Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las Vegas, un oasis del entretenimiento adicto al agua

A pesar de la abundante muestra de fuentes en su calle principal y hoteles, la ciudad está tratando de reducir su consumo de agua
jue 15 septiembre 2011 09:51 AM
agua
las vegas agua agua

A primera vista, es muy fácil decir que Las Vegas tiene un fetiche de agua muy poco sano .

Está la fuente de 22 millones de galones del Bellagio, con cilindros bailarines que disparan agua a 150 metros en el aire con la música de God bless America; el volcán líquido en el Mirage, donde el agua parece burbujear como lava, y los canales de agua azul en el interior (¡en el interior!) del Venetian Hotel, donde el agua impulsa góndolas para la diversión de los apostadores y turistas.

Hay que tener en cuenta que esta ciudad está en medio del desierto de Mojave, uno de los lugares más calurosos y secos del mundo.

Pero al salir del Boulevard de Las Vegas y sus casinos lujosos y empapados con luces de neón y 'atracciones de agua', encontrarás un lugar que recibe sólo cuatro pulgadas de lluvia en un año promedio. Es un lugar donde los trabajadores "siembran" rocas en lugar de vegetación al lado de las carreteras, ya que las rocas no requieren regarse, y el agua es un recurso que este oasis fabricado ciertamente no tiene en abundancia.

Si a esto se suma el auge de la población, una sequía récord, y el cambio climático que los científicos dicen que hará tales sequías más frecuentes en el futuro, y tienes la receta para una obsesión por el agua que amenaza la misma existencia de Las Vegas.

Lake Mead, la fuente principal de agua de la ciudad, podría agotarse por completo en 2021, sólo 10 años a partir de ahora, según un informe de 2008 de la Institución Scripps de Oceanografía.

Publicidad

Por otra parte, Las Vegas fue la tercera metrópolis de más rápido crecimiento en el estado con mayor avance de Estados Unidos de 2000 a 2010, según los nuevos datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos

Más gente por lo general significa más consumo de agua.

Sin embargo, a pesar de todo esto (o tal vez debido a ello) Las Vegas se ha convertido en una de las historias de éxito más inesperado de conservación del agua en Estados Unidos.

El consumo promedio de agua por persona ha caído alrededor de 30% en la última década, por ejemplo. El uso total de agua ha aumentado sólo ligeramente –de 482,000 acres-pies en 2000 a 489,000 en 2010, para el distrito de agua en el sur de Nevada– a pesar del aumento de la población.

Este lugar de excesos tuvo que aprender algunas lecciones sobre modestia y conservación para que esto sucediera, indican los funcionarios de agua. He aquí un vistazo a cómo lo hicieron:

Paso 1: Identifica al culpable

Los casinos con sus llamativas fuentes no son los derrochadores verdaderos de agua , ya que sólo el 7% del agua de la ciudad va a los hoteles y casinos de la Strip de Las Vegas, precisa Doug Bennett, director de conservación de la Autoridad del Agua del Sur de Nevada.

¿Cuál es el verdadero chico malo? El pasto.

Así que eso es exactamente lo que la autoridad local del agua se ha puesto como objetivo.

Las Vegas de hecho paga a la gente 1.50 dólares por pie cuadrado (0.09 metros cuadrados) por quitar el césped de sus jardines.

Un pie cuadrado de césped aquí requiere 73 litros de agua en un año, precisa Bennett. Eso es cerca de dos bañeras llenas de agua por cada pie cuadrado de césped. Las plantas tolerantes a la sequía, por el contrario, utilizan menos de una cuarta parte de esa cantidad.

Paso 2: Contrata 'policías del agua'

Kevin Perry pisa el freno de su camioneta.

Ha visto al enemigo: Un hilo de agua que sale de los aspersores y, haciéndose un hueco en un césped de Las Vegas, va hacia la acera y se desliza hacia la cuneta de la calle.

Eso es ilegal aquí. Perry, cuyo título formal es 'investigador de desperdicio de agua', pero que es conocido en la ciudad como un 'policía del agua', pasa sus días conduciendo a través de los barrios de Las Vegas en busca de esos delitos.

También verifica las llamadas a una línea telefónica de 24 horas, donde los vecinos pueden denunciarse entre sí por desperdiciar agua, o por regar en días o momentos en que la práctica está prohibida.

Las multas comienzan alrededor de 80 dólares, pero pueden dispararse a miles de dólares entre los infractores reincidentes.

Los programas parecen estar funcionando. Un residente promedio de Las Vegas hace 10 años utilizaba 315 galones de agua por día. Ahora ese número se redujo a 223, según datos proporcionados por la autoridad del agua.

Paso 3: Recuerda a las personas que están en un desierto

Parte de la transformación de Las Vegas en un lugar más amigable con el agua ha sido psicológico.

La gente tiene que recordar que vivimos en un desierto, no en una selva tropical, como The Strip les hace creer, detalla Nicole Lise, portavoz de la autoridad del agua.

"The strip", comenta, "tiene que ver con la fantasía. No vivimos en una fantasía".

La residente de 71 años, Karen Luksich, ha realizado un cambio de 180 grados en su jardín desde que trataba de hacer crecer arbustos: este espacio, con cactus y una planta con semillas blancas, ganó recientemente un premio por su belleza y su uso eficiente del agua. No existe pasto en él, sólo rocas como cubierta del terreno.

Tiene sentido utilizar plantas de desierto en un lugar como este, dice. "Tienes que conseguir un martillo mecánico para plantar un árbol aquí. No tienes idea de cómo es rocosa esta tierra. No es como en Atlanta. No puedes clavar una pala y hacer un agujero".

Paso 4: Cobra por el uso de agua excesiva

El agua no sólo es escasa en Las Vegas. También es cara.

Eso es algo que Maggie Amador, de 45 años, sabe muy bien. Incluso después de retirar cerca de la mitad de la hierba en su jardín suburbano de lujo, todavía paga 390 dólares al mes por agua; menos de los 800 dólares al mes que pagaba antes de hacer los cambios.

La ciudad ha adoptado una estructura de precios diferenciados para el agua. Los residentes pagan 1.16 dólares por cada 1,000 galones hasta cierto punto, para que todos tengan agua para las necesidades básicas como beber, bañarse y lavar los platos. Pero cuanto más se utilice, mayor será la tasa, hasta un máximo de 4.58 dólares por cada 1,000 galones para las personas que utilizan mucha más agua . La cantidad depende de la lectura del medidor de agua en una residencia o negocio dado.

Paso 5: Planea el futuro

Incluso con todos los cambios, no está claro si un crecimiento en Las Vegas —y en otras ciudades secas Phoenix y Los Ángeles— será sostenible en materia de agua.

La autoridad local del agua, sin embargo, confía en que la ciudad pueda seguir ahorrando agua a medida que crece. Las leyes prohíben ahora a las nuevas viviendas tener cualquier hierba en el jardín frontal, sólo 50% o menos de los patios traseros tienen permitido tener la hierba o piscina.

El área también está buscando otras fuentes de agua, en ocasiones controvertidas, incluyendo un acuífero subterráneo en el norte de Nevada. Podría ser utilizado para complementar el agua que Las Vegas recibe de Lake Mead y de la cuenca del Río Colorado, ya que es una fuente que comparte con otras ciudades del suroeste, en virtud de un contrato de décadas de antigüedad.

Aún si eso sucede, Las Vegas va a tener que seguir viviendo con menos, considera Branett, especialmente si el cambio climático hace que haya menos agua disponible en el sistema fluvial regional.

" Todo regresa a la palabra sustentabilidad . Oigo que la gente la usa, pero la mayoría de las veces no lo entienden", comenta. "Estamos sobrepasando los límites de lo que el clima puede soportar".

Y refiere sobre Las Vegas: "Han sido muy innovadores en lo que han hecho".

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad