Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Egiptólogos temen por la integridad de las reliquias entre los disturbios

Los sitios arqueológicos y museos más importantes de Egipto padecen la crisis política que se vive en el país y peligran por saqueos
mar 01 febrero 2011 09:15 PM
museo
egipto-museo museo

Los sitios arqueológicos, monumentos y museos más importantes de Egipto fueron resguardados por el ejército del país el lunes, según el Consejo Supremo de Antigüedades.

Pero l a preocupación persiste entre los egiptólogos y los arqueólogos , que temen que algunos de los tesoros más preciados caigan en manos de saqueadores y vándalos, dados los disturbios y los levantamientos, pues los manifestantes consideran que en su país hay una falta de oportunidades económicas, una pobreza general y una corrupción omnipresente.

Egipto es “el museo al aire libre más grande del mundo”, dijo Peter Der Manuelian, profesor de egiptología de Philip J. King en la Universidad de Harvard. Dijo que él y sus colegas intentan “estar al tanto de la situación de la mejor forma posible”, dado el mal servicio de Internet en Egipto .

El viernes por la noche, un grupo de criminales entró al Museo del Cairo con una escalera de bomberos, dijo el domingo a CNN Zahi Hawass, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades.

Una vez dentro del museo, entraron a la galería del Período Tardío. “Cuando no encontraron oro, rompieron 13 vitrinas de vidrio y tiraron las antigüedades al piso”.

Los intrusos regresaron a la galería donde se guardan artefactos de la tumba del rey Tutankamón, donde abrieron una vitrina, rompieron una estatua del rey Tut en una pantera y la arrojaron al suelo. Un grupo también entró a la tienda de regalos del museo y robó joyería, escribió Hawass en una publicación de un blog el domingo.

Publicidad

Un grupo de oficiales de turismo se había quedado la noche en el museo, pues no pudieron salir una vez que entró en vigor el toque de queda . “Estos oficiales y muchos egipcios jóvenes que también permanecieron adentro, ayudaron a evitar que más gente entrara al museo” durante las protestas, escribió Hawass en una publicación que envió por fax a Italia para que sus colegas lo publicaran en su sitio web.

Hawass dijo a CNN el domingo por la mañana que había nueve sospechosos, pero en la publicación del blog se dijo que había 10. Uno de ellos pidió a la gente que cuidaba el museo un poco de agua, pero “le ataron las manos a la puerta de la tienda de regalos para que no escapara”, según la publicación.

Hawass dijo a CNN que cuando los sospechosos fueron aprehendidos, las autoridades descubrieron los restos de dos momias y algunos artefactos con ellos . De cualquier forma, dijo que todo lo que fue dañado se puede restaurar.

Puede ser que el orgullo nacional de los ciudadanos egipcios sea ventajoso para sus tesoros, dijo. Se publicó una fotografía en Twitter donde se muestra una cadena humana rodeando el Museo del Cairo , aunque no quedó claro cuándo se formó la cadena.

De muchas formas, Der Manuelian dijo que el orgullo nacional es un tributo a los esfuerzos de Hawass para llamar la atención y restaurar el orgullo de la cultura egipcia. “Podemos ver el resultado directo” de sus esfuerzos, dijo.

“El pueblo egipcio es maravilloso”, dijo Jan Summers Duffy, egiptóloga de la Universidad de Idaho y curadora del Museo de Historia Nacional Orma J. Smith. Dijo que cree que pueden defender museos y sitios arqueológicos.
 
“Con 80 millones de personas en un país que sufre de pobreza y alzas en los precios, debemos esperar que algunas personas estén desesperadas y busquen los medios para mejorar sus condiciones”, dijo Kara Cooney, profesora adjunta de arte egipcio y arquitectura en la Universidad de California en Los Ángeles, y anfitriona de Out of Egypt del Discovery Channel.

Pero dijo que por cada uno de ellos hay miles de egipcios que defenderán los tesoros antiguos. “La gente que es más capaz de proteger estos monumentos ya está ahí”, dijo. “Sólo espero que puedan hacer lo que esté en sus manos”.  

Cooney dijo que escuchó que las autoridades emplearon los altavoces de una mezquita para pedir a los ciudadanos que ayudaran a proteger el complejo del templo de Kanrak de manos de los saqueadores.

El lunes, Hawass dijo que los sitios al norte de Egipto, como Alejandría, estaban en control del Ejército. Los museos también están a salvo, junto con los sitios turísticos más importantes en Luxor, Aswan, Giza y Saqqara. Hasta ahora sólo ha habido incidentes pequeños, como una tienda que fue robada en la zona del Sinai. Según Hawass, se trató de un grupo grande con armas que entró al sitio de almacenamiento de las antigüedades del Museo Port Said.

“Otros grupos intentaron entrar al Museo Copto, al Museo de Joyería Real, al Museo Nacional de Alejandría y al Museo El Manial”, dijo.

“Mi corazón está roto y me hierve la sangre”, escribió Hawass en su publicación del domingo. “Siento que todo lo que he hecho en los últimos nueve años fue destruido en un día, pero todos los inspectores, arqueólogos jóvenes y administradores me llaman para decirme que darían su vida por proteger nuestras antigüedades. Muchos egipcios jóvenes están en las calles intentando detener a criminales”.

Los egiptólogos dicen que les preocupa el daño que aún no se ha descubierto, y el futuro que le espera a los artefactos egipcios. Der Manuelian dijo que escuchó que cuando la policía egipcia despareció de las calles el fin de semana: algunos sitios quedaron sin resguardo.

Hay cientos de almacenes en todo el país, que estaban bajo el resguardo de la policía egipcia, dijo Cooney. Ahora no queda claro quién las protege, si es que alguien lo hace.

Los informes del incidente en el Museo del Cairo fueron “devastadores”, dijo Summers Duffy, que pasó el verano trabajando en un proyecto en el Luxor descubriendo tumbas cubiertas.

Dijo que había escuchado que no había disturbios en Luxor, “pero eso es por ahora. Quizás las cosas cambien”. El valle de los reyes y otros sitios arqueológicos están en ese sitio, dijo.

Summers Duffy dijo que está en la red social Facebook todo el tiempo intentando hacer contacto con egiptólogos y arqueólogos que conoce para ver si siguen en ciertos sitios. Algunos huyeron de los disturbios.

“Éste ha sido el trabajo de mi vida”, dijo. “No sabemos el futuro que nos espera, y espero que algunas cosas se conserven”. Cooney agregó que Facebook es “invaluable” mientras los egiptólogos intentan compartir información.

Der Manuelian dijo que la mayor parte del trabajo se hace en Giza, y espera que el sitio permanezca protegido. “Hay una gran pared de seguridad”, dijo, y su cercanía con Cairo puede darle más seguridad, y teme más por sitios más lejanos. “Algunos de los monumentos son grandes, así que es fácil que un criminal se oculte”.

Recordó incidentes de artefactos y monumentos que fueron destruidos en Irak, diciendo que su corazón estaba con los colegas que estudiaban esa zona, y se preguntó cómo se sentiría si los artefactos egipcios que él estudia estuvieran en riesgo. Espera nunca saberlo.

Los temores son generales dada la falta de información confiable. Los expertos no tienen forma de saber si la información es sólida o si son rumores. “Algunas cosas resultaron no ser ciertas”, dijo.

Der Manuelian dijo que ha escuchado que sitios en Abusir y Saqqara fueron saqueados. Abusir es un campo de pirámides en el banco izquierdo del Nilo, al norte de Saqqara, donde varios faraones de la 5ª dinastía decidieron ubicar sus monumentos de entierro. Saqqara, uno de los cementerios más viejos de Egipto, alberga varias pirámides reales.

Pero Hawass dijo el lunes que aunque los candados de las tumbas en Saqqara están abiertos, no se han llevado ni dañado nada.

El trabajo en algunos sitios continúa a pesar de los disturbios, dijo Cooney, pero los colegas de otros sitios fueron alertados por la policía egipcia y se les pidió que se retiraran.

Hawass dijo que confía tanto en el pueblo egipcio como en las tropas. Dijo a CNN que cuando dejó el Museo del Cairo, después de llegar ahí justo después de que se levantara el toque de queda, “todos en la calle me preguntaban si el museo estaba a salvo, me decían que necesitaban proteger el museo”.

“Un número muy pequeño de personas intentó entrar y robar”, escribió en su publicación en el blog. “Tristemente, una voz criminal es más fuerte que cientos de voces de paz. El pueblo egipcio pide libertad, no destrucción”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad