Publicidad
Publicidad

La guerra de las lavadoras: Whirlpool vs. Samsung y LG

Whirlpool, con sede en EU, ganó un round a sus competidoras asiáticas que puede permitir a Trump limitar el número de lavadoras de Samsung y LG vendidas a los estadounidenses.
lavadora
Acusación Whirlpool describió a Samsung y LG como “violadores seriales” de la ley de comercio estadounidense. (Foto: Shutterstock/VGstockstudio)

Whirlpool, con sede en Michigan, ha logrado una victoria comercial que podría permitirle al presidente Trump limitar el número de lavadoras de Samsung y LG vendidas en Estados Unidos.

La Comisión Internacional de Comercio de EU (ITC) votó 4-0 a favor de Whirlpool el jueves, declarando que el “auge” de las lavadoras de Samsung y LG han “dañado seriamente” a los fabricantes locales.

"El voto de la ITC es un logro importante para los fabricantes y trabajadores estadounidenses”, dijo el presidente de Whirlpool Jeff Fettig en un comunicado.

Whirlpool ingresó su petición con la ITC en mayo, describiendo a Samsung y LG como “violadores seriales” de la ley de comercio estadounidense y buscando protección bajo la Sección 201 del Acta de Comercio de 1974. Ese estatuto permite a la comisión recomendar remedios, tales como impuestos o cuotas específicas, al presidente.

Publicidad

La comisión hará sus recomendaciones antes del final de año, y Trump tendrá aproximadamente dos meses para considerar las sugerencias del panel.

Samsung dijo estar “decepcionado” con la decisión de la comisión y advirtió que los límites de importación podrían afectar sus planes de construir una nueva planta en Carolina del Sur.

Lee: Canadá, en desacuerdo por nuevo arancel de EU a Bombardier

"Creemos que los remedios de salvaguardia no deberían discriminar a favor de un grupo de trabajadores estadounidenses sobre otro y no deberían impactar negativamente a un mercado justo de electrodomésticos para los consumidores”, dijo en un comunicado.

Publicidad

LG no respondió inmediatamente a una petición de comentarios, pero dijo en un comunicado al Wall Street Journal que “imponer restricciones a las lavadoras importadas dañará a los consumidores al incrementar los precios y disminuir las opciones”.

El conglomerado, que está construyendo una planta de lavadoras en Tennessee, dijo que la decisión también podría comprometer su inversión y empleos en EU.

Whirlpool ha acusado a los gigantes industriales de Corea del Sur de prácticas comerciales injustas en el pasado.

Esta empresa ingresó quejas con el gobierno de EU en 2013 y 2015, acusando a Samsung y LG de violar las leyes comerciales al inundar el mercado estadounidense con lavadoras fabricadas en Corea del Sur, México y China. El gobierno mantuvo las acusaciones e impuso tarifas sobre las máquinas.

Publicidad

Whirlpool dijo que su nueva petición a la ITC era necesaria pues Samsung y LG habían sido capaces de evader las responsabilidades al reubicar sus instalaciones de producción a Vietnam y Tailandia.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad