Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Un lunch sano y divertido es posible

El gran reto es mandarle a los niños una colación suficiente, nutritiva y que se les antoje; la nutrióloga Cecilia García nos da tips para que no cambien una comida saludable por unas papas.
Evita que los niños terminen consumiendo comida chatarra. Con un refrigerio sano y divertido los convencerás(Foto: Archivo Notimex)
escuelas comida chatarra (Foto: Archivo Notimex)

Cuatro menús que a cualquiera conquistan

Sin Pie de Foto

Saludable y con amor

Sin Pie de Foto
(Fotografía: Jorge Garaiz)
Sin Pie de Foto

Con postre ‘picosito’ para alegrar el recreo

Sin Pie de Foto
(Fotografía: Jorge Garaiz)
Sin Pie de Foto

Un recreo con estrella

Sin Pie de Foto
(Fotografía: Jorge Garaiz)
Sin Pie de Foto

‘Acelera’ su buena nutrición

Sin Pie de Foto
(Fotografía: Jorge Garaiz)

Típica escena: el niño abre su lonchera e inmediatamente empieza a negociar con el vecino.

La mamá cree que su hijo comió pepinos cuando en realidad comió unos Totis con salsa picante.

La nutrióloga Cecilia García Schinkel nos recomienda ofrecer a los niños alimentos crujientes, saladitos y en formas originales que los harán más atractivos. Es importante incluir grasas saludable como los ácidos grasos omega 3 y omega 6, que fomenta la buena función del cerebro.

Recomendaciones para tener en cuenta:

Publicidad

- Incluye pequeñas cantidades de diferentes opciones. Las porciones chicas son más fáciles de comer en recreo.

-Les encanta 'sopear', así que incluye dip de yogurt, hummus o chile con limón para la verdura.

-Usa fruta deshidratada en lugar de frituras.

-Nos uses siempre pan para el sándwich, cambia por un wrap de pan árabe o una tortilla de harina integral.

-Escoge carnes frías y quesos bajos en grasa y sodio.

-Incluye verdura en todos los sándwiches o wraps.

-Si vas a incluir productos perecederos, pon en la lonchera un gel de hielo o congela un tetrabrick de jugo, para el momento que lo beban estará templado y la comida se habrá conservado.

-Usa cortadores de galleta con figuras divertidas para cortar el pan, el jamón y el queso. Dibuja caritas con jitomate y aceitunas.

-Pon una 'sorpre' como una calcomanía o un chocolate.

-Si tus hijos son pequeños, en lugar de usar palillos para hacer brochetitas, une los ingredientes con algún elemento comestible, como un licorice.

-Acostumbra a los niños a beber agua natural . Otras buenas opciones son jugo de tomate, leche de soya sin azúcar añadida o agua de fruta con poca azúcar. De vez en cuando también puedes mandarles un cuartito de leche de vaca.

 

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad