Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La familia de Jackson asiste al final del juicio contra el médico Murray

Janet Jackson y otros hermanos asistirán a la que podría ser la última semana del caso en contra del médico de la estrella del pop
lun 24 octubre 2011 12:50 PM
murray
conrad murray murray

Mientras comienza la que podría ser la última semana del juicio por homicidio involuntario del médico de Michael Jackson, Janet Jackson canceló conciertos en Australia para estar con su familia en Los Ángeles.

Los abogados del médico Conrad Murray utilizarán los siguientes cuatro días para impugnar la afirmación del fiscal de que su uso imprudente del anestésico quirúrgico, propofol, para ayudar a dormir a Jackson lo hace penalmente responsable de la muerte del icono pop.

Janet Jackson se sentó con sus padres y varios hermanos durante los primeros cinco días del juicio, pero no ha ido a la corte en casi tres semanas.

"Después de hablar con mi familia decidí que debemos estar juntos en este momento”, dijo en un comunicado, publicado el domingo en su página web, anunciando que canceló tres espectáculos en Melbourne que tenía programados para esta semana.

El promotor del concierto dijo a los fanáticos de Jackson que era "importante que Janet estuviera con su familia en este momento crítico de la audiencia".

Si su vuelo llega a Los Ángeles antes de la mañana del lunes, Jackson podrá ver las últimas horas de la declaración del testigo clave de la fiscalía, el anestesiólogo experto Steven Shafer.

Publicidad

El contra-interrogatorio de Shafer por parte de la defensa se volvió tan personal y acalorado el viernes que el juez llamó a los abogados y les ordenó que se detuvieran.

La defensa comenzará la presentación de su caso este lunes por la tarde.

Los abogados de Murray han dicho que planean llamar a unos 15 testigos, entre ellos tres médicos especialistas, un oficial de policía y varios de los pacientes de Murray de sus clínicas en Las Vegas, Nevada, y Houston, Texas.

El programa plantea que Randy Phillips, director de AEG Live, será uno de los primeros testigos de la defensa en ser llamado.

Los abogados de Murray han argumentado que Jackson fue presionado por Phillips, cuya empresa estaba promocionando sus conciertos en Londres, para mostrarse saludable y a tiempo para los ensayos, o de lo contrario el viaje podría ser cancelado.

El médico Murray dijo a los detectives que Jackson le rogó por su "leche", el apodo que daba al propofol, después de una noche de insomnio y solo unas horas antes de que muriera, por lo que el forense determinó que fue una sobredosis del anestésico quirúrgico.

Murray, en una entrevista con la policía, dijo que estaba usando sedantes para hacer que Jackson dejara su consumo de propofol, que había utilizado casi todas las noches durante dos meses para combatir su insomnio. Pero después de una larga e inquieta noche y amanecer, el lorazepam y el midazolam no tuvieron efecto, dijo Murray.

Murray dijo que cedió a las súplicas de Jackson y le dio una inyección de 25 mililitros de propofol a alrededor de las 10:40 am

Shafer testificó la semana pasada que no había manera de que Jackson recibiera sólo esa cantidad de propofol, con base en el alto nivel del medicamento encontrado en las muestras de sangre tomadas durante la autopsia.

El “único escenario” para explicar la muerte de Jackson es que recibió una sobredosis de propofol administrado a través de una vía intravenosa colocada por Murray, dijo Shafer.

El forense del condado de Los Ángeles dictaminó que la muerte de Jackson fue un homicidio, el resultado de una “intoxicación aguda de propofol” en combinación con sedantes.

La defensa sostiene que Jackson se autoadministró la dosis fatal sin conocimiento de Murray. Los fiscales, sin embargo, abrieron la posibilidad de un escenario en el que Jackson, no Murray, podría haber provocado la sobredosis.

"¿Puede descartar la posibilidad de que Michael Jackson manipuló algo para activar el flujo?", le preguntó el vicefiscal de distrito David Walgren el viernes.

"Esa es una posibilidad”, dijo el anestesiólogo Shafer. "Pero eso es suponiendo que Murray colocó la vía y dejó a Jackson solo".

“Si Michael Jackson se hubiera incorporado, hubiera visto la bomba de infusión, la hubiera abierto él mismo, esto es una consecuencia previsible de colocar una forma esencialmente peligrosa de administrar fármacos", expuso Shafer. “Eso no cambia las cosas en absoluto. Todavía se considera abandono (del paciente)”.

Jackson murió porque Murray no se dio cuenta de que su paciente había dejado de respirar mientras estaba conectado a un goteo intravenoso de propofol, declaró el anestesiólogo. El médico debería haberse dado cuenta de que Jackson había dejado de respirar, agregó.

Los registros telefónicos y testimonios demostraron que Murray estaba llamando a una de sus clínicas, a un paciente, y luego a una novia cerca del momento en que Shafer calcula que el oxígeno en los pulmones de Jackson se agotó, haciendo que su corazón dejara de latir.

"Si Conrad Murray hubiera estado con Michael Jackson durante ese período de tiempo, habría notado la respiración más lenta y el flujo de aire comprometido en los pulmones de Michael Jackson, y fácilmente podría haber apagado la infusión de propofol”, dijo Shafer.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad