Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Incubus regresa más maduro con su nuevo álbum: 'If Not Now, When?'

Después de cinco años de pausa, la banda del sur de California regresa con un nuevo disco que presenta un sonido más maduro
mié 13 julio 2011 06:51 PM
incubus
incubus incubus

El ambiente dentro del oscuro escenario en los Estudios 204 en Hollywood es silencioso, casi melancólico —extraño para un escenario de un video musical. Pero el ambiente taciturno refleja el tono del primer álbum de Incubus en cinco años. If Not Now, When? Es el disco más exuberante y lleno de texturas que la banda del sur de California ha hecho hasta el momento.

“Es obvio que todos hemos madurado, y de diferentes maneras”, dice el guitarrista Mike Einziger, durante un descanso en la filmación. “Cada vez que hacemos un disco, sólo es un intento por capturar quiénes somos como personas y como banda en ese momento. Es como un montón de fotografías de nosotros en un momento muy específico”.

Ya han pasado 20 años desde que Einziger, el cantante Brandon Boyd y el baterista José Pasillas formaron Incubus, como estudiantes de décimo grado en Calabasas High, un pintoresco suburbio de Los Ángeles. Posteriormente se les unieron el DJ Chris Kilmore y el bajista Ben Kenney, ex miembro de The Roots. En 2008 —después de seis discos— Incubus decidió tomar un descanso muy necesario para perseguir algunos intereses personales.

Einziger se inscribió a Harvard, en dónde está estudiando filosofía, ciencias y teoría musical y composición.

“Ha sido divertido ser estudiante. Nunca había tenido la oportunidad de ser un estudiante universitario y era algo que siempre había querido hacer”, confiesa. “Mis padres están muy orgullosos de que esté estudiando en Harvard. Definitivamente es una de esas cosas que hace que la gente se sorprenda. No creo que les parezca que me veo lo suficientemente inteligente”.

Boyd utilizó la pausa para lanzar el año pasado su primer álbum como solista, The Wild Trapeze. También pasó mucho tiempo pintando en su estudio.

Publicidad

“He hecho un par de exposiciones de arte”, dice el cantante, “y pude conocer mejor mi barrio más de lo que nunca lo había hecho, lo cual fue increíble. Sin lucirme. Eso fue realmente genial”.

A pesar de que Einziger se encontraba estudiando en Massachusetts y sus compañeros de la banda se encontraban en California, a casi 5,000 kilómetros de distancia, el guitarrista dice que hablaban casi una vez por semana.

“Esta fue la primera vez desde que era niño en que viví lejos de José y Brandon”, dice Einziger. “Estos son los tipos a los que veo todos los días, con los que interactúo —y estuve lejos de ellos por un par de años”.

“Pero todos crecemos y cambiamos como personas, así que cuando volvimos a juntarnos y comenzamos a tocar, éramos diferentes de las personas que concíamos antes de separarnos. Definitivamente fue un proceso, y la lucha para volver a convivir con los demás es una especie de hermosa fórmula que dio como resultado este nuevo sonido que tenemos en este momento”.

“Hubo algunos momentos aquí y allá en dónde me pregunté si podríamos hacer otro disco, y no era por la falta de deseo”, dice Boyd. “Tan sólo muchas cosas habían pasado durante ese periodo, y luego con la incertidumbre de la industria y la pregunta de ¿Seguíamos siendo relevantes? ¿La gente todavía querrá un disco nuevo? Comenzamos a investigar un poco y decidimos que todavía había espacio para nosotros, y quizá podríamos meternos a la fuerza y ver que pasa”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad