Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mitch Winehouse narra los últimos días de su hija como 'los más felices'

En la ceremonia en memoria de la cantante fallecida, su padre, Mitch Winehouse, narra los últimos días de Amy: "estaba de lo más feliz"
mar 26 julio 2011 06:20 PM

Amy Winehouse “era lo más feliz que había estado en años”, con un nuevo amor y una renovada determinación para superar su adicción a las drogas en sus últimas semanas, dijo su padre en un comunicado este martes, mientras la familia y amigos se reunieron en el funeral de la cantante en Londres.

“Saber que no estaba deprimida, saber que falleció, saber que falleció feliz, nos hace sentir mejor a todos”, dijo Mitch Winehouse.

El productor musical Mark Ronson, quien trabajó con Amy Winehouse en su álbum ganador del Grammy, Back to Black, fue uno de los dolientes que llegaron el martes al funeral de la cantante , según la filial de CNN, ITV.

Pero el ex-esposo de la cantante, Blake Fielder-Civil, no fue liberado de prisión para asistir a la ceremonia, dijo una fuente familiarizada con la situación. Él está cumpliendo una condena de 32 meses por robo y posesión de una imitación de arma de fuego, según reportes de prensa.

Se han dado a conocer pocos detalles de la ceremonia, aunque el vocero de Winehouse, Chris Goodman dijo que “es un evento pequeño, privado, para algunos pocos amigos y familiares”.

Los investigadores podrían no saber qué fue lo que ocasionó la muerte de Winehouse hasta que lleguen los resultados de las pruebas de laboratorio en su sangre y tejidos, en un plazo de dos a cuatro semanas, según la Policía Metropolitana de Londres, también conocida como Scotland Yard.

Publicidad

La autopsia fue completada en la morgue St. Pancras Mortuary el lunes por la tarde, dos días después de que la cantante fuera hallada muerta en su departamento de Londres .

“No se estableció la causa formal de la muerte y esperaremos los resultados de más exámenes toxicológicos” , afirmó la policía en un comunicado.

Una investigación acerca de su muerte fue abierta el lunes, indicó el comunicado.

“Las investigaciones sobre las circunstancias de la muerte continúan”, afirmó la Policía Metropolitana de Londres en un comunicado. Hasta ahora, la muerte de la joven de 27 años “es tratada como 'inexplicable' y no se ha arrestado a nadie en relación con el incidente”, afirmó la policía.

Su padre, en su comunicado del martes, dijo que su hija estaba logrando una “recuperación fantástica” cuando “recientemente Amy encontró el amor con Reg (Traviss)”.

“Él le ayudó con sus problemas y Amy deseaba un futuro juntos”, dijo Winehouse. “Ella era lo más feliz que había estado en años”.

Él escribió sobre una “gran noche” con su hija recientemente en el 100 Club de Londres cuando “su voz estaba bien, su ingenio y sincronía eran perfectos”.

“Ella me dijo que había ‘disfrutado todo completamente”, dijo su padre. “La última vez que me llamó, había encontrado una caja con viejas fotos de la familia y me llamó para que fuera a verlas. Hablamos tres veces ese día, ella estaba muy emocionada”.

Winehouse “trataba enormemente de lidiar con su manera de beber y había completado tres semanas de abstinencia”, dijo.

“Ella dijo ‘papá, tuve suficiente, ya no puedo soportar la mirada en tu rostro y en el de la familia”, dijo.

Su madre y su novio le dijeron que Winehouse estaba “de buen humor” y no deprimida cuando la vieron el viernes, un día antes de su muerte. “Esa noche, ella estaba en su habitación, tocando la batería y cantando”.

“Como era tarde, su guardia de seguridad le dijo que bajara el volumen y así lo hizo”, dijo Mitch Winehouse. “Él la escuchó caminar por un tiempo y cuando la fue a buscar por la mañana, pensó que estaba dormida. Regresó unas horas más tarde, fue entonces cuando se dio cuenta que no respiraba y pidió ayuda”.

La cantante, querida por su talento aunque tristemente célebre por su comportamiento público errático, sus arrestos y sus problemas con las drogas, fue encontrada muerta en su departamento en Londres este sábado.

La familia de Winehouse señaló en un comunicado el domingo que han quedado “desamparados por la pérdida de Amy, una maravillosa hija, hermana y sobrina. Deja un enorme hueco en nuestras vidas. Nos estamos uniendo para recordarla y esperamos algo de privacidad y espacio en este momento terrible ”.

“Estamos intentando asimilar la muerte de una querida amiga y colega, la más talentosa y extraordinaria artista", afirmó el domingo Metropolis Music, la firma que la manejaba. “Siempre recordaremos a Amy como una vibrante, alegre y cariñosa joven que hacía sentirse bienvenido a cualquiera a su alrededor. Perdimos a una persona muy especial, una parte de nuestra familia”.

Las vocales guturales y cargadas de soul de Winehouse llevaron a la cantante británica al estrellato musical en 2007, pero su problemática vida fuera de los escenarios —relatada en su éxito Rehab— le dio notoriedad. Su muerte ocurrió a menos de dos meses de salir de un programa de rehabilitación y semanas después de que fuera abucheada y echada de un escenario por fanáticos decepcionados en Serbia.

Winehouse murió a la misma edad que otros cuatro músicos leyenda . Jimi Hendrix, Janis Joplin y Jim Morrison fallecieron por una sobredosis cuando tenían 27 años, mientras que Kurt Cobain se suicidó luego de salir de rehabilitación.

La policía fue llamada al departamento de Winehouse en Camdem Square justo después de las cuatro de la tarde del sábado en respuesta a un reporte de “una mujer encontrada muerta”, señalaron las autoridades.

“Todo el que tiene una relación con Amy está conmocionado y devastado”, dijo Goodman. “Nuestros pensamientos están con su familia y amigos”.

La página web oficial de Winehouse muestra nada más que una foto en blanco y negro de la cantante.

Su canción Rehab, en la que canta algo como: “Trataron de hacerme ir a rehabilitación, y yo dije que no, no, no” ayudó al público a formarse una opinión sobre ella. Winehouse dijo a CNN en una entrevista en 2007: “No me importa tanto lo que la gente piense de mí como para amoldarme a cualquier cosa”.

La cantante nacida en Londres era una rebelde adolescente tatuada después de haber sido expulsada de una prestigiosa escuela de artes escénicas. Su primer álbum, Frank, debutó en 2003, cuando la cantante y compositora tenía 19 años.

El éxito internacional llegó con su álbum de 2007, Back to Black. Dominó los premios Grammy en 2008, ganando cinco categorías esa noche y entregando, vía satélite desde Londres, una gran actuación de Rehab.

El volátil matrimonio de Winehouse con Blake Fielder-Civil pasó factura a la carrera del cantante. La pareja se divorció en 2009 después de dos tormentosos años llenos de adicción a las drogas y arrestos .

Los padres de Winehouse hicieron públicos sus esfuerzos por ayudar a su hija, diciendo al Telegraph de Londres en 2009 que estaba en el camino de la recuperación.

“Una recuperación gradual, lo cual es bueno”, dijo el padre de Winehouse al Telegraph. “Con ligeros pasos hacia atrás; no retrocesos hacia las drogas, más retrocesos hacia la bebida, si sigues mi idea, creo que ése será el patrón de la recuperación”.

La organización que otorga los premios Grammy emitió un comunicado el sábado llamando a Winehouse “una música e intérprete dinámica que mezcló a la perfección el rock, el jazz, el pop y el soul, y creó un sonido muy personal”.

Su voz rica, conmovedora y única reflejaba su composición honesta y le ganó un público devoto, el reconocimiento de la crítica, y el verdadero respeto y admiración de sus compañeros en la música”, dijo el comunicado de la Recording Academy. “Ella siempre será recordada por su inmenso talento, y su música vivirá durante generaciones futuras. Nuestro más sentido pésame a su familia, amigos y fanáticos en estos momentos difíciles”.

El funeral judío y controvertido de Amy Winehouse

Al parecer, los judíos progresistas británicos y también algunos ortodoxos, no tienen ningún problema con los tatuajes como otras ramas más conservadoras de esa religión en otras partes del mundo sí tienen.

La duda razonable surgió este martes cuando Amy Winehouse, llena de tatuajes, fue  enterrada en una ceremonia judía tradicional en Londres. El funeral fue conducido por un rabino y la familia Winehouse sostuvo el shiva —la costumbre y tradición judía de recibir a los invitados en su hogar— a partir de la noche del martes, dijo el portavoz de Winehouse, Chris Goodman.

Winehouse fue cremada, añadió Goodman —una práctica más controversial para los judíos.

Tradicionalmente los judíos no incineran a sus muertos por la creencia de la resurrección cuando el Mesías llegue, dice Nikki Saunders, portavoz del movimiento principal ortodoxo de Gran Bretaña, la United Synagogue.

“Eso sólo puede pasar si tu cuerpo está intacto”, dice.

Los judíos más liberales no tienen esa preocupación, explica Ben Reich del Movimiento para la Reforma del Judaísmo en el Reino Unido.

“La resurrección física no es algo en que los judíos progresistas creen, así que eso no es ningún problema”, dice. Los judíos progresistas tampoco aceptan la creencia de los ortodoxos de que la cremación es la mutilación del cadáver, dice, ya que se hace de manera respetuosa, sin mala intención.

“Por lo tanto estamos contentos de permitir la incineración para aquellos que lo quieran”, dice, llamándola “extremadamente común. No es nada que haga levantar una ceja en el movimiento progresista”.

Existe la tradición de no enterrar a las personas con tatuajes, dice el rabino progresista, Mark Goldsmith, pero dice que parece no tener mucho soporte en las leyes judías, o Halacha.

Parece provenir de unas instrucciones del libro del Levítico de la Biblia, en contra de marcarse la piel, dice.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad