Publicidad
Publicidad

5 razones que juegan contra el plan de Elon Musk para Tesla

El proyecto del CEO de la firma de volver privada a su empresa para liberarse de las presiones de Wall Street es de difícil ejecución, aseguran analistas.
Tesla
Deuda. Según Moody’s, un par de deudas de Tesla que vencen en los próximos 7 meses suman más de 1,100 mdd.

NUEVA YORK (CNNMoney) - Reinventar el automóvil. Convertir a la humanidad de los combustibles fósiles hacia la energía solar. Colonizar Marte. Elon Musk es conocido por sus ambiciosos objetivos. El último de ellos es un plan sorpresa para volver privado a Tesla.

Musk quiere liberarse de las presiones de Wall Street, especialmente de los vendedores en corto que apuestan a que su amada compañía fracasará. Pero hay razones para dudar de que eso suceda.

Tesla realmente necesita efectivo

Publicidad

La compañía está planeando una fábrica en China que costará al menos 2,000 millones de dólares (mdd). Está buscando construir otra en Europa. Tesla también necesita abrir muchas más tiendas, tanto en Estados Unidos como en todo el mundo, y no cree en el modelo de concesionario utilizado por sus competidores, que transfiere los costos a los distribuidores independientes.

Tesla necesita efectivo porque tiene muchas deudas vencidas en los próximos ocho meses: 230 mdd en noviembre y 920 mdd más en marzo, de acuerdo con Moody’s.

Publicidad

Lee: Elon Musk contrata 'consejeros' para decidir si Tesla abandona Wall Street

Es por eso que Moody’s, la agencia calificadora, cree que la compañía necesitará recaudar miles de millones en el próximo año, y es la causa de que su calificación de deuda se haya reducido profundamente al estatus de bonos basura, con futuras rebajas de calificación.

Musk insiste en que Tesla obtendrá el dinero que necesita vendiendo más automóviles. Hasta ahora, Tesla ha podido recurrir a sus fanáticos en Wall Street para obtener el dinero barato que necesita para costear su crecimiento. Ese grifo se cerrarrá si se vuelve privada.

Publicidad

La nueva ley fiscal lo dificulta

La ley limita cuánto interés pueden deducir las empresas sobre sus préstamos. Eso hará que sea más difícil para las empresas tomar cargas pesadas de deuda. Y volver privada una compañía significa asumir una gran deuda.

Publicidad

Esa es una de las razones por las que los expertos dicen que Dell está considerando volver a cotizar en Bolsa otra vez, solo cinco años después de que se volviera privada: podría usar el dinero de las ventas de acciones para pagar sus deudas.

Lee: ¿Qué tanto creció la riqueza de Elon Musk en el último mes?

Wall Street no se lo cree

Publicidad

Las acciones de Tesla han tenido una racha increíble en los ocho años desde que la compañía salió a bolsa. Pero nunca se acercó a los 420 dólares por acción que Musk propone ofrecer a los inversores.

Si Wall Street creyera que 420 dólares era un precio realista, y que era probable que ese acuerdo sucediera, las acciones se habrían aproximado rápidamente a ese nivel. En cambio, las acciones solamente alcanzaron un máximo de 387 dólares el martes. Y las acciones de Tesla cayeron el miércoles.

Publicidad

Los inversores claramente no pueden predecir el futuro siempre. Pero su juicio colectivo dice mucho acerca de las posibilidades de que ese acuerdo suceda. Tesla se negó a comentar.

Volver compañías privadas es costoso y arriesgado

Publicidad

El acuerdo más grande que se ha hecho para que una empresa sea privada fue la compra por 31,800 mdd de TXU, una empresa de servicios públicos de Texas, en 2007. Volver privada a Tesla al precio propuesto por Musk costará casi el doble.

Y TXU, que se convirtió en Energy Future Holdings Corporation, se declaró en bancarrota en 2014.

Eso no es raro cuando las empresas asumen la deuda que se requiere para hacerse privadas.

Publicidad

Un ejemplo más reciente es Toys ‘R’ Us, que cerró sus operaciones este año, más de una década después de que se tornara privada y que cargaba con una deuda inmanejable de 5,300 mdd.

Musk tiene una participación del 20%. Él dice que mantendrá esas acciones, así que no tendrían que ser compradas como parte de este trato. Costaría 57,000 mdd que una firma de capital privado o un banco compraran el 80% restante.

Lee: Elon Musk afirma que el fondo soberano saudí quiere sacar a Tesla de la bolsa

Publicidad

Los inversionistas individuales poseen un 20% adicional de la compañía. Si todos mantuvieran sus participaciones también, costaría alrededor de 43,000 mdd volverla privada.

A pesar de la promesa de Musk de “financiamiento asegurado” a 420 dólares por acción, sería difícil recaudar tal cantidad de dinero, especialmente con la deuda corporativa ya en niveles récord.

Tesla aún no ha demostrado que pueda producir ganancias

Publicidad

Esa es una gran razón por la cual su deuda es calificada en estatus de bonos basura. La batalla de Tesla por cumplir con un ambicioso objetivo de producción para el Model 3, su auto menos costoso, simplemente causó que reportara la mayor pérdida en su historia.

Musk insiste en que la empresa será rentable en la segunda mitad de este año, pero tiene un historial de plazos demasiado excesivamente comprometedores e incumplidos.

Publicidad

A Musk le desagradan las críticas y el escrutinio que conlleva ser una empresa pública, pero hacerlo en privado sería mucho más fácil si Tesla pudiera probarle al mercado que puede fabricar y vender suficientes autos como para ser rentable.

Recomendamos: Ellos decidirán si Tesla 'mete reversa' en Wall Street

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad