alta.

"Los economistas del otro lado de la calle parecen estar de acuerdo en que es poco probable que algo siniestro ocurra detrás de la desaceleración", dijeron economistas de Morgan Stanley en un informe de investigación. Esperan un repunte en los próximos meses, y las estimaciones preliminares apuntan a un crecimiento del 3.6% en el segundo trimestre.

Es poco probable que el trimestre más débil modifique el camino de la Reserva Federal para elevar las tasas de interés para evitar la inflación, dicen los economistas y los analistas de Wall Street.

Publicidad

Wall Street ha sido volátil en los últimos meses sobre las expectativas de inflación y el plan de la Fed, pero ignoró los datos el viernes. El rendimiento de la nota del Tesoro de Estados Unidos a 10 años cayó a 2.96% después de cruzar el marcador de 3% a principios de esta semana por primera vez desde 2014.

"Lo que todo esto significa para la Fed y su ciclo de aumento de tasas realmente no es nada", escribió Peter Boockvar, director de inversiones de Bleakley Advisory Group, en un correo electrónico.

Estados Unidos se está expandiendo más rápido que la economía británica.

El PIB en el Reino Unido creció solo un 0.1% en el primer trimestre, ya que la incertidumbre sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea el año próximo frenó la inversión empresarial y pesó sobre la construcción. Es improbable que el Banco de Inglaterra eleve las tasas de interés después del tibia subida. El Banco Central Europeo también se mantiene firme en las tasas de interés y continúa con su paquete de estímulo a medida que el bloque lucha por crecer.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad