Publicidad
Publicidad
  • vacacionar artico.jpg
  • comidas estadios NFL.jpg
  • bmw-x5-portada.jpg
  • hoteles antes de morir.jpg
  • errorafeitar01.jpg
  • mickey mouse.jpg
  • canciones-hombres.jpg
  • portada.jpg

Las empresas mexicanas son conservadoras y muy orgullosas

Fallan comúnmente en identificar que necesitarán en el futuro, dice socio consultor de Strategy&; ser abierto y trabajar en equipo es la mejor forma de construir una estrategia de negocios.
“Hay que creer en nosotras mismas. La mujer tiene dotes intelectuales extraordinarios para ejercer cualquier puesto”, dice Angélica Fuentes, presidenta del consejo de Grupo Omnilife Angelíssima Chivas. (Foto: Getty Images)
consejo

Las empresas de México y América Latina son son conservadoras y orgullosas, y su principal falla "es que no saben qué van a necesitar en el futuro", explica Ken Favaro, socio de la consultora de gestión Strategy& (antes Booz & Company).

"Muchas cosas están cambiando en México, sobre todo para las compañías grandes, para las que la competencia se pone cada vez más intensa y deben innovar", dice Favaro en entrevista con Expansión.

Sin embargo, tienen un par de obstáculos para alcanzar la innovación: son muy conservadoras y tienen una figura de autoridad muy fuerte.

El consultor ha dedicado las últimas tres décadas de su carrera al desarrollo e implementación de estrategias de negocio , sobre todo, en empresas maduras del sector financiero, salud y consumo.

Un prejuicio muy difundido es que las grandes empresas mexicanas son muy conservadoras, ¿eso les impide ver los huecos de su estrategia?

Totalmente. Mientras más grande es la compañía, es más difícil innovar . Es algo que me gustaría ver en las empresas del país, pero en lugar de eso veo más compañías trayendo innovación de fuera. Sucede como en China, un país que si quiere desarrollarse de verdad tiene que dejar de copiar al mundo occidental, empezar a innovar por ella misma y exportar su innovación. Ésa es la señal de que un país ha madurado económicamente.

Publicidad

¿Las compañías mexicanas son suficientemente abiertas para admitir qué les falta o se confían demasiado de lo que hacen bien?

El orgullo puede estorbar en ocasiones. Creo que la figura de autoridad en las compañías mexicanas es mucho más fuerte que en las estadounidenses. Aunque ninguna está exenta de fallas. Lo cierto es que en México las empresas tienen más dificultades porque hay demasiado orgullo de por medio. Para reconocer los errores se tiene que dejar la soberbia de lado, reconocer las fallas y determinar cuáles debes atender de inmediato y cómo.

¿Cómo se debe lidiar con las fallas una vez que son descubiertas?

Cuando alguien prepara una estrategia para los próximos seis, 12 o 18 meses, lo mejor es tomar la decisión en equipo. Por definición cualquier toma de decisiones implica un punto ciego por lo que trabajar juntos es una de las mejores prácticas.

¿Qué personas pueden ayudarte a ver los huecos que tiene tu estrategia?

Tu jefe, tus consejeros y tu equipo. Tener un diálogo abierto siempre ayuda a descubrir los huecos de una estrategia. Tu equipo debe estar presente, porque, a su vez, ellos lo permearán a sus colaboradores y así sucesivamente. Los líderes más progresistas no tienen miedo de que todos conozcan su estrategia.

Publicidad

Es difícil, porque se supone, por error, que un CEO debe tener todas las respuestas. Los consejos de administración no quieren a un director que llegue y haga preguntas. Esperan que él dé las respuestas. De ahí que muchos líderes teman admitir que necesitan ayuda para encontrar una solución a los huecos de su estrategia.

Como líder necesitas a alguien que te diga qué debes hacer para no perder vigencia.

Las empresas no pueden ser estáticas en su estrategia. Sin embargo, casi siempre quieren mantenerse en la misma línea porque les ha funcionado por años. Luego se sorprenden cuando ya no funciona lo que hacen y cuando se dan cuenta, ya no pueden ajustarse suficientemente rápido ni bien a lo que exige el mercado.

¿Qué pierden de vista las empresas con estas malas prácticas?

Quieren elegir entre la ejecución y la estrategia, pero es imposible una sin la otra. Si sólo te concentras en tener resultados, no te vas a preocupar por lo que le gustaría tener al consumidor o en cómo está cambiando el mundo.

Best Buy es un gran ejemplo. Era una compañía que tenía un desempeño muy bueno hasta que ya no. El mundo cambió más rápido que la empresa. La firma se enfocó en las tiendas físicas, cuando las personas ya estaban comprando por internet. No pudo reaccionar a tiempo.

Publicidad

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad