Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Así funciona el principal índice de BIVA, la nueva Bolsa mexicana

El principal índice de la nueva Bolsa de valores mexicana estará formado por empresas grandes, medianas y chicas, además de Fibras inmobiliarias.

La nueva Bolsa Institucional de Valores (BIVA) arrancará operaciones en los siguientes dos a tres meses en una superficie de 1,200 metros cuadrados, y con un índice principal compuesto por 57 emisoras, que incluirá a empresas de los tamaños y a Fibras inmobiliarias.

Para elaborar el principal índice de BIVA, la firma trabajó de la mano de FTSE Russell, bajo la metodología que este grupo emplea para otros índices internacionales, pero con algunas adecuaciones al mercado mexicano, explicó en entrevista Rodrigo Velasco, director de operaciones de BIVA.

Lee: Biva, la nueva competidora de la Bolsa Mexicana de Valores

“La metodología es propia de FTSE Russell, y estamos aplicando una que es en su mayor parte estándar a nivel mundial. Hicimos algunas adecuaciones para México en la parte de liquidez, para que fuera algo replicable y donde los inversionistas pudieran invertir”, dijo Velasco.

¿Cómo será el FTSE BIVA?

Publicidad

El FTSE BIVA estará compuesto inicialmente por 57 emisoras, pero en adelante no tendrá un máximo ni mínimo de integrantes. El índice arrancó en enero con una puntuación base de 1,000 puntos. Por ahora, solo será un índice representativo del mercado, pero será posible comenzar a operar sobre el mismo cuando se desarrolle el TRAC que lo replique, lo cual puede suceder hacia finales del año, destacó Sergio Urquiza, presidente de BIVA, en la presentación del índice.

Las emisoras que entran al índice lo hacen considerando dos parámetros: valor de capitalización y volumen de operación.

Recomendamos: Las Fibras quieren ser parte de la 'élite' de la BMV

El valor de capitalización mínimo para ingresar será de 150 millones de dólares, y un mínimo de acciones en flotación de 15%. Ninguna firma tendrá una ponderación superior al 15%, y no hay un número fijo de emisoras que puedan estar en el índice. En el IPC, el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la flotación mínima es de 10%, y la ponderación máxima es de 25%. Además, el número de emisoras del IPC está fijo en 35 empresas, las cuales se analizan semestralmente.

Y a diferencia del IPC, el FTSE BIVA incluirá a empresas grandes, medianas y pequeñas (considerando el valor de capitalización), y también a Fibras. Sin embargo, el 80% de la ponderación del índice estará concentrado en empresas de gran tamaño, como América Móvil, Femsa, Banorte, Cemex y Fibra Uno, entre otras.

Entre las firmas medianas se encontrarán OHL México, Aeroméxico, Bachoco y Fibra Danhos, que representaran el 15% del índice; y entre las pequeñas destacan Volaris, Fibra Macquarie y Unifin, que tendrán una ponderación de 5% dentro de la muestra total.

Lee: El mercado de derivados es el as bajo la manga de la BMV

“Los tamaños son relativos. Se toma una foto de todas las emisoras en un momento en el tiempo, y ahí se hacen las divisiones de los tamaños. Que una emisora sea pequeña o grande es en relación a las otras (en el mercado), no es un número que no cambia. Los 150 millones que decíamos es el número que vimos en septiembre, pero seguro en marzo cambiará un poco”, detalló Velasco.

El índice incluirá al sector inmobiliario con la representación de las Fibras, pues se trata de un sector importante para la economía, según Velasco. El directivo agregó que no había impedimentos para que estos vehículos, que no pueden entrar al IPC, se integraran al índice, e hizo referencia a que en otras bolsas del mundo, los REITs (Fibras, por sus siglas en inglés) están en los principales índices de las Bolsas.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad