Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

'The Oprah Winfrey Show', un símbolo de la cultura estadounidense

Después de 25 años, muchos fans del talk show de Oprah Winfrey están tristes porque su programa llegará a su fin
jue 02 diciembre 2010 04:21 PM
oprah winfrey plaza sésamo
oprah winfrey plaza sésamo oprah winfrey plaza sésamo

Tom Franklin nunca ha conocido a Oprah Winfrey, pero eso no impidió que soñara lo que la mayoría de los escritores sueñan. "Con sus raíces del Misisipi, yo fantaseaba con que ella viera el título y supiera de lo que trataba, que supiera que ella pertenecía a ese lugar y tomara el libro", dijo el autor de Crooked Letter.

"Estoy muy triste porque hizo que mucha gente lograra leer e hizo un muy buen trabajo".

Muchos fans de Oprah están tristes porque su programa llegará a su fin, pero esa pena ha sido atenuada esta temporada con la locura que gira en torno al programa. Después de 25 años, su talk show se ha convertido en símbolo de la cultura estadounidense. En el mundo de la televisión, no hay nada que supere a la O.

La conductora del programa está prendiendo las llamas de la emoción por los últimos días del programa ofreciendo episodios mucho más grandes, mejores y más atractivos que cualquier cosa que haya hecho antes.

Desde reunir al elenco de La novicia rebelde hasta entrevistar a la ex esposa, padres e hijos de Michael Jackson, y sorprender a Barbara Streisand con la visita de Robert Redford, Winfrey está maravillando a todos de formas nunca antes vistas.

Todd Gold, editor de Fancast, dijo que toda esta emoción beneficia al final del reinado de la reina de la televisión. Gold dijo que cree que Winfrey y sus productores pusieron mucho empeño para impresionar a su audiencia en cada episodio. "Se volvió loca, lo quiere lograr todo. Es la última ronda y todos los días hará algo grande".

Publicidad

¿Te encantó el episodio de Las cosas favoritas de Oprah? Esta temporada Winfrey deleitó al público no con una, sino con dos shows, y volvió loco al público cuando regaló iPads, cruceros y un Beetle de VW 2012. "Ni siquiera es un Volkswagen, es uno que aparecerá hasta dentro de dos años y ni siquiera ha sido fabricado, sólo lo ha visto Oprah", dijo Gold.

"Eso es muy Oprah, y no tenías que estar ahí para sentir la emoción de sólo verlo".

"Esa emoción también se traduce en una popularidad increíble. Según The Hollywood Reporter, The Oprah Winfrey Show tuvo en promedio 8.3 millones de televidentes la semana del 8 de noviembre, más que el promedio de 7 millones de personas a la semana, que han visto el programa desde que la temporada final comenzó en septiembre, según el sitio de Gold.

Cuando la anfitriona de la televisión anunció hace un año que terminaría con The Oprah Winfrey Show en septiembre de 2011, después de un cuarto de siglo al aire, no sólo hizo que los televidentes se volvieran locos por conseguir boletos para asistir al programa, sino que los invitados potenciales también sintieron la presión de aparecer en su escenario, que ha sido el trampolín hacia el éxito para varias personas, desde médicos hasta pequeños empresarios.

The New York Times informó de que una escritora en potencia comenzó a escribir en un blog sobre sus intentos por lograr que su libro se publicara antes de que Oprah dejara la pantalla chica. "No es sólo que todo lo que toca se convierte en oro", dijo Susan Harrow, asesora mediática y autora del libro How to Get Booked on Oprah. "La gente aprecia a Oprah y les importa su opinión. La gente que sigue a Oprah quiere saber lo que piensa, lo que come, lo que viste, porque si ella lo hace es importante para ellos".

Y esa obsesión con Winfrey se intensifica a medida que se le termina el tiempo.

Shelly Jystad es miembro de Bookworms (ratón de biblioteca), un club de lectura que recientemente asistió al programa en Chicago, pues viajaron desde Jamestown, Dakota del Norte, para asistir en un episodio donde se presentó el exitoso autor Jonathan Franzen. Al grupo le encantó aparecer en el público, que, según Jystad, incluyó a un fan de cien años de edad que había seguido de cerca la carrera de Winfrey. Además, cada miembro del público recibió de regalo un lector electrónico Kindle, de Amazon.

Jystad dijo que el éxito de Winfrey se debe a que supo compartir sus propios problemas.

"Parte de esto es conocer su trayectoria", dijo. "Ella ha superado mucho, y creo que su deseo de ayudar a otros a lograr sus sueños es genuino". Justad agregó que no cree que la influencia de Winfrey termine sólo porque su programa ya no esté al aire.

"Creo que seguirá influyendo a la gene por medio de su nueva cadena", dijo.

Pero la fan Monique Merritt, de 26 años de edad, dijo que ella creció con el programa y duda que pueda haber otro que se le compare. Incluso mientras Winfrey avanza a la siguiente etapa de su carrera, dirigiendo la cadena OWN Network, Merritt dice que ella no cree que ningún otro programa pueda cosechar el mismo interés que Winfrey ha tenido todos los días desde hace 25 años.

"Habla de tantas cosas que ocurren en el mundo y atiende varios puntos muy importantes", dice Merritt. "No es sólo un talk show; la nueva cadena es genial, pero no es lo mismo que verla todos los días a las cuatro de la tarde".

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad