Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tom Ford, gurú del diseño, revela cartas amenazantes de Yves Saint Laurent

"En 13 minutos de pasarela destruiste 40 años de mi carrera", escribió Yves Saint Laurent al diseñador Tom Ford, según el estadounidense
vie 03 junio 2011 10:15 AM
Moda
Tom Ford Moda

El diseñador de modas estadounidense y director cinematográfico, Tom Ford, reveló que recibió cartas de odio por parte de su predecesor y rival Yves Saint Laurent.

Ford, de 49 años, tomó el mando de la casa de modas de Yves Saint Laurent en 1999 cuando algunas partes fueron vendidas a Gucci en 1999, donde Ford era director creativo.

Y el diseñador dijo que aunque comenzaron como amigos, la relación se fue tornando amarga, al punto que Saint Laurent, uno de los pioneros de la moda del siglo XX, acusó a Ford de arruinar su reputación.

Incluso en comentarios públicos, el francés no guardaba para si su desprecio por el gusto de Ford.

“Al principio él me apoyaba mucho”, dijo Ford a Talk Asia de CNN. “Él amaba el hecho de que hubiéramos comprado la empresa, y amaba el hecho de que yo estuviera diseñando, y alababa mucho mi trabajo en Gucci”.

“Éramos bastante amistosos, y cenamos juntos algunas veces, y le mostré mi primera colección”.

Publicidad

“Nuestro negocio iba creciendo, y creciendo y creciendo, y cuando comenzamos a tener grandes críticas y los negocios comenzaron a ser muy exitosos, Yves comenzó a ser muy hostil”.

“Tengo cartas que escribió acerca de mi, tu sabes, 'en 13 minutos en la pasarela destruiste 40 años de mi carrera'”.

“Estoy muy contento por tenerlas – todas están escritas de su puño y letra. Cuando tenga 85 años, probablemente las ponga en un libro – por si a alguien le interesa”.

Ford salió de Gucci en 2004, antes de establecer su propia marca –Tom Ford – algo que previamente le había dado temor, dijo a CNN.

“Creo que lo que temía era que como muchos diseñadores, ellos venden sus propias marcas y pierden el control de sus marcas, quizá las cosas son creadas muy en contra del gusto de ellos”.

“Tu nombre es algo chistoso. representa lo que eres y todo lo que hago es por orgullo”.

“Yo ya no trabajo por dinero. Soy lo suficientemente afortunado para no necesitar trabajar por dinero, pero yo trabajo por orgullo, trabajo porque amo trabajar, y por lo tanto la idea de que se pueda perder el control de tu propio nombre y que cosas de las que no estés orgulloso puedan ser producidas con tu nombre me asusta”.

En años recientes el diseñador amplió su trayectoria profesional, moviéndose al cine con la adaptación de la novela galardonada, Un hombre solitario de Christopher Isherwood, presentando a Colin Firth como un profesor universitario británico homosexual que no puede sobrellevar la muerta repentina de su compañero en Los Ángeles de los 60.

Ford dijo a CNN que su cambio a Hollywood se “sintió totalmente natural”.

“Conozco a muchas personas en la industria cinematográfica, y todos me apoyaron increíblemente. Hay un dicho de que la gente de Hollywood puede ser 'agradable hasta matarte', por lo que tienes que tener cuidado, pero fueron increíblemente amables, me apoyaron de manera fenomenal”.

“No fue hasta después de que hice la película que casi todos los periodistas dijeron: '¿Cómo fue hacer una película que resultara un éxito cuando todo mundo pensaba que estabas loco?'

“Y yo pensé '¿La gente pensaba que yo estaba loco? ¿Me estás diciendo que la gente realmente pensaba que no podía hacer esto?'”

“Tenía un panorama claro de lo que quería que fuera la película, y no voy a decir que no hubo cosas que aprendí y que no sabía, pero dirigir una película no es muy diferente a ser el director creativo de una gran casa de modas”.

“Primero que nada, debes tener una visión. Eso es lo más importante. ¿Por qué alguien necesitaría ver una película de Tom Ford? ¿Por qué alguien necesita un saco de Tom Ford? Por lo tanto necesitas tener algo que decir.

“Después tienes que contratar a un gran equipo de personas que te ayuden a realizar esa visión, y tienes que crear un ambiente donde toda la gente pueda ser creativo, y dar lo mejor de si mismos”.

“Después tienes que guiar lentamente al equipo para ayudar a materializar tu visión. Por lo que las dinámicas de dirigir una película y el diseño de modas -de la manera en que yo lo he hecho– no son muy distintas”.

Saint Laurent se retiró de la industria de la moda en 2002 y murió en junio de 2008 por cáncer cerebral a los 71 años de edad.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad