Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La recesión de Estados Unidos inspira a la banda The Bottle Rockets

Este grupo de country alternativo habla en sus canciones sobre las dificultades de las personas en un país que sigue en crisis
vie 21 enero 2011 02:24 PM
The Bottle Rockets
The Bottle Rockets The Bottle Rockets

En ciertos círculos, Brian Henneman ha sido una leyenda viviente por casi dos décadas.

Henneman encabeza a los pioneros de country alternativo , The Bottle Rockets, una banda asentada en St. Louis con 10 álbumes bajo la manga, incluyendo The Brooklyn Side, de 1994.

Pero estos días, cuando su cantante y guitarrista no está de gira con los BRox, como los fanáticos llaman afectuosamente a la banda, él toma el transporte público para trabajar medio tiempo, de modo muy similar al protagonista de Get in the bus, del más reciente álbum de The Bottle Rockets, Lean Forward.

Henneman dice que, en lo que toca a los personajes con mala suerte tipo Spingsteen de las canciones de su banda: "Estamos ahí con ellos. No estamos escribiendo desde una mansión en la colina".

The Bottle Rockets tienen muchas melodías típicas del rock and roll acerca de amor y autos. Pero también de otras cosas, como madres que viven de la asistencia social, los trabajadores beneficiados con compensaciones, contribuyentes morosos y similares. No es ortodoxo, pero resuena entre los estadounidenses atrapados por la recesión , algunos de los cuales pueden verse reflejados en las canciones.

"Para bien o mal, eso existe en casi todo el país", dice el guitarrista John Horton.

Publicidad

Henneman agrega: "Sólo escribimos de lo que sabemos. Básicamente están mirando una fotografía de nuestras personalidades. Creo que existen otras personas con personalidades como las nuestras y eso nos conecta con ellos".

La banda cuida de que esas imágenes no impidan pasar un buen momento.

"El verdadero truco acerca de eso es no comenzar a sermonear", apunta el baterista Mark Ortmann. "No quieres sermonear a la gente. Es más observacional que nada".

Aunque The Bottle Rockets producen su cuota de baladas populares, la banda también puede rockear, con música tan diversa como el asunto que abordan sus letras.

"La gente que nunca ha oído de la banda dice: 'Oh, a qué suena la banda'", dice Horton. "Yo le digo a la gente que básicamente suena un tercio a Cheap Trick, un tercio a John Prine y un tercio a Neil Young. Con eso los atraigo de alguna manera al juego".

El sonido diverso se debe, en parte, a que los cuatro miembros de la banda, incluyendo al bajista, Keith Voegele, escriben canciones.

La banda ve en la versatilidad una bendición y una maldición.

"Es de un rango realmente muy amplio. Si pudiéramos controlarlo y convertirlo en algo, realmente sería más fácil de vender", bromea Henneman.

"Me encanta la música pop. Probablemente sonaríamos como Marshall Crenshaw si tuviera la voz para cantar ese tipo de cosas. Mi voz ha sido un tipo de restricción", dijo con su timbre de Missouri.

CNN se encontró con la banda en el Smith's Olde Bar en Atlanta, sólo un par de semanas antes de una serie de conciertos a través del medio oeste de Estados Unidos con Crenshaw, otro favorito de los críticos con medianas ventas de álbumes en los años recientes.

Los miembros de la banda están emocionados de tocar con alguien a quien idolatran y que crecieron admirando. Henneman y Ortmann, los dos únicos miembros originales de The Bottle Rockets, dicen que sus vidas cambiaron en 1983 cuando la televisión por cable, en especial MTV se volvió disponible en sus pequeños pueblos a alrededor de 64 kilómetros de St Louis.

"Si estás en MTV, eres enorme ante mis ojos. Oh, mira estas cosas mágicas", recuerda Henneman. "Y recuerdo perfectamente (a Crenshaw) en ese entonces con Someday someway y esa música por el estilo, así que para mí, él es enorme. '¿Marshall Crenshaw¡' ¡Oh, sí!".

El representante de Crenshaw sugirió la colaboración, y Crenshaw dijo que después de consultarlo con la almohada, adoró la idea.

"Su música tiene cierta elegancia, sabes. Sus letras son realmente grandiosas y su narración es genial. Hay cierta inteligencia en hacer lo que ellos hacen, y siempre me ha pegado eso", dijo Crenshaw por teléfono desde Nueva Yoek.

"Simplemente me gusta tocar con gente que realmente comprenda la música y que tenga alguna experiencia detrás de lo que hacen”, dijo Crenshaw. “Estos chicos tienen mucha habilidad también".

The Bottle Rockets abrirán para Crenshaw, luego tocarán como su banda de soporte en sus espectáculos conjuntos. Crenshow mandó a los BRox cerca de 17 canciones que deben aprender, incluyendo un nuevo sencillo I don't see you laughing know, que planea lanzar en vinil como parte de una serie.

La banda dice que ha sido divertido, pero un reto, encontrar el ambiente de las melodías de Crenshaw.

"Las escuchaba y decía: 'Sí, esta muy bien, amigo'. Y además pienso: 'Nunca podré tocar eso'", dijo Henneman. "Pero te adentras en ello y descubres cómo".

Crenshaw y The Bottle Rockets acordaron que si los conciertos van bien, podrían continuar la colaboración.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad