Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Qué es necesario para vender televisión reality?

Un gancho bien pensado, apoyo visual correcto, personajes coloridos y bien delineados, son algunos de los ingredientes
mar 02 agosto 2011 12:42 PM
reality
reality reality

Nota del editor: Pamela Berger trabaja desde 1993 como productora y escritora para diversas televisoras y canales de cable. Más recientemente, ella trabajó como productora de desarrollo para Target Entertainment y directora de campo para Real World/Road Rules Challenges en MTV, montada en Canadá, República Checa, Costa Rica y Argentina. Berger también es productora editorial independiente para CNN en Atlanta.

(CNN)— El domingo pasado, CBS estrenó su nueva serie de realidad Same Name, donde las celebridades son reunidas con personas comunes que comparten su nombre y apellido.

La pareja se conoce, después intercambian sus vidas por unos días para ver lo que sucede. Es sencillo, es astuto y lleva a la genta a preguntarse: ¿Por qué no pensé en eso?

Los reality shows siguen tramas simples con un toque que juega con las tendencias actuales . Los programas de este verano incluyen Finding Bigfoot, Freaky Eaters, Rocco's Dinner Party, I Didn't Know I Was Pregnant, Mancantions, Celebrity Ghost Stories y bueno, por qué diablos no, Celebrity Close Calls. Ya tienes todo lo que necesitas saber acerca del programa con el título.

Sin embargo, esta simplicidad es una fachada: virtualmente todos los programas que llegan al aire requieren de un camino complejo, que consume tiempo para llegar a su destino final.

No hay una fórmula secreta para presentar y vender programas con éxito y, después de 18 años como productora de televisión, me llegué a dar cuenta que se requiere mucho más que solo una buena idea.

Publicidad

Encuentra el gancho

Es seguro decir que los reality shows no son muy conocidos por su profundidad, pero la verdad es que no hay mucho tiempo para eso. Un programa de media hora tiene una programación de 23 minutos aproximadamente. Si restas la presentación, los créditos y los avances, entonces te quedan unos 19 o 20 minutos de contenido real.

Para ser efectivo, los productores necesitan ese recurso o "gancho" que involucra al espectador y también impulsa la historia . El reality show Yard Crashers, tiene ese gancho al sorprender al azar a clientes de tiendas de mejoras para el hogar. Para The Voice, de NBC, los jueces solo usan su sentido auditivo para escoger a una estrella, mientras que los miembros del panel de revisión de Shark Tank también son inversionistas.

Jenny Daly, presidenta de T Group Productions en Los Ángeles —quien está detrás de las series de televisión Simple Life, Storage Hunters, Anything But Love, The Fashionista Diaries y Battle of the Wedding Designers— sabe de la importancia del gancho correcto.

En otoño de 2008, le ayudé a escoger a los participantes y a producir una cinta de presentación basada en la cocina que llamamos Big City Chefs, la cual seguía a chefs privados en San Francisco.

Durante un año completo, la idea fue de ida y vuelta entre ella y el canal. Al final, la locación del show se cambió a un lugar más ostentoso: ese fue el gancho que le ayudó a vender.

Big City Chefs se convirtió en Private Chefs of Beverly Hills; el Food Network compró dos temporadas de programas.

Emociona al comprador

Cuando pienso en alguien que apenas suda en una reunión de presentación, pienso en mi exjefe, Cris Abrego, copresidente y cofundador de 51 Minds Entertainment en Los Ángeles.

Abrego, junto con su socio, Mark Cronin, ya vendió más de 45 series a diferentes canales de televisión y canales de cable. Sus éxitos más conocidos son las franquicias de Flavor of Love y Rock of Love de VH1.

Abrego compartió su secreto para una buena presentación: "Necesitas emocionar al comprador y llevar elementos visuales para eso —ya sea en video, imágenes o que tu propia presentación verbal pueda dibujar una imagen en la mente del comprador".

Resulta que el programa que más rápido vendió Abrego fue el primero en el que trabajamos juntos, llamado Strange Love, presentando a Flavor Flav, del grupo Public Enemy, y a la actriz danesa Brigitte Nielsen. Después de ver su hilarante química en su exitosa serie Surreal Life, Abrego supo que un spin-off (un programa derivado) era el siguiente paso lógico.

Para lograr la venta, Abrego llevó una fotografía de un pastel de bodas a la reunión de presentación. Ubicó encima del pastel una figura de una novia y novio, alterada con Photoshop para verse como un diminuto Flavor Flav con su enorme, bien proporcionada e igualmente loca socia, Brigitte Nielsen.

Inmediatamente provocó las carcajadas de los ejecutivos del canal y entonces las palabras que cualquier presentador adora escuchar: "Hecho, nos encantó". No hay nada mejor que eso.

Para el próximo reality show de verano, Same Name, que Abrego creó junto a su compañero productor Eugene Young, encontraron personas comunes en Estados Unidos con el mismo nombre que los ejecutivos del canal al cual se lo iban a presentar.

Ellos grabaron entrevistas por Skype con estas personas comunes, les pidieron que compartieran un pedazo de sus vidas, y después el reprodujeron el material en la reunión . Esta táctica funcionó porque visualmente transmitieron el divertido y simpático concepto de programa que puede atraer a una gran parte de la audiencia meta de un amplio rango de edades, raza y estatus social.

Como explicó Abrego: "Cuando llamas a una celebridad y dices, 'hey, hay un electricista de nombre David Hasselhoff en Texas', despierta un interés inmediato".

Daly usó un truco similar cuando vendió su primer reality show, Pam Tastic, a Comedy Central a mediados de los 90. Pam Tastic era un hombre vestido como mujer, que cantaba canciones para vender Tupperware.

Como apoyo visual para el canal, ella llevó a Pam Tastic a la reunión, donde cantó canciones cursis sobre los productos de plástico y se ganó a toda la sala. Cuando piensa en todos sus trucos, Daily se ríe de todos los cantantes, bailarines, disfraces, actores, apoyos y teatro extravagante en que ha invertido al paso de los años, todo por el bien de la presentación.

Y nunca te puedes volver demasiado presumido. La gran cantidad de productores que compiten para tener sus ideas de reality shows en el aire es demasiado fuerte. Unos trucos funcionan.

De vez en cuando puedes ser poco convencional

Cuando Abrego y su equipo imaginaron por primera vez la exitosa serie spin-off Flavor of Love, ellos sabían que tenían una idea original que podría requerir un poco de convencimiento para vender.

Matt Odgers era el productor ejecutivo de todos los programas de Flavor Flav y el único entrevistador de Flav (sólo por ese trabajo merece un Emmy —yo estaba ahí cuando de hecho Flav se quedó dormido durante un entrevista (…) mitad de la frase al pie).

Durante el desarrollo, Odgers repetidamente explicó a los ejecutivos del canal, "es como The Bachelor pero no se parece a The Bachelor". Esa acertada pero un poco vaga descripción no fue suficiente, así que necesitaron fabricar el elemento visual correcto para cerrar el trato.

La idea resultó en resumir una temporada completa en un video de presentación de 20 minutos. Intentar lo que en ese entonces no era una idea convencional, los productores seleccionaron a 20 mujeres y las colocaron juntas en una casa durante cuatro días.

Para animar la competencia de ellas ante la cámara, se les dijo a las mujeres que a la que escogiera Flav al final del programa, se le garantizaría un slot en la serie. El equipo de 51 Minds produjo los desafíos, eliminaciones y suficiente contenido durante los siguientes días para crear un montaje de hilaridad sin fin.

Odgers supo que tenía un éxito en sus manos en el momento que las cámaras comenzaron a grabar. “El material era tan rico y divertido, que tuve que recordarle a los camarógrafos que siguieran grabando porque se reían mucho. ¡Eso nunca sucede!”.

Quizá el gag más brillante fue el que creó Odgers para el primer encuentro entre Flav y las chicas. Cuando preparaba el segmento, se dio cuenta de que el gag sería que Flav le preguntara a las chicas sus nombres y se equivocara con ellos, como lo suele hacer Flav de todas maneras.

Eso se convirtió en los apodos que les dio Flav en el momento, como Bubblez, Bunz, Pumkin, Deelishis y para unas gemelas Giddy y Clueless, Thing 1 y Thing 2.

Además de ser una de las partes más divertidas de la serie, añadió un elemento importante desde el punto de vista del productor. Como explica Odgers: "Eso se convirtió en la gran herramienta para convertir a las chicas en personajes verdaderos en el programa. Eso las etiquetó y también hizo posible que pudieran ser esos personajes en todos spin-offs".

Un momento que Odgers particularmente adora del piloto es cuando la madre de Sexy llegó a la casa para conocer el nuevo interés romántico de su hija. Después de que la mamá le preguntó a Flavor Flav su ocupación, él comenzó a rapear. Ella lo miró incrédula y le preguntó: "¿Te pagan por eso?".

Al final, después de seis meses de idas y vueltas en las negociaciones, se grabó el piloto, se editó y se envió al canal al que pronto le fue vendido.

En ese momento eso impresionó tanto al director del canal que declaró que todos los pilotos siguientes deberían ser como ese. ¿Las ideas poco convencionales funcionan? Ahí es cuando un programa de televisión se vuelve un éxito.

Crea un reparto colorido

Para cualquier reality show exitoso, un buen reparto de personajes es sumamente importante, y no es tan fácil armarlo como parece. Como explica Daly: "Tienes que preocuparte por la gente que ves y que quieres invertir tu tiempo en ver".

Para dar una imagen más clara, añade: "Necesitan ser el tipo de persona que te atrae casi inmediatamente, incluso sino estuvieran ante una cámara".

Odgers reconoce que asegurar a un buen talento, como Brett Michaels para la franquicia de Rock of Love, es importante —pero es más importante el grupo de personajes que rodea a Michaels.

Explica: "las mujeres en esos programas cubrían toda la gama en términos de personalidad. A algunas adoras querer, a algunas adoras odiar". Añade Odgers: "Tiene que haber todo tipo de personajes y tienen que estallar".

Ten muchas ideas porque la mayoría no se venderán

Daly trabaja durísimo, crea, revisa, diseña, reflexiona, se ríe, elabora, demanda, vende. Prácticamente puedes ver los engranes dando vueltas en su cabeza cuando entrega su presentación y moldea el programa a las necesidades y deseos del comprador.

Como ella explica: "Es una constante esfuerzo muy elaborado". Y ella es buena para eso, porque está preparada. Daly ve cada programa de televisión por lo menos una vez, sabe como crear jugosos giros originales en la trama en el momento, y entiende lo que los canales buscan tanto en contenido como en personajes.

Aproximadamente por cada 10 presentaciones, Daly vende un programa, y eso es una buena proporción en Hollywood. Daly añade: "No puedes encariñarte demasiado con un proyecto". Su trabajo como desarrolladora de televisión es, en su núcleo, un negocio. Si un proyecto no funciona, entonces debe cambiarse al siguiente, reponiendo constantemente. No permite que su engranaje interno se pare.

Abrego ve las tendencias actuales en cable como "volver a un lugar más parecido a la tradicional narración de una historia en lugar del formato de competencia". Para las televisoras, estas quieren impresionar con grandilocuencia.

The X Factor, Masterchef 2, Expedition Impossible, It’s Worth What? y 101 Ways to Leave a Game Show todas de esta alineación veraniega, son con formatos con base en los estudios, enormes que funcionan y se seguirán vendiendo hasta la siguiente tendencia.

Y conocer las tendencias actuales y tener la habilidad especial de escoger el tiempo correcto es supremamente importante para cualquier desarrollador de televisión. Como explica Daly: "Tienes que montarte en las tendencias y saber cuando algo está a punto de terminar, ser cuidadoso en no presentar tu idea demasiado temprano o demasiado tarde".

Es por eso que cada desarrollador de televisión tiene un puñado de ideas que él o ella adora, pero debido a que ya no es el momento, no las pudo vender.

Para Daly, es un programa de concursos llamado Can You Keep a Secret? Describe el programa en exteriores, como "una moderna persecución del gato y el ratón en el espíritu de la Identidad Bourne".

Mientras tanto, Abrego y Odgers también presentaron en vano en repetidas ocasiones Kill it and Grill it, lo que yo supongo no necesita una mayor explicación. Me hace temblar. ¿A ti?

¿Fórmula secreta?

La compleja red detrás de  cada concepto, aparentemente sencillo, de un programa incluye un gancho muy bien pensado , el apoyo visual correcto para atraer al comprador, y personajes coloridos y bien delineados, combinados con creatividad, experiencia, conocimiento del negocio y persistencia.

Esa es la fórmula que vende programas. No es ciencia aeroespacial, pero requiere de una piel gruesa. Como Abrego recuerda los cientos de reunión de presentación: "Te preparas para entrar en una lucha en todas ellas".

Vi a Daly las suficientes veces como para terminar exhausta de su imperturbable energía y vi cientos de horas de trabajo de pilotos y videos de presentación que nunca llegaron a transmitirse. No es un trabajo para los tímidos.

Cuando se anuncian nuevos programas cada temporada, siempre me sorprende que algunos lo hayan logrado. Hillbilly Handfishin' se estrena el 7 de agosto y sigue a "campesinos" auto-proclamados que capturan peces con sus propias manos.

Sand Masters, en el Travel Channel sigue a artistas que crean cosas extravagantes utilizando arena. ¿En serio? ¿Durante 30 minutos cada semana?

Staten Island Cakes, se estrenó en We TV. En serio, ¿otro programa sobre pasteles? Pero al final, la gente es la que marca las tendencias y las tendencias marcan el contenido. Si hay una necesidad, los canales los llenarán.

Yo pienso, mientras escribo este artículo, en una idea para un programa al que llamaré The Pitch Meeting, donde se invierten los papeles en el canal y vemos como ellos deciden para crear la programación de temporada.

Escoge una televisora, como ABC, encuentra un grupo de coloridos ejecutivos de desarrollo, y veamos cómo trabajan tras bambalinas, después muestra tres presentaciones para ellos en cada programa.

Sigue la presentación desde el desarrollo dentro de la productora, donde el correcto y excesivo apoyo visual es creado y después sigues todo el camino hasta la reunión de presentación.

¿Dirán que sí o que no? Digo, se que no es sexy como Mancations o Finding Bigfoot, pero tiene que ser mejor que Kill it and Grill it, no?

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad