Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un paseo por los lugares legendarios del rock australiano

Motines, anarquistas y hedonistas dieron vida a los lugares de conciertos donde se formaron las leyendas musicales de ese país
dom 18 septiembre 2011 01:12 PM

Los lugares de conciertos son a menudo un epicentro de la reacción y el hedonismo. Australia no es la excepción: los establecidos auditorios le han dado voz a las bandas australianas que caminan a la fama mundial, llevando el sonido salvaje del rock australiano a todo el planeta.

La costa este ha sido un semillero de insurrección musical durante décadas. Para muchos, la fama inició en el sucio West End de Newcastle, en el sórdido Fortitude Valley de Brisbane, y en el centro musical al oeste de Sydney, y en St. Kilda, en Melbourne.

Esta odisea musical visita cinco de estos lugares; cuatro de ellos todavía abiertos.

Disturbios inmortalizados por Chisel en el Star Hotel, West End, Newcastle

¿Qué mejor lugar para representar al espectador de la clase obrera que el legendario Star Hotel del distrito industrial West End, de Newcastle?

A pesar de que sus puertas están cerradas desde hace más de 30 años, el hotel dejó una huella en la consciencia musical de Australia, que impulsó el espíritu rebelde de la escena pub rock a través de la década de 1980.

Publicidad

El deteriorado y gastado tugurio fue el favorito de estudiantes y trabajadores. Naturalmente, sus bandas regulares y la multitud aficionada a la bebida atrajeron la atención negativa de la policía local.

A sólo una semana de clausurarlo, los propietarios Tooth & Co.  anunciaron el cierre del amado pub, el 19 de septiembre de 1979. Se prometió barra libre y música en vivo para la última noche, como consuelo para los clientes que protestaban.

En un movimiento sospechosamente imprudente, la policía de Newcastle llegó al bar poco antes de las 10 de la noche y pidió a los espectadores marcharse a sus casas, mientras, la banda en el escenario, The Heroes, favoritos locales, tocaba una canción.

Se escuchó entonces The Star and the Slaughter, por lo que el cantante Peter de Jong fue acusado de incitación a la revuelta. Una estrofa (traducida al español) dice: "Quiero acción y quiero pelea en las calles. Voy a tomar esta ciudad como una tormenta, quemar todos los edificios..."

El Herald Newcastle ofrece una versión multimedia  de lo que sucedió después. Los disturbios de 4,000 personas atrajeron la atención internacional a Newcastle.

La 'noche de la infamia' sobrevive entre los favoritos de la clase trabajadora de Australia: Cold Chisel (que contrariamente a la creencia popular, nunca tocaron en The Star). Sin embargo, su canción cargada de protesta política, Star Hotel, marcó la pauta para una era de cultura pop en Australia, y una muestra musical de la frustración y de la ira de la época.

Paul Kelly (y la mayoría de Melbourne) en el Hotel Esplanade, St. Kilda

A sus 133 años de edad,  el Hotel Esplanade en St. Kilda  es el sitio de conciertos más antiguo de Australia.

Su importancia y ubicación escénica ha atraído a visitantes de la talla de Mark Twain y Sarah Bernhardt, y el Espy ha sido una parte importante de la cultura musical de Melbourne (y de Australia) desde sus inicios, a finales de 1800.

Un ciudadano de St. Kilda que conoce los pisos pegajosos del Espy tan bien como cualquier otra persona es el cantautor Paul Kelly, nacido en Adelaide. Después de viajar por todo el país en busca un hogar, Kelly se estableció en Melbourne en 1976 y fundó The Dots. La banda cimentaría el lugar de Kelly en la escena del rock pub de Melbourne y empezaría su ascenso a la popularidad como uno de los poetas más queridos de Australia.

Si bien gran parte del éxito comercial de Kelly comenzó con The Coloured Girls, en el Sydney de finales de la década de 1980, después regresó a vivir muy cerca del Espy; Kelly honra al histórico Esplanade en su sencillo de 1985 From St. Kilda to Kings Cross, cuya letra (traducida al español) dice: "Quiero ver el sol ponerse desde la explanada de St. Kilda. Donde la playa necesita una reconstrucción y las palmeras lo pasan mal. Daría todo el puerto de Sydney, toda aquella tierra, toda esa agua, por ese dulce malecón".

The Whitlams and God en el Hotel Sandringham, en Newtown, Sydney

El Hotel  Sandringham, o Sando, como se le conoce localmente, es uno de los lugares más antiguos de Sydney, y sin duda el pub con música en vivo más venerable de los barrios bajos del oeste de la ciudad, con 126 años de edad.

El Sando tuvo sus años dorados como un lugar clave del pub rock de Sidney entre 1970 y 1990.

Una banda que nunca olvidó sus raíces en el Sando es The Whitlams: los miembros originales, Tim Freedman, Stevie Plunder y Andy Lewis, comenzaron sus incursiones acústicas en el lugar de King Street, en 1992, después de que unieran fuerzas para tratar de mejorar lo que ellos vieron como una vacilante escena música local.

Aunque hace tiempo que The Whitlams dejó atrás su humilde lugar de origen y son más vistos cantando en el cercano Enmore Theater, el cantante y único superviviente del trío original, Tim Freedman, aún aclama los orígenes del grupo en Newtown, literalmente, con canciones como God drinks at The Sando en su álbum de 1999 Love This City.

Powderfinger en The Zoo, Fortitude Valley, Brisbane

Desde 1992, un lugar ha llevado la antorcha de la tenaz escena de música en vivo de Brisbane y sigue siendo un paso crucial en el lanzamiento de carreras de jóvenes bandas de Brissy.

Fundado por dos mujeres que lamentaban la ausencia de un espacio cultural relajado y vibrante en su ciudad natal,  The Zoo abrió sus puertas con el objetivo principal  de nutrir y fomentar la música y las artes.

La cartelera estelar del lugar: Nick Cave, The Dirty Three, Silverchair, Regurgitator, Resin Dogs y Butterfingers, quienes han agraciado el escenario en algún momento.

También lo ha hecho Powderfinger. Con la apertura de The Zoo cercana al lanzamiento del primer EP de la banda, Powderfinger confió en el escenario abierto del lugar, junto con los clubes locales de motociclistas, para hacer oír su voz en lo que era uno de los más difíciles entornos culturales de Australia.

Honrando sus raíces en el lugar de Valley, la banda realizó un pequeño concierto secreto bajo el alias de Venim Denim, en 2007, y otra vez (aunque sin el nombre falso) en 2009.

The Cat Empire y todos los demás en el Hotel Annandale, en Annandale, Sydney

Aunque  el Hotel Annandale ha ofrecido música en vivo  en el oeste de Sydney desde la década de 1980, fue el rescate de los propietarios Dan y Matt Rule en 2000 de las garras de las máquinas de póquer lo que supuso el inicio del mítico local que conocemos actualmente.

Desde entonces, el Annandale ha visto a innumerables bandas sobre su improvisado escenario en su camino hacia cosas más grandes, incluyendo a John Butler, Sleepy Jackson, Jet, The Vines, Eskimo Joe, Machine Gun Fellatio, Architecture in Helsinki y The Beautiful Girls, por mencionar algunos.

Una banda en particular debe su origen a la sudorosa pista de baile del Annandale: The Cat Empire, de Melbourne. Durante sus primeros años, el grupo viajaba regularmente a Sydney para interpretar en el popular lugar, refinando su contagioso festival de ska y ganando amigos, fanáticos y un montón de atención.

En mayo de este año, The Cat Empire incluyó al Annandale en su ambiciosa gira de décimo aniversario, que los vio volver a los lugares de todo el país que impulsaron al exuberante conjunto en sus primeros años en escena.

Nota del editor: Consulta más historias de Asia y el mundo  en CNNGo

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad