Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un director, una actriz y un compositor, protagonistas en Guadalajara

Homenajes y retrospectivas emocionan al público que asistió la noche del viernes al inicio del Festival de Cine más importante de México
sáb 26 marzo 2011 02:15 PM
er Herzog
Werner Herzog er Herzog

Los homenajes desplazaron a los discursos oficiales de funcionarios que año con año protagonizan la inauguración del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG). La noche del viernes fue una noche inaugural en esta ocasión para quienes hacen y disfrutan del cine.

Una pantalla de gran tamaño reflejó los episodios del trabajo que a lo largo de su trayectoria han hecho tres homenajeados: el director alemán Werner Herzog, la actriz mexicana, Diana Bracho y el compositor mexicano, Manuel Esperón.

Las coplas de la conocida melodía Amorcito Corazón, del compositor Manuel Esperón, comenzaron a rondar la mete de los asistentes a la gala de inauguración, al tiempo que algunos más desinhibidos, tarareaban y silbaban la canción, a la par del Torito (Pedro Infante) y La Chorreada (Blanca Estela Pavón), reflejadas en la gran pantalla.

Trozos de películas en blanco y negro, todas pertenecientes a la época de oro del cine mexicano, se deslizaban una tras otra sobre la pantalla, mientras la voz potente del Charro Cantor, Jorge Negrete, interpretaba a todo pulmón, Hay Jalisco no te rajes.

Fue la manera en que el FICG quiso recordar en breves minutos la prolífera carrera de compositor del músico Manuel Esperón (1911-2011), quien recibió el homenaje póstumo en la gala inaugural.

Una carrera de alrededor de 500 películas y más de 900 canciones, muchas de ellas dedicadas al ambiente bravío y campirano del Jalisco de principios de siglo, dijo la viuda de Esperón, quien junto con sus tres hijas, recibió la estatuilla de reconocimiento.

Publicidad

La familia del compositor mexicano anunció que próximamente instalarán una estatua en Jalisco, en honor a Esperón, por el cariño mutuo que ambos se profesaban y que quedó plasmado en infinidad de películas.

El proyector volvió a rodar ahora para dar paso a extractos de las películas del aclamado director de cine alemán, Werner Herzog . Imágenes de Nosferatu, El hombre oso y Enemigo interno, entre otras, dieron cuenta de la amplia y reconocida trayectoria del teutón.

Herzog recibió personalmente el Premio Guadalajara Iberoamericano y tuvo que esperar algunos minutos a que terminara la ovación del auditorio puesto de pie, para poder pronunciar un breve discurso de agradecimiento.

"Es una gran honor estar con ustedes, muchas gracias Guadalajara, para mi son una señal de que hay cine muy vibrante en todo México, así se siente cuando yo era un joven cineasta, había un renacimiento del cine en Alemania y ahora me siento como si estuviera otra vez en esos días, con ese renacimiento del cine joven", dijo.

El también considerado uno de los padres del nuevo cine alemán, trajo consigo 53 de su películas que serán exhibidas durante la semana del FICG que concluye el próximo 1 de abril. Se trata de la retrospectiva más grande nunca antes proyectada.

La serie de homenajes cerró con la entrega del Mayahuel de Plata, a la actriz mexicana, Diana Bracho, que a la par del público se emocionó con la proyección en unos minutos de una carrera que iniciada en la infancia.

Con la voz entrecortada y tropezando con la lectura del discurso que preparó, Bracho, perteneciente a una dinastía de actores, agradeció a su familia y en especial a su padre: "Papi, gracias por darme el cine con tus genes", manifestó casi al borde del llanto.

La ceremonia concluyó con la proyección de la cinta El Gerente de Recursos Humanos del director Eran Riklis, originario de Israel, país invitado en la edición 26 del FICG.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad