Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Baterista de Pink Floyd está en contra de la etiqueta de banda psicodélica

En ocasión del relanzamiento de la discografía completa del grupo en una edición remasterizada, Nick Mason habla con CNN sobre la banda
mar 27 septiembre 2011 03:14 PM
pink
pink floyd pink

Pink Floyd no es lo que tú crees.

Con una producción cargada de efectos, álbumes conceptuales con imágenes hipnóticas y extensos conciertos en vivo, a la banda se le asocia con los excesos en el rock & roll. No por nada John Lydon de los Sex Pistols garabateó Odio a en una playera de Pink Floyd (aunque después admitió que adoraba a la banda).

Sin embargo, casi 45 años después, una mirada más detallada al catálogo de la banda pone de manifiesto los ritmos potentes (Run Like Hell) y las melodías melancólicas (Wish You Were Here) así como el rock espacial de larga duración como Interstellar Overdrive con el que se le clasifica frecuentemente.

Aún así, el baterista Nick Mason dice que es difícil escapar del encasillamiento.

“Creo que estas etiquetas generalmente las ponen personas que algunas veces no escuchan la música”, dijo en una entrevista telefónica.

Los fans de siempre y los nuevos escuchas tendrán otra oportunidad de evaluar las palabras de Mason. El catálogo completo de los discos de estudio de la banda, incluidos el debut comandado por Syd Barrett en 1967 The Piper at the Gates of Dawn, el dominado por Roger Waters The Wall  (1979) y el álbum con el que concluyó la carrera The Division Bell (1994), se remasterizaron y este martes saldrán a la venta.

Publicidad

The Dark Side of the Moon, el clásico de 1973 de la banda, que todavía mantiene el récord del álbum con más tiempo en la listas de Billboard , saldrá en tres versiones: un cd sencillo, un álbum doble de nombre Experience Edition, que incluye un álbum en vivo y una colección de seis discos de nombre Immersion Edition.

Mason habló con CNN acerca de la evolución de la banda, los peligros de tocar en vivo y las fantasías de convertirse en los Monkees. A continuación, una versión editada de la entrevista.

CNN: ¿Con qué frecuencia escuchas el viejo material?

Mason: La respuesta es, nunca pondría voluntariamente uno de nuestros viejos discos en la casa para entretenimiento. Pero con este proyecto, todo eso cambió  —y me obligaron a punta de pistola a escuchar todo, una y otra vez (risas). En realidad, es muy interesante. Es parecido a un diario —a ver viejas fotografías. Lo que obtienes no solo es la música, también están los recuerdos que la acompañan sobre lo que estabas haciendo, y qué pasaba en el estudio, y todo lo demás.

CNN: Existe una etiqueta que se le coloca a Pink Floyd como “rock espacial”. ¿Cómo ven esa etiqueta?

Mason: Uno intenta rechazar cualquier etiqueta, es una cuestión de principios. Creo que las etiquetas tienden a reflejar cualquier cosa que hacías antes. Así que nos etiquetaron como psicodélicos —bueno, Dark Side of the Moon , fue el álbum menos psicodélico que podrías escuchar. Es terriblemente específico y mesurado y no flota en ningún lado.

Creo que estas etiquetas generalmente las ponen las personas que algunas veces no escucharon la música —algunas veces solo por ver las fotografías. Si la banda tiene cabello rizado y pantalones de campana, entonces son rock progresivo o rock espacial, y si están muy, pero muy desaseados con chalecos y jeans, entonces son una banda de R&B

CNN: También, probablemente tiene que ver con lo que fumaban o hacían cuando escuchaban el álbum.

Mason: Sí. Siempre debes tener cuidado si escuchas música country mientras tomas drogas.

CNN: Hablemos de Dark Side. ¿Estaban conscientes de que estaban creando algo diferente?

Mason: No lo creo. Mi opinión es que sabíamos que era nuestro mejor trabajo hasta ese momento. Pero como le digo a la gente, incluso si tú crees que ya hiciste el mejor disco del mundo, eso no te garantiza que el público lo sienta igual.

Lo que sucedió con Dark Side fue que estábamos de gira con él y comenzó a subir en las listas de Estados Unidos, pero en realidad estábamos de gira, así que no teníamos mucho tiempo para reflexionar y regodearnos en la gloria de ser el número uno. Era más como “¿En dónde tocamos mañana? Dallas. Está bien”. Estábamos un poco desconectados de su éxito. Lo que el éxito realmente nos trajo fue subir a otro nivel. Repentinamente pasas de tocar en teatros a tocar en arenas. Y en algunos casos, de arenas a estadios.

Así que de esa manera es como nos dimos cuenta. Algunas veces te alcanza. Si estás acostumbrado a tocar en recintos más pequeños, y repentinamente te encuentras en un estadio , no necesariamente es el mejor lugar para tocar.

CNN: Después de eso, comenzaron a tocar mucho en estadios. Eso tuvo como resultado mucha discordia. ¿Hubo un momento en el que pensaste, me gustaría regresar a tocar en clubs?

Mason: No. No creo que existiera un deseo de regresar. Pero creo que los estadios hacen sentir a muchas bandas un poco incómodas. Existe la sensación de que realmente no te conectas con la audiencia de la misma manera como lo harías (en lugares pequeños). Creo que las arenas están bien —Creo que las arenas son adecuadas para conciertos de rock. Pero los estadios, te alejan un poco. Hay demasiadas personas en la parte trasera que no escuchan.

CNN: ¿Cómo cambió la banda para ti durante los años cuando el liderazgo de la banda pasó de Syd a Roger y de Roger a David Gilmour?

Mason: Siempre me agradó la forma como funcionó. No deseo ser el líder temerario. Y algo interesante es que , creo que incluso David se sentía un poco cansado de eso cuando se encontró al mando en las últimas giras. No siempre es sencillo ser el jefe. Siento que digo lo que quiero y que soy socio de eso, y no soy un empleado.

CNN: ¿Cuál crees que sea uno de los aspectos pasados por alto de la banda?

Mason: Para ser honesto, después de todo este tiempo y con tantos lanzamientos, no hay mucho que se haya pasado por alto. Ayer le decía a una persona que me siento en una casa señorial con personas caminando alrededor de mí.

CNN: ¿Cómo está el ambiente entre ustedes?

Mason: Bien, creo. No nos hemos peleado recientemente. David y yo asistimos al concierto de Roger en Londres. Y fue muy agradable  —cenamos juntos. Hay muchas cosas que compartimos y también muchas peleas.

La realidad es que crecen juntos. El problema es que cuando empiezas en una banda piensas que todo va a ser como con los Monkees —cuatro adorables jóvenes con peinado de moptop que se la pasan corriendo. Pero cuando te casas y tienes hijos, y estás en el rock and roll, a menudo los matrimonios se separan. Las personas cambian a medida que crecen.

CNN: Y aquí estas todavía, con cuatro personas que conociste a los 18 años.

Mason: Sí, es un poco insatisfactorio (risas).

CNN: ¿Te gustaría sentarte alguna noche con una banda de R&B?

Mason: Sí. Todavía me gusta tocar música, y tocar con otras personas es fantástico. Hablaba con alguien sobre un disco de caridad que hicimos más o menos hace un año, y la sección rítmica era Bill Wyman en el bajo y yo en la batería. Conozco a Bill desde hace 35 años o algo así, y fue fantástico finalmente tocar juntos. Siempre es un poco estresante —siempre preocupado de la posible c***da  —y si lo consigues, y alguien dice, “está bien” es una sensación muy cálida

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad