Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Carta de los defensores de animales

-
mié 25 febrero 2009 07:41 PM

El lunes 23 de febrero entró un "comando" encapuchado al departamento alquilado por el protector de animales Javier Cervantes en Jaltenco, Estado de México. El comando procedió a masacrar a los animalitos que se encontraban bajo su cuidado (al menos 52 perros y 20 gatos) con machetes y tubos con picos. Estos individuos también llevaban armas largas, aunque no dispararon.

Se desconoce el número exacto de víctimas, ya que muchos pudieron escapar. Entre los que escaparon hay varios heridos y hospitalizados, así como varios perdidos (se reportó una perrita con la pata cortada por un machete, que aún no se ha localizado). También golpearon salvajemente a un amigo de Javier, quien acudió al lugar para auxiliar a los animales. Esta persona fue maniatada y secuestrada durante varias horas.

Esta no era la primera vez que Javier recibía amenazas de muerte, y de hecho estaba a punto de mudarse.

Una nota del 24 de febrero de El Universal retoma argumentos del Presidente Municipal de Jaltenco, Germán Romero Lugo, quien afirma que Javier vendía la carne de sus perros a taqueros, lo que se "comprobó"  al mostrar que el refrigerador del departamento estaba lleno de carne. Estas acusaciones las desmienten formalmente los que conocen Javier, quien es un comprometido defensor de animales. Obviamente, esta "prueba" fue plantada por los mismos agresores.

Los testigos reportan que los policías que se encontraban presentes impidieron la entrada al lugar durante la masacre y no hicieron nada por detenerla, lo que nos lleva a creer que los atacantes estaban coludidos con la policía.

Más allá de las acusaciones sin fundamento contra Javier, y aun si la presencia de los animalitos constituía un problema, NADA JUSTIFICA LA MASACRE DE ANIMALIES INOCENTES, los cuales sufrieron horriblemente, como lo confirma el testigo golpeado.

Publicidad

Más allá del horror del caso, no escapa a nuestra atención que estos hechos revelan el pésimo estado de nuestra sociedad, donde no se respeta ley, y las autoridades permiten y encubren hechos de barbarie, crueldad y monstruosidad como este.

Los protectores queremos expresar nuestro inmenso DOLOR E INDIGNACIÓN, exigimos el ESCLARECIMIENTO DE LOS HECHOS y expresamos absoluto apoyo a nuestro compañero Javier. Además solicitamos que se le dé un seguimiento mediático honesto a esta situación y se invita a la sociedad mexicana a manifestarse en este sentido.

Atentamente,

Los protectores de México

Monique Pouchet

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad