Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

'Material World', un esfuerzo para conocer más a George Harrison

Olivia Harrison y Giles Martin comentan la información que el documental de Martin Scorsese revela sobre uno de los Beatles
mié 02 mayo 2012 10:51 AM
george harrison
george harrison george harrison

No siempre fue tan callado.

Contrario a su imagen popular sombría —creada en los primeros días de la beatlemania y que nunca tuvo fin— George Harrison amaba reír y hacer reír.

Después de todo, este es un hombre que hipotecó su casa para que Monty Python pudiera hacer Life of Brian (La vida de Brian), porque quería verla. "Sigue siendo el mayor costo que alguien haya pagado por un boleto de cine", bromea Eric Idle, de Python.

"Era una persona muy entretenida", dice su viuda Olivia, en una entrevista telefónica desde Friar Park, la residencia de Harrison en Oxfordshire, Inglaterra. "Era divertido y te hacía ser divertido a su alrededor y, si lo podías hacer reír, era simplemente grandioso".

Por supuesto, podía ser callado. Amaba trabajar por horas en sus jardines. Podía ser susceptible, también; y pensativo, amargo, comunicativo y anhelante.

En otras palabras, este Beatle, exBeatle, músico y entusiasta de las carreras, era un ser humano. (¿No sabías sobre las carreras de automóviles?)

Publicidad

Como revela el documental George Harrison: Living in the Material World (George Harrison: viviendo en el mundo material) de Martin Scorsese, el músico no se encasillaba fácilmente y le encantaba burlarse de los clichés.

Después de todo, participó alegremente en el documental falso sobre  —una parodia de los Beatles— cuyos personajes incluían a un representante que amaba los pantalones pegados llamado Leggy Mountbatten; la película Yellow Submarine Sandwich, y una esposa descrita como "una joven alemana simple cuyo padre había inventado la Segunda Guerra Mundial".

Harrison interpretó a un reportero presente en el saqueo de las oficinas de los Rutles.

Material World, que se estrenó en otoño pasado en HBO (cuya empresa matriz también es dueña de CNN) y ha estado promocionándose en todo el mundo, fue lanzado en video el 1 de mayo.

CNN habló con Olivia Harrison y el productor musical del documental, Giles Martin, hijo del productor de los Beatles, sir George Martin (según Giles, sir George es un hombres 86 años "grandioso" que "realmente disfruta de su jubilación").

Lo siguiente es una versión editada y condensada de la entrevista.

CNN: A menudo, la gente no se da cuenta del gran sentido del humor que tenía George. Fue conocido como "el Beatle callado", el "Beatle místico". Me pregunto si alguno de ustedes tiene historias sobre su humor.

Olivia Harrison: Era travieso. Le gustaba mucho molestar a la gente. Estaba tan acostumbrada a que me tomara el pelo; me tomaba el pelo cada día. Creo que lo conocía. Y él decía: 'Eres tan fácil de molestar'. Hacía algún comentario malo solo para que yo empezara a protestar. Y era divertido y te hacía ser divertido a su alrededor y, si lo podías hacer reír, era simplemente grandioso.

CNN: ¿Y tú, Giles?

Giles Martin: Yo era un niño (cuando fui) al Estadio Wembley para ver a Simon and Garfunkel. Estaba parado en los urinarios, un poco avergonzado, y dijo: '¿Necesitas ayuda?'. Me había visto con mis padres, pero no lo reconocí… (Cuando se fue, el extraño comenzó a hablar con los padres de Giles). Ellos dijeron: 'George, ¿ya conociste a mi hijo Giles?'. Él contestó: 'Sí, orinamos uno junto al otro'.

No había pompa y circunstancia con él. Y cuando venía a (grabar a) Abbey Road, no había alfombra roja. Quería que todos fueran tratados igual.

CNN: ¿Qué crees que hubiera hecho George si no hubiera tocado música? Amaba la jardinería y las carreras de automóviles.

Harrison: No tengo idea. Siempre dijo que no sabía de que hubiera hecho si no hubiera sido un músico. No tenía idea. Decía que hubiera sido un total fracaso. No tenía idea de cómo hacer otra cosa.

Creo que hubiera encontrado algo, pero no creo que estuviera destinado a hacer algo más. Cuando no puedes hacer algo más, eso es lo que eres. Si tienes que pintar, escribir, crear música, eso es lo que eres. No tienes otra opción. Y realmente sentía que no tenía otra opción.

CNN: Así que no se veía dejando la guitarra y convirtiéndose en un arquitecto.

Harrison: Oh, creo que sí lo hacía. Y lo hizo, también. Pero a una edad temprana, si no hubiera sido músico, no había opción de no serlo. Así es como era.

CNN: En el filme hablas sobre los jardines en Friar Park y cuánto esfuerzo y amor ponía en ellos.

Harrison: Y no solo era aquí, era en general. Es divertido: la raíz de George es geo, que significa "de la tierra". Y eso es; de nuevo, eso es lo que era. Amaba estar con la naturaleza.

CNN: Giles, la música para el documental viene de diversas fuentes. ¿Qué retos tuviste al producirla?

Martin: Marty (Scorsese) quería la canción All Things Must Pass, una pista clásica de un álbum clásico, pero fue hecha para vinilo. Si la tocas en el cine, no se escucha de la misma manera en la que la recuerdas. Suena pequeña. Así que destruyes todo y lo ensamblas para que suene como crees que deberías recordarla. Eso es un reto, porque tienes que dar el máximo respeto a la creación original y al mismo tiempo debes unir los recuerdos de todos de la manera correcta.

CNN: Olivia, ¿usualmente George ponía segundas intenciones cuando escribía canciones?

Harrison: Hay muchas canciones que observo y digo: 'Oh, sí'. Expresaba sus emociones en sus canciones. Realmente no las manifestaba mucho en su vida diaria. Se las guardaba, creo. A veces era difícil hablar con él sobre ciertas cosas, y luego escribía una canción.

Yo decía: '¿Cómo puedes hacer eso? ¿Cómo puedes poner todos tus pensamientos y tu ser en una canción?' Yo jamás podría hacer eso. Así es como era; cómo son los artistas. Desnudan sus almas para ti. ¿Segundas intenciones? Creo que había muchas.

CNN: ¿Cuál ha sido la reacción a la película desde su estreno?

Harrison: Ha sido extraordinaria. Fuimos a Mumbai, al festival de cine, (y) para ellos, ver material de George paseando en un rickshaw en India —no como turista, sino participando en la vida diaria allí— los hizo felices. Fue una gran respuesta. Va a estar en todo el mundo, en el Festival de Cine de Estambul, y va a estar en Roma.

Es un documental reflexivo. Evoca algo en todos nosotros. ¿Qué estamos haciendo? ¿Lo estamos haciendo bien en nuestras vidas? ¿Estamos haciendo un esfuerzo suficiente? Y creo que toca ese acorde en las personas.

CNN: Creo que el final es una de las cosas más conmovedoras que he visto.

Harrison: Tratamos de terminar el documental en una forma diferente, pero Marty trató muchos finales diferentes y dijo: 'No, ese es. Eso fue lo que pasó. Ese es el fin de una vida'. Creo que es un documental sorprendente, te lleva a lugares que no esperabas. Ciertamente no esperas que sea tan profundo. Yo no lo esperaba. Creo que es un tributo real para Marty, porque pudo capturar eso.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad