Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

China encabeza un nuevo récord global de emisiones de CO2 en 2021

En un estudio, la Agencia Internacional de Energía dice que la recuperación tras la pandemia resultó en una cifra sin precedentes en la emisión de gases contaminantes.
vie 18 marzo 2022 05:00 AM
Las grandes economías utilizaron de nueva cuenta las plantas con base en carbón para impulsar su recuperación económica.
Las grandes economías utilizaron de nueva cuenta las plantas con base en carbón para impulsar su recuperación económica.

Las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2) relacionadas con la generación de energía eléctrica rompieron un nuevo récord en 2021 y China fue el principal protagonista en este aumento.

Un estudio de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) dice que la fuerte recuperación económica tras la crisis de Covid-19 fue la causante del aumento récord a 36,000 millones de toneladas, por encima de los niveles pre-pandémicos. La razón: las principales economías recurrieron a la generación con carbón para suplir su demanda al alza. El carbón representó más del 40% del crecimiento general de las emisiones mundiales.

La pausa en el desarrollo de algunos proyectos renovables –que pretendían aumentar la oferta– y los altos precios del gas detonaron el uso de las carboeléctricas, muchas de ellas ya con una tendencia a la baja en su uso, impulsaron el mayor uso de carbón. Los precios récord del gas natural han hecho que los costos de operación de las plantas de carbón sean considerablemente más bajos que las plantas de ciclo combinado. Esto ocurrió principalmente en Estados Unidos y Europa.

Esta fuente de generación creció en gran medida, pese a que la producción vía métodos renovables también vio su mayor crecimiento y la generación nuclear también aumentó.

Publicidad

Durante 2020, cuando se vivió el momento más álgido de la pandemia, las emisiones de dióxido de carbono derivadas de la generación eléctrica cayeron en 5.2%. Pero a partir de ahí el mundo ha experimentado una fuerte recuperación económica impulsada por estímulos fiscales y el despliegue de vacunas en las principales economías.

El repunte ha sido impulsado en gran medida por China, la única economía de gran escala que logró un crecimiento económico en los dos últimos años, pese a haber sido el sitio en donde se registraron los primeros casos. De 2019 a 2021 la emisión de dióxido de carbono en el gigante asiático aumentó en 750 millones de toneladas, para sumar casi 12,000 toneladas o alrededor del 33% de las emisiones a nivel mundial.

“Con el rápido crecimiento del PIB y la electrificación adicional de los servicios de energía, la demanda de electricidad en China creció un 10% en 2021, más rápido que el crecimiento económico en un 8.4%. Con un crecimiento de la demanda superior al aumento de la oferta procedente de fuentes de bajas emisiones, el carbón se utilizó para satisfacer más de la mitad del aumento de la demanda de electricidad”, dice la EIA.

La crisis desatada en las últimas semanas tras la invasión rusa a Ucrania podría llevar de nueva cuenta a un aumento en la emisión de gases contaminantes debido al fuerte incremento en la cotización del gas natural y la urgencia de Europa por reducir al menos parcialmente las importaciones de gas ruso. “Ahora el mundo debe garantizar que el repunte mundial de las emisiones en 2021 sea excepcional - y que una transición energética acelerada contribuya a la seguridad energética mundial y a la reducción de los precios de la energía para los consumidores”, dice la EIA.

 
Publicidad
Publicidad