Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La bailarina Elisa Carrillo: un puente del arte entre Europa y México

La primera bailarina del Ballet de la Ópera de Berlín es nombrada 'Embajadora de la Cultura en México’
lun 20 febrero 2012 11:18 AM
bailarina_belem_8
bailarina_belem_8 bailarina_belem_8

Una bailarina profesional utiliza en 15 años un poco más de 11,250 zapatillas, y la mexicana Elisa Carrillo Cabrera —quien ya lleva 22 años en el escenario— ha calzado al menos 15,840 en una carrera que la ha llevado a ser primera bailarina del Ballet de la Ópera de Berlín y que este lunes sumará una gala homenaje en México.
  
Carrillo Cabrera obtuvo las bases de su formación dancística en la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea de Bellas Artes. A los 16 años viajó a Europa con una beca ofrecida por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), instituciones públicas mexicanas que invirtieron para que Carrillo Cabrera completara su formación en el English National Ballet de Londres. 

Su desempeño académico la llevó a que a los 19 años su vida diera un giro, pues la invitaron a ser parte de la compañía alemana, donde se encuentra desde hace 12 años; inició siendo parte del cuerpo de baile, después solista y, desde hace un año, es primera bailarina, es decir, el rostro que sobresale por su nivel entre todos los bailarines.

Su participación en Europa en el 2009 como protagonista del personaje de Blanca Nieves, ha sido uno de sus grandes triunfos, ya que a sus 31 años de edad ha logrado que su nombre dé la vuelta al mundo. Sin embargo, Carrillo admite que siente tristeza por el desconocimiento que hay en el ballet clásico de la danza folclórica mexicana. Incluso, dice que decenas de personas en Europa desconocen "que tenemos una gran compañía, como lo es la Compañía Nacional de Danza".

Llegar a ser primera bailarina no ha sido fácil, dice Carrillo. "En mi caso la soledad es uno de mis mayores obstáculos, estar sin mi familia, en un país diferente y a millones de kilómetros de distancia de mi tierra, me ha costado mucho trabajo y si le sumamos la competencia que existe, es doble la cmplejidad".

Este año regresó a Alemania como la 'embajadora de la cultura de México', nombramiento que en 2010 le hizo la Cámara de Diputados; con esta representación y sus aspiraciones, desea impulsar la educación sobre el arte y dar a conocer a artistas de talla internacional. "Me abro muchas puertas al serlo, espero que esto me ayude a traer y hacer más proyectos con el apoyo de instituciones relevantes en México; quiero reflejar con esta gala que la gente tiene interés; y que si yo que tengo el vínculo en Europa es más fácil traer la cultura", comentó la bailarina originaria de Texcoco, en el Estado de México.

Publicidad

Su propio homenaje, la gala personal

Este 2012 regresa para impulsar su gala, la que presenta este lunes en el Palacio de Bellas Artes: Elisa y amigos: Los apasionados de la danza.

En esta ocasión, Elisa compartirá su homenaje con Semyon Chudin, del Ballet Bolshoi; Ashley Boider y Jared Angle, de New York City Baller; Evan McKie, del Ballet de Stuttgart, y Anastasia y Diego Matvienko, del Ballet Kirov.

Así como de 'leyendas vivas de la danza' como Vladimir Malakhov, director artístico y primer bailarín de la Ópera de Berlín, y los bailarines Mikhail Kaniskin, Lana Salenkoin, Dinu Tamazlacaru y Badja Saidakova.

Pero, la invitación al homenaje fue algo inesperado para ella, pues en sus años de trayectoria sólo la tomaron en cuenta con honores en el Auditorio Nacional para la gala de Balletissimo. Pese a esa circunstancia, afirma, que la que ocurrirá este febrero es una presentación que "llegó en el momento adecuado" porque que se encuentra en un nivel comparado con el de otros bailarines internacionales. "Es un sueño hecho realidad, siempre quise danzar en este recinto y ser reconocida, ahora me falta bailar en mi Estado de México".

Actualmente radica en Alemania con su esposo, el primer bailarín Mikhail Kaniskin, quien también participa en la gala.

"Es un orgullo para mí que Elisa sea reconocida en su país, le ha costado mucho llegar a estar donde está y me siento en el cielo a su lado. Lo ha logrado con mucho amor a la danza, pasión, entrega y disciplina. Además de que el país tiene la oportunidad de conocer a bailarines extraordinarios y conocidos mundialmente por ser los mejores", dijo su esposo.

Elisa y Mikhail bailan bajo el mismo escenario. "Trabajar con mi esposo es un todo, hay momentos donde chocamos porque estamos compartiendo el espacio todo el tiempo, ha sido difícil, pero con los años hemos aprendido a tolerar esas cosas, me ha apoyado en mi carrera tiene mucha experiencia como primer bailarín y como maestro, se entrega a mí totalmente, somos un equipo de trabajo muy lindo. El compartir el escenario con él es muy especial, lo conozco desde los 19 años y empezamos juntos y hemos crecido juntos poco a poco y apoyándonos", explicó la artista.

Pero quien también es una persona importante en la vida de Elisa Carrillo es el maestro Malakhov, quien en entrevista con CNNMéxico.com destacó que es la tercera vez que se presenta en territorio mexicano, y la segunda compartiendo la experiencia con ella, a quien conoce desde hace 10 años y reconoce su entrega al bailar. "Estoy muy feliz por ella y sus logros, este homenaje que comparte con sus amigos será recordado por siempre por ella y por el público; es excelente en su trabajo, yo la quiero como amiga y como profesional", expresó el también bailarín.

¿A dónde le llevarán sus sueños dancísticos?

Sus proyectos tienen relación con México, pues quiere regresar al país y sueña con retribuirle con su aprendizaje y experiencia en el extranjero, creando una academia de danza que desarrolle un mejor nivel de bailarines. También desea en unos años ser madre, "cuando uno tiene un bebé eres aún mejor, porque ya tienes algo especial en ti, te hace mejor bailarín", expresa.

Ha sido reconocida con premios como la condecoración con la medalla Pushkin para Sonia Amelio por parte del gobierno ruso; con roles destacados como ser la solista en la coreografía de Angelin Preijoca, lo cual la levo a ser conocida mundialmente como La Blanca Nieves mexicana; y un homenaje dentro de la gala Balletissimo.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad