Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

China quiere abandonar la soya estadounidense

En medio de la guerra comercial que sostiene con EU, Beijing ha propuesto reducir el uso de ese grano como alimento de ganado.
jue 25 octubre 2018 05:01 AM
181024 soya is branex.jpg
China. El país es el mayor comprador de soya del mundo, y la utiliza como alimento rico en proteínas para ganado como cerdos y pollos.

HONG KONG (CNN) - Primero, Beijing impuso aranceles a la soya estadounidense. Ahora, quiere terminar por completo la dependencia de sus agricultores hacia ella.

China ha estado enfrentando una posible escasez de soya luego de que impuso un nuevo arancel de 25% a la importación de Estados Unidos en julio, como parte de la escalada de la guerra comercial entre ambos países.

China es el mayor comprador de soya del mundo, y la utiliza como alimento rico en proteínas para ganado como cerdos y pollos. Más de un tercio de su suministro proviene de Estados Unidos.

¿La solución de Beijing para arreglárselas sin los granos estadounidenses? Dar menos de comer a los animales.

Lee: Los importadores estadounidenses están en riesgo por aranceles

Este mes, uno de los principales grupos de la industria del país propuso reducir la cantidad de proteína utilizada en los alimentos para ganado, al decir que los animales podrían sobrevivir con menos de lo requerido ahora. La Asociación de la Industria de Piensos de China, dirigida por el gobierno, dijo que depender de la soya importada está creando un “cuello de botella” para la industria agrícola del país.

Publicidad

Sin embargo, lograr que millones de agricultores chinos reduzcan la cantidad de soya extranjera que comen sus cerdos es una tarea desafiante que probablemente tome mucho tiempo y que podría causar interrupciones en toda la industria agrícola del país.

El plan infligiría más afectaciones a los agricultores estadounidenses que ya habían sido perjudicados por los aranceles y eventualmente podría significar que China ya no necesite soya estadounidense en absoluto.

"Está directamente relacionado con la guerra comercial entre Estados Unidos y China”, dijo Loren Puette, director de la firma de investigación ChinaAg en Taiwán. “La implicación es que China detendrá por completo todas las importaciones futuras de soya estadounidense”.

Amenaza para los agricultores estadounidenses

China tiene fuentes alternativas de soya, la más grande de ellas Brasil, pero no producen lo suficiente como para reemplazar sus importaciones de Estados Unidos.

“Obtener soya de varios socios comerciales es costoso e ineficiente”, dijo Even Pay, analista de agricultura de la firma de investigación China Policy. “Las empresas están buscando fuentes de proteína alternativas más baratas”.

Algunos gobiernos locales chinos están alentando a los agricultores a cultivar soya en lugar de otros cultivos, pero los analistas dicen que China está muy lejos de poder producir una cantidad lo suficientemente cercana para satisfacer sus propias necesidades.

Un cambio a largo plazo por parte de China para ya no importar soya estadounidense tendría graves consecuencias para los agricultores estadounidenses, que vendieron más de 12,000 millones de dólares en soya al país el año pasado, su mayor mercado de exportación.

Lee:¿Cuál guerra comercial? Las exportaciones chinas están aumentando... por ahora

Hace cinco años, Beijing dejó de aceptar temporalmente envíos de maíz estadounidense genéticamente modificado, otro alimento importante para animales, lo que llevó a los agricultores chinos a comprar otros cultivos como sorgo y cebada. La demanda china de maíz estadounidense nunca se recuperó completamente, según Pay.

Los agricultores estadounidenses de soya han hablado repetidamente sobre la amenaza a su supervivencia a causa de la guerra comercial.

Paul Burke, director senior del US Soybean Export Council en Shanghái, dijo que cree que el gobierno chino está tratando de “minimizar la importación de cualquier soya estadounidense” con su plan. Él espera que la demanda china de soya estadounidense caiga si estas propuestas son implementadas.

En agosto, ya había señales de que China estaba rechazando la soya estadounidense después de imponerle aranceles el mes anterior.

“No está permitido importar soya de Estados Unidos, no es posible conseguirla incluso si la quieres”, Xu Limin, un gerente de ventas de Hebei Power Sea Feed Technology, una empresa china que el año pasado importó miles de toneladas de productos de soya de EU, dijo a CNN en aquel entonces.

“Las importaciones de Estados Unidos Han sido casi inexistentes en los últimos meses”, escribieron los analistas de la firma de investigación Fitch Solutions en una nota a clientes esta semana. Eso se debe principalmente a que la soya se cosecha en Brasil en la primera mitad del año y en Estados Unidos en el último trimestre, señalaron.

La verdadera prueba serán los próximos meses, cuando se terminen los suministros brasileños.

“China tendrá que importar un poco de soya de Estados Unidos en los próximos meses”, dijeron los analistas de Fitch, que pronostican que el país recurrirá de nuevo a los granos brasileños tan pronto como estén disponibles a principios del próximo año.

¿Puede lograrlo Beijing?

Un movimiento para reducir el uso de soya en China debería ser manejado hábilmente.

Es probable que el gobierno chino enfrente una tarea difícil a medida que impulsa a millones de granjeros de cerdos en todo el país a cumplir con los bajos requerimientos de proteínas.

Los planes de Beijing para eliminar la dependencia del país a la soya importada “tomarán tiempo y serán difíciles de implementar”, dijeron los analistas de Fitch.

Los agricultores pueden recurrir a fuentes de proteínas alternativas como la canola, la semilla de algodón y el girasol. Pero puede que no sea un cambio sencillo.

Algunas de estas opciones tienen una oferta limitada, y la nueva demanda probablemente aumentará sus precios. Y, en algunos casos, los alimentos basados en canola pueden ser tóxicos para los animales, dijeron los analistas.

Un alejamiento rápido de la soya podría crear un “"caos en el sector de la alimentación animal”, advirtió Puette.

Es de suma importancia que los agricultores y las compañías de alimentos hagan esto bien. Muchos agricultores chinos operan con márgenes de ganancia ajustados, y cualquier problema de salud con sus animales podría ponerlos en riesgo.

“No hay un remedio mágico que pueda usarse de inmediato” en el lugar de la soya, dijo Puette.

Yong Xiong contribuyó a este informe.

Publicidad
Publicidad