Remanentes de Banxico recibirán a nuevo gobierno

El incremento en el tipo de cambio generará un beneficio para la administración federal entrante.
Los remanentes del Banco de México beneficiarán al nuevo presidente electo
Dainzú Patiño /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El incremento en el tipo de cambio significará un beneficio para la administración federal entrante.

La paridad peso-dólar comienza a estar por arriba de lo observado el año pasado, y esto significa que el Banco de México (Banxico) puede reportar remanentes de operación al cierre de 2018, consideran analistas.

Los remanentes de Banxico se asumen como ganancias contables por variaciones en el tipo de cambio, cuando se reportan estas ganancias, el banco central mexicano las transfiere a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Por ley, la SHCP debe destinar el 70% de estos recursos para reducir el monto de la deuda pública, y el resto a fondos para contribuir a la estabilización financiera del país.

Lee: El remanente de Banxico se presta a un uso discrecional

“Habíamos pensado que este año no se tendrían remanentes, pero estamos cotizando en niveles más altos que los que vimos el año pasado y es probable que se mantengan en próximos meses”, comentó Gordillo.

En lo que va del año, el tipo de cambio ha promediado 19.05 pesos por dólar, nivel por arriba de los 18.90 pesos por dólar del año pasado, refieren datos de Banxico.

El tipo de cambio seguirá presionado al alza por mayores tasas de interés en Estados Unidos, la fortaleza del dólar, incertidumbre por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el proceso electoral en México, advirtió el jueves pasado, el banco central en su anuncio de política monetaria.

Un dólar más fuerte contribuiría a la generación de remanentes, los cuales ayudarán a reducir la deuda pública en 2019, el primer año del nuevo gobierno federal, explicó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base.

Al reducir el total de la deuda pública, también se reduce el pago que hace el gobierno por intereses de esta deuda (costo financiero), esto puede ayudar a liberar recursos públicos en el presupuesto para cumplir otros objetivos que haya prometido el candidato que resulte electo, consideró Arturo Carranza, especialista del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP).

Los tres principales candidatos a la presidencia han prometido mantener finanzas públicas sanas, además de no incrementar el monto de la deuda.

Lee: Dólar y gasolina alejarán a Banxico de su meta de inflación

La presente administración se benefició por la transferencia de remanentes de Banxico. En 2016, los recursos que obtuvo en el ejercicio 2015 por ese concepto sumaron 236,094 millones de pesos (mdp). En 2017, por el ejercicio de 2016, recibió 321,653 mdp, un monto histórico.

Esto ayudó a Hacienda a reducir el Saldo de los Requerimientos Financieros del Sector Público, la expresión más amplia de la deuda, como porcentaje del PIB de 48.7% en 2016 a 46.1% en 2017.

La meta para el cierre de 2018 es reducirla a 45.5% del PIB , sin embargo, el año pasado no se registraron remanentes porque el dólar se colocó por abajo de su nivel en 2016.

En tanto, la meta para 2019 es reducir la deuda pública hasta a 45.2%, según los Pre-Criterios Económicos 2019.

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
La Comic-Con de San Diego saca el lado friki de sus miles de asistentes
Te Recomendamos
×