Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Desde las películas hasta los deportes, impactados por el ataque del 11-S

La fecha de los ataques terroristas en 2001 se convirtieron en un símbolo para la cultura estadounidense
jue 08 septiembre 2011 08:59 AM
9 11
world trade center nicolas cage 9 11

En los días posteriores a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, constantemente se escuchó el comentario: "Fue como una película".

Excepto que no lo fue; las personas reales no mueren en las películas. Si un avión se estrella en un rascacielos, si el edificio se derrumba, todo eso son efectos especiales creados por computadora o con modelos fabricados.

Y termina en dos horas, y todos podemos regresar a nuestra vida normal. Pero no esta vez. No hubo un fácil regreso a la "vida normal".

¿Cómo asimilar esto?

Durante los últimos 10 años, los artistas de todas las tendencias han tratado el tema. Hasta cierto punto, las expresiones de emociones reflejaron las famosas etapas del dolor descritas por Elisabeth Kubler-Ross.

Primero fue la negación, como cuando las torres gemelas fueron retiradas digitalmente de las películas y se evitó tocar el doloroso tema en la televisión. (De hecho, no mucho tiempo después de los ataques, los canales de noticias como CNN se abstuvieron de mostrar las imágenes más inquietantes, una restricción que en general, continúa hoy en día).

Publicidad

Después vino la rabia, con fantasías de venganza y con historias heroicas de desafíos para soportar el día.

A medida que el momento de los ataques se ve más lejano, los escritores, los directores de cine, los músicos  y los cantantes siguen preguntándose cuál es el significado de todo esto. Para algunos, los atentados fueron la oportunidad para examinar la psique de un terrorista. Para otros, el 11 de septiembre es un punto de partida para revisar la geopolítica, el consumismo, los choques culturales y las reacciones ante el estrés.

Sin embargo, particularmente en los últimos años, simplemente se han convertido en un escenario, un símbolo para una línea divisoria entre el Antes y el Después, parte del continuo histórico que incluye el bombardeo a Hiroshima, el asesinato de Kennedy y la caída del Muro de Berlín.

Como Dana Stevens de Slate señaló en su crítica de Transformers: El Lado Oscuro de la Luna el verano pasado: incluso se convirtió en efecto especial. Los rascacielos de Chicago fueron destruidos de una manera que evoca la caída de las torres gemelas, con pedazos de papel volando por la ventana como el polvo. 

Como en una película.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad