Publicidad
Publicidad

López Obrador anuncia inversión de hasta 150,000 mdp para el tren maya

El presidente electo informó que la ruta será ampliada de los 900 kilómetros del proyecto original a 1,500 kilómetros: de Palenque, Chiapas, a Valladolid, Yucatán.
Cobertura. El tren maya recorrerá los estados de Tabasco, Campeche, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo.
Cobertura. El tren maya recorrerá los estados de Tabasco, Campeche, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo.

CIUDAD DE MÉXICO - Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, informó que el 1 de diciembre, el primer día de su gobierno, se lanzará la licitación del tren maya, proyecto que será ampliado de los 900 kilómetros del proyecto original a 1,500 kilómetros: de Palenque, Chiapas, a Valladolid, Yucatán.

“Va a incluir los estados del sureste del país en todo lo que es la región maya”; estados como Tabasco, Campeche, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo, precisó López Obrador en conferencia de prensa afuera de su casa de campaña en la colonia Roma, en la Ciudad de Mëxico.

Lee: Ebrard y Videgaray se reúnen para coordinar transición de la SRE

Para este proyecto, agregó, se estima una inversión de entre 120,000 y 150,000 millones de pesos en los 1,500 kilómetros, por eso va a ser inversión pública y privada.

Publicidad

El próximo presidente de Mëxico detalló que para el financiamiento de este programa se utilizarán “los fondos que se recaudan del impuesto al turismo; estamos hablando de alrededor de 7,000 millones de pesos por año”, detalló el próximo presidente de México.

Además, “se va a hacer una convocatoria para buscar una sociedad con la iniciativa privada. De modo que va a ser una inversión mixta: inversión pública e inversión privada”.

El proceso de licitación comenzará el 1 de diciembre, para que la obra se termine, a más tardar, “en 4 años”.

López Obrador recordó que, originalmente, “el tren maya estaba pensado para Cancún, Tulum, Bacalar y Palenque”.

Publicidad

Ahora que se cuenta con el derecho de vía del antiguo ferrocarril del sureste; “se amplia de 900 km que originalmente se estimaron, a 1,500 km”.

El presidente electo explicó que la ampliación se dio porque “se cuenta con el derecho de vía del ferrocarril desde Palenque hasta Valladolid, no se concesionó este tramo, es decir, pertenece a la nación”.

Por lo anterior, “y para no dejar fuera al estado de Yucatán se decidió ampliar el proyecto original” para incluir a los estado de Campeche y Yucatán.

Con este proyecto, sostuvo López Obrador, “va a fomentar mucho el turismo y, desde luego, va a crear empleos en el sureste, que es la región más abandonada del país. Por eso estamos muy satisfechos con este acuerdo”, subrayó.

Publicidad

López Obrador informó también que los próximos secretarios de Hacienda y Turismo, Carlos Urzúa y Miguel Torruco, respectivamente, decidieron junto con él nombrar a Rogelio Jiménez como director de Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y a Gabriela Cámara como titular del Consejo de Promoción Turística.

Refinería

López Obrador dijo que su administración planea invertir unos 2,630 millones de dólares para modernizar las seis refinerías domésticas de la estatal Pemex como parte de un plan para disminuir la ingente importación de combustible.

Publicidad

El futuro mandatario, que tomará las riendas del Gobierno mexicano el 1 de diciembre, dijo además en conferencia de prensa que el costo estimado para construir una planificada nueva refinería, que estaría lista en tres años, es de 160,000 millones de pesos (unos 8,400 millones de dólares).

Como parte de su campaña electoral, AMLO -como se lo conoce popularmente al presidente electo- prometió construir dos refinerías pequeñas o una mediana como parte de su estrategia para el sector, el cual dice se ha deteriorado por prácticas corruptas que él asegura desterrará.

López Obrador no precisó si los planes de inversión en refinación serán enteramente financiados con dinero del Estado.

Las seis refinerías de Pemex están trabajando a alrededor del 40% de su capacidad de 1.6 millones de barriles por día (bpd), al tiempo que las importaciones de gasolinas y diesel se han disparado en los últimos meses en medio de paradas programadas y no programadas de las plantas, cuya operación arroja pérdidas desde hace años para Pemex.

Publicidad

La estatal sostiene que el menor procesamiento de crudo forma parte de una estrategia de rentabilidad, mientras que López Obrador dice que aumentará la producción local de combustibles para cesar su importación en un horizonte aproximado de tres años.

El presidente electo dijo que prevé inversiones equivalentes a 4,000 millones de dólares para "perforar pozos y aumentar la producción de crudo" en los estados de Veracruz, Tabasco y Chiapas, tanto en campos en tierra firme como en aguas someras del Golfo de México, para apuntalar la alicaída producción de hidrocarburos.

La producción de Pemex ha bajado consistentemente en los últimos años para ubicarse por debajo de los 2 millones de bpd, luego de haber llegado a máximos de 3.4 millones de bpd en 2004.

López Obrador ha dicho que revisará más de un centenar de contratos adjudicados desde hace tres años para la exploración y explotación de hidrocarburos.

Publicidad

Con información de Reuters

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad