Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El escritor argentino Ernesto Sabato muere a los 99 años

El escritor, ícono de la literatura argentina murió la madrugada de este sábado en su casa, a las afueras de Buenos Aires
sáb 30 abril 2011 08:48 AM
El escrito argetino Ernesto Sábato
Sábato_EFE_Muerte El escrito argetino Ernesto Sábato

El escritor Ernesto Sabato, un ícono de la literatura argentina, murió la madrugada de este sábado a los 99 años en su casa, a las afueras de Buenos Aires.

La muerte del autor de El túnel y Sobre héroes y tumbas fue confirmada por su colaboradora, Elvira González Fraga, quien dijo a diversos medios locales que Sábato sufrió de problemas de salud desde hace algunas semanas.

"Hace como 15 días tuvo una bronquitis y a la edad de él esto es terrible", dijo González Fraga a Radio Mitre.

Sábato nació en la localidad bonaerense de Rojas el 24 de junio de 1911. Abandonó su carrera científica en los años 40 tras obtener un doctorado en el Instituto de Físico-Matemática y trabajar con la familia Curie, en París.

Entonces se volcó a la literatura y publicó su primero libro en 1945, Uno y el universo. En 1948 escribió la novela El Túnel; en 1961 Sobre héroes y tumbas, y en 1974 completó la trilogía con Abaddón el exterminador, de corte autobiográfico.

A Sábato le fue otorgada la Gran Cruz al mérito civil en España en 1978 y un año después fue distinguido en Francia como Comandante de la Legión de Honor. Además, fue galardonado con el Premio Cervantes en 1984 y propuesto como candidato al Nobel de Literatura de 2007.

Publicidad

Sábato presidió en 1984 la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas (Conadep), una comisión de notables creada por el presidente argentino Raúl Alfonsín, para investigar las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar, y que publicó el informe Nunca más, donde se relataron los horrores cometidos entre 1976 y 1983.

La última obra publicada de Sabato fue España en los diarios de mi vejez, que escribió tras sus viajes al país ibérico en 2002, durante la crisis económica argentina.

Por su avanzada edad, Sabato ya no salía de casa de Santos Lugares, en Buenos Aires, según contó su hijo Mario, estaba al cuidado de enfermeras y apenas hablaba.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad