Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

‘Vías demoradas’ para Grupo México

La empresa quiere escindir su negocio de transporte, pero enfrenta un obstáculo; su objetivo está en manos de un tribunal luego de una objeción añeja de la CFC.
jue 31 marzo 2011 06:00 AM
ITM no podrá cotizar por su cuenta en la BMV hasta que un tribunal falle a favor de la fusión entre Ferromex y Ferrosur. (Foto: Especial)
Grupo Mexico transporte (Foto: Especial)

En noviembre de 2005, la asamblea de accionistas de Grupo México formalizó que Carlos Slim, a través de Grupo Carso y Sinca Inbursa, se convertía en propietario de 25% de la división Transporte de la firma. Desde ese momento, Germán Larrea y su equipo acariciaron la idea de cotizar por separado del resto del grupo las acciones de Ferromex y Ferrosur a través de Infraestructura y Transportes México (ITM).

Parte de los recursos obtenidos por esta Oferta Pública Inicial (IPO) servirían para compensar la inversión que Slim hizo hace cinco años , lo que significaría la salida de Sinca Inbursa de ITM, dice en un reporte Victoria Santaella, de Santander Investment. Los recursos también se destinarían a maquinaria y logística.

La colocación podría concretarse en el segundo semestre de 2011, según analistas de Santander, Ixe y Actinver.

Pero el plan sigue detenido por la objeción añeja de la Comisión Federal de Competencia (CFC) de autorizar la consolidación de Ferrosur en ITM (Ferromex y Ferrosur operan más de 47% de la carga transportada por tren en México, según la SCT).

Ahora, el caso está en manos de un tribunal colegiado que, prevé  Juan Rebolledo Gout, vicepresidente de Relaciones Internacionales, podría fallar a favor del conglomerado: “Han perdido todo (CFC) y están a punto de perder la última (sentencia)”.

De ser así, la próxima parada sería el mercado de valores . “Habrá que ver el valor de la empresa y su plan de negocios”, precisa Rodrigo Heredia, de Ixe.

Publicidad

La colocación de ITM permitiría a Grupo México obtener recursos de entre 1,000 y 1,500 millones de dólares (mdd), dicen analistas. Se trata de una de las ofertas de mayor envergadura, sólo comparable con la de la constructora española OHL, que en 2010 recogió de los mercados 800 mdd.

Rebolledo Gout, segundo de a bordo después de Larrea, explica que el atractivo es el mercado ferroviario , que de 2009 a 2010 creció 18.4%, según la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF).

Publicidad
Publicidad