Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Crítica: 'Capitán América', con lo necesario para sorprender al siglo 21

La nueva película de Marvel Studios tiene todas las características de una película divertida y animada, asegura Tom Charity
sáb 23 julio 2011 03:01 PM
capitan america
capitan america capitan america

¿Capitán América tiene lo necesario para sorprender a los cínicos chicos del siglo 21? Y más importante, ¿Marvel puede resucitar una marca creada en el calor de la Segunda Guerra Mundial y volver a venderla a una audiencia internacional que ya no se siente inspirada por las barras y las estrellas? (La bandera estadounidense).

Si El Primer Vengador tiene algo que decir es: Sí y Sí.

En lugar de pelear contra personajes nacionalistas, en contra de los nazis, la película los acoge, regresando a principios de la década de los 40 para recordarnos lo que hizo a “la generación más grande” tan grandiosa.

Steve Rogers (Chris Evans) no quiere matar a nadie, pero como le explica al científico, el doctor Erskine (Stanley Tucci), a él no le gustan los golpeadores. Steve es pequeño, delgado y asmático —él sabe todo acerca de los bullies, y cree en hacerles frente.

El doctor sonríe. Ha encontrado a su ejemplar: un hombre que usará su superfuerza para el bien y no dejará que se le suba a la cabeza. Es decir, la antítesis del superhombre nazi (über-mensch) personificado por el antiguo jefe de Erskine, el ególatra Johann Schmidt (Hugo Weaving), líder de Hydra, la unidad de investigación paranormal de Hitler, y mejor conocido para los aficionados de los cómics como Red Skull.

¿Recuerdas cómo los cómics solían tener anuncios para cursos de físicoculturismo? Antes del tratamiento radical de Eskrine, Rogers es insignificante. Después, podría ser la imagen de Charles Atlas.

Publicidad

Por lo menos es 30 centímetros más alto y 32 kilogramos más pesado de puro músculo. Es la fantasía de cualquier chico sobre la masculinidad—épico y heroico— y como era de esperar, el gobierno de Estados Unidos inmediatamente ve el potencial, colocando al Capitán América en la primera línea de la propaganda de guerra: vendiendo bonos y haciendo películas.

Es solo cuando lo envían a entrenar a las tropas en Europa que Steve tiene la oportunidad de mostrar lo que puede hacer estando en acción.

Evans —y el equipo de CGI (imágenes creadas por computadora) tras bambalinas— llevan a cabo esta transición sin una sonrisa. No es una actuación vistosa, pero a su manera, es una fina pieza de actuación en pantalla —fuerte y concentrada, y siempre divertida de ver.

El director Joe Johnston aprovechó un ambiente retro-futurista similar en The Rocketeer, hace algunos ayeres, esa mezcla de la inocencia de las series de sábado por la mañana, la emoción, el romance y el espectáculo que se le escapó por completo a la última película de Indiana Jones.

Johnston hace que parezca fácil mantener las cosas simples. Ayuda que el diseño de producción de Rick Heinrich es tan bueno, con elegantes sumergibles, aviones y autos cohete que parecen una colaboración entre Julio Verne y Howard Hughes. Por cierto, ¡Qué placer conocer al papá de Tony Stark, Howard (Dominic Cooper) en su mejor momento!

Con Tommy Lee Jones en plena irascible forma como el coronel Phillips, Hugo Weaving aparentemente canalizando al director bávaro Werner Herzog como Red Skull, y Hayley Atwell parecida a Kim Hunter en A Matter of Life and Death, como la valiente agente británica Peggy Carter, la película tiene tantos personajes tan atractivos que parece no saber que hacer con ellos. Rogers escogió personalmente el grito de los comandos especializados para su propio grupo.

El novelista Michael Chabon ha comparado al creador del Capitán América, Jack Kirby, con Shakespeare y Cervantes. Esas referencias literarias tan altas no aplican aquí, pero Marvel Studios ha llegado con un entretenimiento animado que mantiene la fe en los ideales que Kirby expuso: valentía, perseverancia y patear traseros para el hombre pequeño.

Puede no ser el credo más sofisticado, pero sigue siendo válido.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad