Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las preparatorias en EU se inspiran en la serie 'Glee' y fomentan el coro

Los coros de escolares están ganando popularidad en las preparatorias de todo el país gracias a la exitosa serie juvenil de Fox
mié 17 noviembre 2010 08:54 AM
HIT
GLEE-BILLBOARD HIT

Como dice un maestro de coro rebosante de júbilo: cantar vuelve a estar de moda.

En la preparatoria Harlingen, en Texas, un grupo de adolescentes que cantan, bailan y tocan instrumentos musicales en el escenario componen un nuevo coro llamado Broadway Bound. Son uno de los primeros coros de preparatoria que han surgido en el sureste de dicho estado de Estados Unidos, y están decididos a actuar en una competencia nacional. ¿Te suena familiar?

Su inspiración llegó gracias a la exitosa comedia de Fox Glee, sobre un grupo ficticio de adolescentes poco populares que deciden entrar al grupo del coro de la escuela. Dominique Gonzalez, alumna de 17 años de Harlingen, dice que ella y otros alumnos estaban tan obsesionados con el programa, que propusieron llevar a Glee a la vida real.

En el intento de convencer a su director, una de las chicas incuso cantó la canción Don’t Rain On My Parade, de Barbara Steisand, misma que entonó Lea Michele, la estrella de Glee, la temporada pasada.

"Muchos jóvenes no saben dónde tiene que estar su talento", dice González, quien planea estudiar teatro en la universidad. "Glee es una mezcla de todo: diseño de escenarios, banda, canto, baile, actuación. Es un lugar donde la gente puede encontrar un sitio al cual pertenecer".

Se le conoce como el efecto Glee. Los coros de espectáculos (una tradición de baile y canto que comenzó hace décadas en la región norte-centro de Estados Unidos) están ganando popularidad en las preparatorias de todo el país gracias al programa, según los maestros de coro. El interés renovado en los grupos musicales da esperanzas a los educadores artísticos justo cuando muchas escuelas tuvieron que apretar su presupuesto, afectando a los programas musicales.

Publicidad

Broadway Bound, de la preparatoria Harlingen, es uno de los aproximadamente 20 nuevos coros escolares que nacieron el año pasado, dice Joes Biggs, presidente de FAME Events, una compañía privada que organiza eventos de coros y competencias. Por otro lado, sólo un pequeño grupo de coros se formó antes de que comenzara Glee, dice. Biggs calcula que hay alrededor de 300 programas fuertes en las preparatorias en todo Estados Unidos.

"Los chicos que nunca habrían considerado participar están encontrando su lugar en un coro de espectáculos", dice Biggs, quien planea lanzar la primera competencia de coros a nivel nacional, organizada por su compañía en abril.

Un sondeo realizado por Harris Interactive en septiembre descubrió que los programas con temas musicales, como Glee y Camp Rock 2 de Disney Channel, crearon un nuevo interés en torno a los programas musicales de las escuelas con los estudiantes de entre 8 y 18 años de edad. El estudio de 1,800 estudiantes descubrió que 31 por ciento más quiso participar en actividades musicales de la escuela.

A principios de este año, un sondeo realizado por la Asociación Nacional de Educación Musical, publicado por The Boston Globe, descubrió que el 43% de los instructores de coro acreditaba al programa Glee por el aumento del interés de los alumnos en realizar la audición para los grupos musicales.

Desde que Glee llegó a la pantalla, en mayo de 2009, el programa ha sido muy exitoso. Se encuentra en la posición 25 entre los espacios mejor calificados del horario estelar de esta temporada, con 12.7 millones de televidentes en promedio, según la compañía Nielsen. Otros programas también han inspirado el entusiasmo en torno a la música en las preparatorias, como la sensación reality de Fox, American Idol, y el nuevo programa de NBC, America’s Got Talent.

Christopher Landis, director de un coro de espectáculos en la preparatoria Waltham en Massachusetts, dice que ha visto una cifra récord de alumnos de nuevo ingreso asistir a las audiciones. Él atribuye a la serie la tendencia a eliminar los estereotipos negativos en torno a los participantes del coro.

El coro de Landis, Music Unlimited, es similar al de Glee, pues los alumnos usan disfraces adornados, realizan bailes con corografía, y cantan éxitos clásicos y contemporáneos.

Al igual que en el programa, hay alumnos que tienen presencia en el mundo musical y en el del deporte, dice. "Aceptamos a todos, y mi regla es que si no es algo divertido, no lo haremos", dice Landis.

Los coros escolares y los clubes de canto difieren de los coros tradicionales en el hecho de que los estudiantes emplean coreografías, disfraces, cambios de escenario y música en vivo. Pero la actividad puede ser costosa porque requiere de complejos escenarios y gastos para viáticos. Los maestros suelen contratar coreógrafos externos. Otros grupos que apoyan la actividad suelen financiar los programas. Apenas unos meses después de que comenzara el año escolar, Landis había gastado 17,000 dólares en el programa.

En la preparatoria Kettering Fairmont en Ohio, el mismo estado donde tiene lugar el programa Glee, Brody McDonald, director de coros, dice que los coros escolares han sido una parte integral de la preparatoria desde hace más de 25 años. Dice que los beneficios de los programas musicales superan los costos.

"He visto muchachos que son tímidos, y al final terminan siendo personas seguras", dice. "Son mucho más abiertos y comunicativos".

La Asociación Nacional de Educación Musical señaló que la música ha comprobado tener una correlación positiva con el desempeño académico. Las preparatorias con programas musicales experimentan una mayor tasa de graduaciones y mejores resultados en las pruebas estandarizadas, y la música también puede mejorar la memoria y ayudar al desarrollo cerebral.

Después de que se implementaran políticas académicas federales como No Child Left Behind, algunas escuelas estrecharon sus currículos para concentrarse más en las ciencias, matemáticas y lectura, dice Lynn Brinckmeyer, ex presidente de la Asociación Nacional de Educación Musical, una organización con más de 75,000 maestros de música.

"Muchos estudiantes aprenden de formas distintas, no sólo sentados en un escritorio y resolviendo problemas de matemáticas", dice. "Algunos funcionan de esa forma y otros no. Sin programas musicales, no estamos atendiendo a algunos de nuestros alumnos".

Los espectáculos con temas musicales ayudan a los padres, que también ven el programa, a interesarse por la educación musical, dice Paul Cothran, director ejecutivo de la Fundación Save de Music de VH1, un grupo que se esfuerza por regresar la música a las aulas.

"Creo que la gente está reconsiderando la situación y pensando si sus hijos aprenden música en la escuela", dice.

De vuelta en la preparatoria Harlingen, Eric Lopez, de 17 años, es un muy talentoso músico que puede tocar la guitarra, el teclado y la batería. Se preparaba para los ensayos de las canciones del musical de Broadway basado en el disco American Idiot de Green Day. "Es muy divertido hacer música y ver cómo todos los grupos diferentes se unen", dijo.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad