Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Así ha afectado el COVID-19 a las calificaciones crediticias de los estados

Desde marzo de 2020 la agencia Standard & Poor's ha bajado la calificación de tres entidades y revisado nueve perspectivas de calificación a negativa y una a estable desde positiva.
lun 28 diciembre 2020 07:00 AM
calificaciones estados
Las revisiones de perspectiva a negativa en parte fueron resultado de la acción de calificación sobre el soberano en marzo de 2020.

Las finanzas de los estados de la República Mexicana se han visto afectadas seriamente tras el paso del Coronavirus, los menores ingresos, frente a mayores necesidades de recursos han representado la baja en calificaciones y ajustes en perspectivas de diversas entidades que revisa una de las tres agencias calificadoras más importantes a nivel mundial: Standard & Poor’s (S&P).

“Desde el inicio de la pandemia de COVID-19 en México, hemos tomado más acciones de calificación negativas sobre los Gobiernos Locales y Regionales (GLR) nacionales que en 2019. Desde marzo de 2020, hemos bajado la calificación de tres entidades y revisado nueve perspectivas de calificación a negativa y una a estable desde positiva”, informó S&P en un análisis.

Publicidad

La agencia detalló que no han bajado la calificación de ninguna entidad calificada a incumplimiento durante este período.

Las acciones de calificación capturan principalmente problemas económicos y fiscales, entre ellos la contracción de los ingresos y las mayores presiones de gasto. Las acciones de calificación que tomó la agencia este año han modificado el balance de las perspectivas. No obstante, al 7 de diciembre de 2020, 72% de los GLR mexicanos que califica S&P tienen perspectiva estable, mientras que 25% tienen perspectiva negativa, un aumento desde 6% al cierre de 2019.

Las revisiones de perspectiva a negativa en parte fueron resultado de la acción de calificación sobre el soberano en marzo de 2020.

“En ese momento, bajamos las calificaciones soberanas de largo plazo en moneda extranjera de México a 'BBB' desde 'BBB+', y en noviembre de 2020, confirmamos las calificaciones soberanas y mantuvimos la perspectiva negativa. Reflejando la acción de calificación del soberano, revisamos la perspectiva a negativa de estable de los GLR con calificaciones más altas, incluyendo a los estados de Querétaro, Guanajuato y Aguascalientes, de manera similar, revisamos la perspectiva de calificación en escala global de la ciudad de Querétaro a negativa de estable, y mantuvimos sin cambios la perspectiva de la calificación en escala nacional”, refirió.

Dada la gran dependencia de los GLR de las transferencias del gobierno federal, S&P consideró que no podrían tener una calificación más alta que la del soberano. Asimismo, es importante señalar que las posibles acciones de calificación negativas sobre el soberano derivarían en acciones similares sobre 11% de los GLR que se califican.

“Una gran parte de los gobiernos subnacionales que calificamos ha mostrado resiliencia en medio de la pandemia, y esperamos que gestionen el impacto fiscal al tiempo que preservan su calidad crediticia. Su capacidad para hacerlo seguirá dependiendo del ritmo de la recuperación económica, ya que un crecimiento más débil de lo esperado exacerbaría la presión financiera sobre los GLR, lo que podría perjudicar su calidad crediticia”, señaló.

El fuerte impacto a la economía mexicana en 2020 tras el shock combinado del COVID-19 y la caída de los precios internacionales del petróleo ha erosionado los ingresos del soberano, y, por ende, las transferencias federales a los gobiernos subnacionales.

Actualmente, S&P estima una caída en las transferencias federales no etiquetadas de los GLR de alrededor de 5.6% en 2020. Dada la estructura del sistema fiscal federal mexicano y la capacidad históricamente débil de recaudación de impuestos de los estados y municipios, estos dependen en gran medida de las transferencias federales, las cuales representan en promedio 90% y 65%, respectivamente, de los ingresos operativos totales. Por lo tanto, una fuerte caída en las transferencias podría afectar el desempeño presupuestal y la posición de liquidez de los GLR.

Los ingresos propios de los GLR se verán afectados debido a la pandemia y a las medidas de confinamiento en 2020. Es probable que repunten en línea con la recuperación gradual de la economía y las medidas de recaudación de ingresos. Las medidas en materia de ingresos variaron desde aumentos en las tasas al impuesto sobre nómina y al impuesto predial implementados desde el inicio año, hasta aplazamientos en el pago de impuestos y condonación en el pago de algunos de ellos.

"Esperamos que en general los ingresos propios disminuyan alrededor de 5% debido a estas medidas, las cuales no han sido coordinadas entre el gobierno federal y los GLR. En nuestra opinión, la capacidad de los GLR para mejorar sus políticas de gestión financiera y la capacidad de planificación a mediano plazo evitará un mayor deterioro en su desempeño financiero. Su capacidad para hacer frente a condiciones financieras más difíciles varía y, en consecuencia, influirá en su calidad crediticia", culminó.

 
Publicidad
Publicidad