Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Defensa de Conrad Murray renuncia a una de sus teorias sobre el propofol

El equipo que defiende al médico personal de la estrella del pop renunció a la teoría de que Jackson ingirió propofol
mié 12 octubre 2011 03:54 PM
murray
murray murray

El equipo de defensa del médico Conrad Murray renunció a su teoría de que Michael Jackson podría haber ingerido el anestésico quirúrgico propofol que el forense asegura mató a la estrella del pop.

Este miércoles, la defensa de Murray, quien enfrenta un juicio por homicidio involuntario, se centró en la teoría de que Jackson usó una jeringa para inyectarse la sobredosis fatal a través del catéter en su pierna izquierda mientras el médico se encontraba lejos de su cama.

Los abogados de Murray sostienen que el cantante ingirió ocho tabletas de lorazepam, un sedante, en su búsqueda desesperada para lograr dormir el día que murió.

Este miércoles, el doctor Alon Steinberg, un cardiólogo al que la fiscalía llamó como testigo experto, dio seis ejemplos de negligencia grave que cometió Murray, las cuales declaró contribuyeron a la muerte de Jackson.

“Si no hubieran ocurrido estas desviaciones, el señor Jackson seguiría vivo”, declaró Steinberg.

El forense del condado de Los Ángeles dictaminó que la muerte de Jackson el 25 de junio de 2009, fue a causa de una “intoxicación de propofol aguda”, en combinación con otros sedantes, incluido el lorazepam.

Publicidad

Los fiscales sostienen que Murray es penalmente responsable de la muerte del cantante, ya que usó el sedante para tratar el insomnio de la estrella del pop, lo que califican como una negligencia grave y una desviación extrema de la norma de cuidados que se requiere de los médicos.

Murray debe ser declarado culpable incluso si los miembros del jurado aceptan la teoría de que Jackson se autoadministró la dosis fatal, ya que el médico imprudentemente dejó los medicamentos cerca del paciente mientras no se encontraba en el lugar, declaró Steinberg.

La posibilidad de que Jackson tomara propofol surgió durante la audiencia preliminar de Murray en enero, cuando un perito de la fiscalía estuvo de acuerdo con los abogados de la defensa de que había un mayor nivel de propofol en su estómago en comparación con lo que había en su sangre, lo que sugería que eso podría haber sucedido.

Tanto los expertos de la fiscalía como de la defensa realizaron pruebas en animales desde la audiencia preliminar de enero sobre la “biodisponibilidad” del propofol si se consumía oralmente. El abogado defensor, Michael Flanagan, señaló el martes que los estudios mostraron que “cuando se consume de forma oral, el propofol no tiene biodisponibilidad”.

En otro estudio que se realizó durante el verano en estudiantes universitarios en Chile, se concluyó que “si bebes propofol, tendrá efectos insignificantes en la persona”, dijo el auxiliar del fiscal de distrito, David Walgren.

“El consumo oral de propofol no mató a Michael Jackson”, dijo Walgren.

“No vamos a realizar ninguna afirmación en ningún momento de que Michael Jackson ingirió oralmente propofol”, dijo Flanagan.  

Steinberg es el primero de los tres expertos que participarán el caso de la fiscalía.

Dentro de una semana probablemente se presenten las conclusiones en el juicio por homicidio involuntario del médico personal de Michael Jackson. 

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad