Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El regreso de las ventas a las departamentales: entre créditos y cartera vencida

Las tiendas departamentales enfermaron por la pandemia y ahora apostarán por incentivar el uso de sus tarjetas para remontar las ventas después de la crisis más dura que ha vivido este sector.
mié 05 mayo 2021 12:33 PM
Pago con tarjeta
Las departamentales reportaron aumentos en la demora en los pagos en el acumulado del año, pero el índice que mide el volumen de créditos que no han sido finiquitados mostró una mejora en los últimos meses.

Las filas de consumidores para acceder a los centros comerciales llevaron a las cadenas departamentales de regreso al juego. Liverpool, El Palacio de Hierro, Elektra o Coppel vivieron su año más desafiante y hoy reciben a sus visitantes con aforos y horarios especiales, cubrebocas y gel antibacterial. La remontada no será sencilla, ya que la pandemia no ha sido controlada. Pero las tiendas pretenden impulsar sus ventas y sus líneas de crédito serán algunas de las herramientas.

La baja en el ritmo de la economía y una tasa de desocupación de 4.7% en enero jugarán en contra, mientras que a favor están el descenso en los contagios y la flexibilización de las medidas de movilidad.

Grupo Elektra, Coppel y Famsa (en el primer semestre de 2020) otorgaron líneas de crédito a través de tarjetas departamentales propias orientadas para los consumidores de menores ingresos, quienes suelen ser los más afectados en las crisis, pero que no dejarán de adquirir algunos bienes durables, atraídos por los pagos ‘chiquitos’ de estas cadenas. Además, se han enfocado en otros nichos de mercado, como las personas que han puesto un nuevo negocio durante la pandemia.

Publicidad

Grupo Elektra logró registrar, al cierre de 2020, un crecimiento de 4.6% en sus ingresos, impulsado por la venta de motocicletas Italika y la línea blanca, que suelen adquirirse a través de sus créditos. El brazo financiero de la empresa de Ricardo Salinas, Banco Azteca, aumentó el saldo de su cartera bruta 11%, a 103,529 millones de pesos. Su morosidad fue de 4.7%, en comparación con el 3.7% del año anterior. El rango está por debajo de 5% a partir del cual se encienden las alarmas en el sector. Estas tiendas suelen recuperar la cartera vencida con planes de pago o acuerdos para saldar deudas por un monto menor.

Coppel y Elektra tienen una ventaja para la recuperación, ya que, por lo general, tienen tiendas en poblaciones adonde otras cadenas no llegan. De hecho, la cadena de tiendas de Ricardo Salinas Pliego aumentó sus ventas 4% en el primer trimestre del año. A esto se suma el desarrollo de su e-commerce, que les permite captar a otros compradores que no visitarían sus unidades físicas. “El desempleo y la economía van a afectar los créditos y las ventas, pero la captación de remesas tiene un papel muy importante para garantizar el pago de los créditos”, dice Julián Fernández, jefe de Análisis de Bursamétrica.

El Palacio de Hierro, Liverpool y Grupo Sanborns juegan en otro equipo. Atienden a un grupo de la población con mayor poder adquisitivo y que suele resistir mejor las crisis, aunque cuentan con categorías muy afectadas, como ropa y calzado. Aunque Liverpool, dueña de las tiendas Suburbia, está dando un giro a su estrategia y está llevando a cabo un piloto de pagos con abonos 'chiquitos' para atraer a otro tipo de consumidor.

"Hacia 2022, esperamos que estemos implementando todas estas capacidades que estamos desarrollando hoy para poder hacer un despliegue en todo el país y esperar tener un crecimiento en la participación de nuestros productos y, obviamente, tener un aumento en las ventas”, adelantó Santiago de Abriega, director de servicios financieros, durante la conferencia con analistas tras informar de sus resultados financieros del primer trimestre, la semana pasada.

El Palacio de Hierro y Liverpool redujeron en 2020 el número de clientes de sus tarjetas de crédito, 18.4 y 13.9%, respectivamente, pero el porcentaje de compradores que paga con estos plásticos fue de 41.8% para El Palacio y de 47.1% en Liverpool, aumentos cercanos a un punto porcentual frente al año pasado. Grupo Sanborns, que agrupa las tiendas Sanborns, Sears y iShop, informó que el número de tarjetas propias llegó a 4.48 millones, 1.6% más que en 2019.

“Es probable que los compradores millennials comiencen a ahorrar y disminuir sus gastos porque nunca han vivido una crisis, aunque, se proyecta, van a tener una recuperación rápida en términos de otorgamiento de créditos y crecimiento en ventas”, afirma Fernández, de Bursamétrica.

Recuperar los pagos

El riesgo de este segmento de negocio será el incremento en la cartera vencida, por lo que las compañías suelen endurecer sus lineamientos y ser más minuciosas con la entrega de los créditos y los pagos. Si bien las departamentales reportaron aumentos en la demora en los pagos en el acumulado del año, el índice que mide el volumen de créditos que no han sido finiquitados, el IMOR, mostró una mejora en los últimos meses.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, comenta que como no hay señales de una mejora en el crecimiento, es probable que los negocios financieros de las departamentales tarden en recuperarse. “En épocas de crisis es normal que se incremente la cartera vencida, es una de las consecuencias y la crisis que vivimos el año pasado es la más fuerte desde la Gran Recesión. Con la lenta recuperación de la economía, se espera que sigan los altos niveles de cartera vencida y que, incluso, exista cierta cautela para tomar crédito por parte de las personas”, dice.

Publicidad
Publicidad
Publicidad