Síguenos en nuestras redes sociales:

Las veces que Expansión ‘predijo’ las tendencias de negocios (y las que falló)

Estas son las veces que, en sus 50 años, la revista Expansión anticipó grandes tendencias de los negocios antes de que se consolidaran... Pero también hubo veces en que se equivocó.

LO QUE EXPANSIÓN ADIVINÓ

Publicidad

La era de las computadoras

Quizás pudiéramos manejar nuestro negocio sin recurrir al uso de las computadoras, pero eso nos resultaría muy difícil
afirmó Luis Aguilar, entonces director de mercadotecnia de L.G., en 1969

Ahora resulta prácticamente imposible pensar no sólo en un negocio sin computadora, sino en la rutina diaria sin una computadora o un teléfono inteligente.

La 'ola' de la telefonía digital

Desde la década de los 80, Expansión dio seguimiento a una tendencia que veía irreversible: la telefonía digital
Actualmente, los celulares concentran gran parte de nuestras actividades diarias: desde enviar mensajes de texto, voz, multimedia y casi cualquier archivo hasta hacer pagos en tiendas y bancos.

El ejecutivo inalámbrico

El inicio de la era inalámbrica daba pie para imaginar imprimir desde cualquier lugar, incluso en un avión.

“Imagine esta escena del futuro: va en un avión y, de repente, recuerda que no pagó el recibo de luz. Abre su PC, se conecta a Internet y a través de un password encriptado entra a su página de factura electrónica. Con sólo apretar un botón entra a su cuenta bancaria con lo que está en condiciones de hacer una transferencia de fondos o utilizar su tarjeta de crédito para realizar el pago”, narraba el reportero de la revista en 1994.

Xavier Caro, entonces director de mercadotecnia de Compaq para América Latina, destacaba que los nuevos dispositivos inalámbricos tendrían la ventaja que los usuarios trabajarían con ellos desde cualquier lugar.

A pesar de que no vemos impresoras en un vuelo comercial, hay equipos tan pequeños que pueden imprimir en papel de un tamaño de dos por tres pulgadas. No sólo eso sino que el inalámbrico permitió desarrollar impresoras, celulares inteligentes, y las computadoras portátiles que pueden conectarse a internet, ésas sí, desde un vuelo comercial.

Fui uno de los primeros que tuvo una computadora portátil en mi barrio. La gente pensaba que era un technofreak, que estaba obsesionado por la tecnología. Pero el mundo va muy rápido. En pocos años el monedero electrónico puede formar parte de nuestra vida cotidiana
David Boyles, vicepresidente de American Express

Intranet

Si en 1995 tener presencia en internet era la prioridad número uno de todo empresario o gerente de sistemas respetable, ahora se trata de algo quizá más simple, pero no menos importante: crear una internet al interior de la empresa -o intranet, como se ha dado en llamarla-. El intranet puede ser la solución más sencilla, económica y eficiente para el manejo de la información de las empresas.

Así describía la revista Expansión en la década de los 90 algo que terminaría en prácticamente todas las empresas. Incluso algunas han migrado la comunicación interna vía internet a aplicaciones móviles.

¿Fusión Banorte-Bital?

En 2002, en medio de la venta de los bancos mexicanos, surgían voces que aseguraban la fusión de los grupos financieros Bital y Banorte. Expansión estimaba que esta adquisición no tendría mucho sentido.

El tiempo le dio la razón. En ese mismo año, el grupo británico HSBC compró al mexicano Bital. Y en 2018 Banorte concretó su fusión pero con otra entidad financiera mexicana, Interacciones.

¿Resurge el vino mexicano?

En 1992, la respuesta unánime de los vinicultores bajacalifornianos a esa pregunta era sí. Las empresas de la industria renovaron su entusiasmo en la viticultura, que tenía unos cinco años de haber comenzado en México.

A finales de la década de los 80, México importaba productos de escasa calidad y bajo precio, pero en Baja California, donde se produce la mayor parte de vino mexicano, los vinicultores comenzaron a observar que el consumidor era más selectivo.

Aunque en México hubo más empresas que iniciaron la producción de vino, aún está lejos de convertirse en uno de los principales competidores a nivel mundial. Tan sólo basta con echar un vistazo al consumo adentro del país: 70% del vino es importado.

Una de las grandes apuestas de la industria es la Ley de Fomento Vitivinícola, con la que se estima duplicar la superficie, para poder crecer las hectáreas disponibles y así aumentar la participación en el mercado interno de un 30% actual hasta el 40% o 45%.

El 2000, el año de los fabricantes de autos

Desde 1985, los empresarios trataban de vislumbrar los diferentes escenarios que enfrentarían a inicios del milenio, para así detectar las tendencias en los principales sectores del país.

Por ello, la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) hizo un estudio para proyectar las diversas alternativas y escenarios que caracterizarían el sector para el año 2000.

Un sector clave era el automotriz. “Un escenario interesante sería que en los próximos 20 años México se perfilase como uno de los más importantes centro de maquila de partes automotrices y autos terminados”, señalaba el estudio publicado por Expansión.

La previsión no estaba errada. Actualmente, México se posiciona dentro de los primeros 10 productores de vehículos en el mundo, atrayendo a armadoras como Hyundai, Mazda, Kia, Toyota, entre otras.

De acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), en 2018 se produjeron 3.9 millones de vehículos ligeros, superando a Corea del Sur.

El fin de Blockbuster

La empresa estadounidense establecida en México tenía sus días contados desde 2005.

En aquel año, el cine en casa era visto aún como un buen negocio. Los estudios de Hollywood obtuvieron poco más de 60% de sus ganancias por la venta de películas en formato DVD o VHS - éste último ha quedado fuera del mercado-.

Sin embargo, en los primeros años del nuevo milenio la renta de películas registró una caída inexorable que amenazaba con la viabilidad de la empresa. La renta de películas pasó de representar 80% del mercado nacional, a sólo 21%. Por ello, las distribuidoras de videos y DVD ya no otorgaban explotación en exclusiva a las arrendadoras de películas y cada vez bajaban más los precios de venta al público.

Fue así como una década después Blockbuster desapareció de México, la misma suerte que corrió Videocentro y Multivideo, exfiliales de Televisa y Organización Ramírez -que más tarde abriría el cine en casa con Cinépolis Klic-, respectivamente.

El buen bebedor mexicano

“El futuro del mercado de licores en México es como un vaso por la mitad: según quien lo mire, puede verse medio lleno o medio vacío. La apreciación depende de lo que contenga. Si tiene un licor de nombre aristocrático rodeado de glamour se ve medio lleno porque está en un mercado repleto de oportunidades”, adelantaba Expansión en 2004.

La crisis de 1994, que afectó a la industria, aún hacía mella diez años después. En ese periodo, la venta de bebidas alcohólicas caía de 30 a 17 millones de cajas, según datos de la Comisión para la Industria de Vinos y Licores.

Pero la mala racha no fue pareja para el sector. Mientras las bebidas populares como el ron o el brandy fueron en declive, las marcas premium y el tequila ganaron participación en este negocio.

La tendencia continuó hasta la fecha. En los últimos dos años, el auge del tequila y whisky con nuevas presentaciones y marcas permitieron que se duplicara el valor de las ventas de las bebidas alcohólicas en México.

El auge del tequila y whisky de lujo con nuevas presentaciones y marcas, así como mayores campañas publicitarias, permitieron que se duplicara el valor de las ventas de las bebidas alcohólicas en México entre el primer cuarto de 2012 y el mismo lapso del 2017.

Las ‘burbujas’ inmobiliarias

“Desde hace varios años, la construcción ha sido el motor de la economía española, pero los precios de las viviendas están inflados”, señalaba la revista en 2005.

Y tres años más tarde la burbuja reventaría. Una de las causas de esta crisis se originó con el cambio de pesetas a euros, destacaban en ese año analistas consultados. “Las personas que tenían papel moneda lo necesitaban cambiar antes de que perdieses su validez, por eso compraron viviendas al precio que fuera, lo que provocó una distorsión en los precios ya algunos desarrolladores aprovecharon para pedir más por su producto”.

Lo mismo ocurrió en este año en una edición diferente. Expansión citaba al economista -y ahora Nobel- Robert Shiller que vaticinaba la burbuja inmobiliaria que posteriormente estallaría en Estados Unidos.

La burbuja de los precios de la vivienda se siente como la manía de la Bolsa de Valores en el otoño de 1999, antes del estallido de la burbuja bursátil a principios de 2000, con toda la publicidad, la gran cantidad de inversiones y absoluta confianza que el incremento de los precios es inevitable
exponía Shiller

El boom dietético

Los refrescos dietéticos resurgieron en la década de los años 80, después de un intento fallido una década atrás.

En aquella ocasión la apuesta que encabezó Pepsi ganaría tracción y se quedaría en el mercado. Incluso ahora, con mayor competencia de la firma Coca Cola, las refresqueras se inclinaron por el mercado bajo en calorías con productos que imitan el sabor original pero sin azúcar, además de explotar marcas de jugos.

LO QUE ADIVINÓ... MÁS O MENOS

La futura tienda de música

En 2005 ya se vaticinaban cambios para la industria musical. El nuevo modelo que se proponía para comprar música no estaba muy lejos de lo que hoy sucede, aunque sin tiendas físicas, como se preveía sucedería en aquel año.

El “nuevo modelo” era el siguiente:
-La tienda tiene un sistema de almacenamiento de música de todo tipo y de todos sus clientes.

-El establecimiento tiene un enlace a internet de alta velocidad para que la navegación a otras tiendas virtuales sea sencilla.

-La base de datos guarda los datos de cada usuario, sus preferencias musicales y el número de tarjeta que emplea para pagar. Mientras escucha una canción y la selecciona, inmediatamente se quema la melodía en un CD y se carga el monto a su cuenta personal.

Internet, la ‘supercarretera’ sólo para ‘techies’

En 1994, internet era visto como una interfaz “salvaje” y “endemoniadamente difícil”, que sólo hackers y científicos que conocían de comandos especiales y las direcciones específicas -pues no había un buscador como Google- de los sitios, como dbuck@well.sf.ca.us, podían navegar en la World Wide Web.

Sin embargo, el potencial de internet era reconocido. “Si internet pudiera cumplir con las especificaciones de una red de computo ideal, los usuarios del mundo podrían enviar mensajes de archivos de datos, imágenes, sonido, software, y video con la seguridad que su mensaje será recibido (...) Poder contar con una verdadera Supercarretera de la Información”, señalaba la publicación.

Aunque los analistas y empresarios de telecomunicaciones en esa década no imaginaban que internet tuviera la velocidad suficiente para compartir información de manera rápida y efectiva, el tiempo les probó lo contrario. Internet es ahora la supercarretera que se imaginaban.

¿Adiós al abrelatas?

Corfuerte, propiedad de Grupo Kuo, comenzó una tendencia que seguiría hasta la fecha: envasar alimentos sólidos en un cartón en lugar de una lata.

“Era clave para el futuro, y ahí identificamos que existía potencial para encontrar diferenciación con el consumidor”, dijo Roberto Ramos, entonces director general de Corfuerte, en una entrevista en 2005.

La firma descubrió que al envasar alimentos en empaque de cartón se aprovechaba mejor el espacio durante el almacenamiento, los consumidores percibían mayor frescura en el producto y reducían costos.

Aunque no fue el adiós a las latas como se preveía en aquel entonces, las verduras empacadas son cada vez más comunes en los anaqueles de los supermercados, en particular los purés.

LAS PREDICCIONES ERRÓNEAS

El fin de los rascacielos

Es el boom de los próximos años: edificios más bajos, cerca de la zona de negocios y en tierras de menor valor, lo que reduce el precio de la renta
estimó Agustín Alvarado, director general de CB Richard Ellis, en 2002

En ese año surgían los edificios inteligentes en la zona poniente de la Ciudad de México, tales como Torre Mayor, Corporativo Siglum, Torre Arcos 1, Calakmul -conocido como la lavadora-, entre otros.

Pero, al contrario de lo que se decía, los rascacielos y grandes torres corporativas se multiplicaron en la zona de Reforma, Santa Fe, Polanco e incluso en la zona sur de la capital mexicana: Torre Chapultepec Uno, Torre BBVA Bancomer, Torre Mitikah, por mencionar algunas.

IKEA llega a México

Los diseños de la mueblería sueca causaron furor a principios del año 2000. Tanto que en 2004 México se contaba como un país que formaría parte de los 40 en los que IKEA tenía presencia.

La empresa reconocida como el ‘imperio de los muebles’ tenía un plan de expansión que contemplaba a México, pero en 15 años esa tienda jamás llegó.

Apenas, en 2017, el grupo con presencia en 54 países abrió una oficina en Ciudad de México con miras a explorar la posibilidad de introducir tiendas en este país. Un año más tarde, la firma publicó vacantes en su página web oficial y en la red profesional de contrataciones LinkedIn para abrir una tienda en Guadalajara en 2019.

Cinemark cuesta arriba

La cadena estadounidense de cines invirtió alrededor de 50 millones de dólares para abatir su rezago respecto de Cinépolis y Cinemex. “Quien pega primero pega dos veces”, aseguraba el directivo de la firma Robert Jenkins.

Pero la inversión no tuvo el efecto esperado. En 2013, las salas de Cinemark en México pasaron a manos de Cinemex, lo que le dio una participación de 36% del mercado.

Al desaparecer Cinemark, Cinemex y Cinépolis se convirtieron en las dos cadenas más grandes de México, y en conjunto concentran 93% del número de salas en el país.

Viajes a Marte en días

Es posible esperar que mediante el uso del cohete nuclear ya probado en Tierra, sea posible velocidades de 1.000,000 kph para el año 2000. Tal velocidad permitiría hacer la jornada a Marte en aproximadamente cuatro días.

Este era el pronóstico de un estudio de transportación que replicó Expansión en la década de los 80.

En 2019, los viajes a Marte aún no duran cuatro días, el promedio ronda entre los nueve meses. Pero el furor por habitar el planeta rojo continúa. La compañía del excéntrico Elon Musk, Tesla, ha hecho varias pruebas para llevar el primer viaje turístico a Marte.

Hollywood en México

En la década de los 80, el país atraía a varios productores extranjeros para filmar sus películas. Las devaluaciones constantes de la moneda mexicana era el principal atractivo de los productores de Hollywood.

Sin embargo, ahora los directivos mexicanos tuvieron que migrar hacia Hollywood.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad